En directo
    Política
    URL corto
    0 131
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú lamenta las sanciones de la Unión Europea en su contra por el supuesto envenenamiento del opositor Alexéi Navalni, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    Este 15 de octubre la UE formalizó las medidas restrictivas contra seis personas y una entidad de Rusia por el caso Navalni.

    "Lamentamos este paso hostil deliberado respecto a Rusia, esta decisión del Consejo de la UE daña las relaciones con nuestro país", dijo Peskov.

    Indicó que "la decisión de poner las relaciones entre la UE y Moscú en dependencia de una persona que se considera por Europa el líder de una oposición, por supuesto, no causa más que lástima".

    El portavoz del Kremlin añadió que Moscú analizará la situación y actuará en conformidad con sus propios intereses.

    Al mismo tiempo, Peskov refutó las informaciones sobre la creación de un grupo en la administración presidencial para desacreditar a Navalni.

    Por su parte, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que las aclaraciones de la Unión Europea (UE) sobre las nuevas sanciones impuestas a funcionarios y entidades rusas rayan en lo absurdo.

    "Las explicaciones de la UE, con las que pretende argumentar sus decisiones, rayan en lo absurdo, nadie aporta pruebas reales y son inadmisibles los intentos de valerse del prestigio de la Organización de las Naciones Unidas para ocultar objetivos políticos deshonestos", dijo a la prensa.

    La diplomática advirtió que las sanciones antirrusas no quedarán sin respuesta.

    "Por cierto que esas medidas no quedarán sin respuesta de Moscú, llamamos a la UE a volver al marco legal, dejar de dividir a los países en dignos e indignos del estatus de socio geopolítico y apostar por una cooperación estable y no por la confrontación", apuntó la portavoz.

    Además, Zajárova añadió que desestabiliza las relaciones de confianza entre Rusia y Alemania.

    "El Gobierno alemán socava el marco de las relaciones de confianza que fue construido durante decenas de años, con las bases sentadas por la URSS y la República Democrática Alemana", afirmó Zajárova a la prensa.

    Señaló además que las palabras del ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, de que lo ocurrido con Navalni no es un tema de las relaciones de Berlín y Moscú, son un "truco táctico".

    Maas dijo con anterioridad a Sputnik que el incidente con Navalni no es un tema de la agenda bilateral de Alemania y Rusia, dado que concierne a toda la comunidad internacional.

    Zajárova subrayó también que Moscú rechaza las palabras del ministro de que los representantes del poder ejecutivo de Rusia habrían afirmado que Navalni se envenenó a sí mismo.

    "Es una pura mentira. Nadie nunca hizo tales declaraciones", dijo la diplomática.

    Macron, dispuesto a dialogar con Rusia

    A su vez, el presidente francés, Emmanuel Macron, informó que, a pesar de las sanciones adoptadas contra Rusia con motivo de lo ocurrido con el opositor Alexéi Navalni, sigue siendo partidario del diálogo con Moscú.

    "Sigo creyendo en un diálogo transparente, pero exigente, con Rusia. Rusia es nuestro vecino, pero no renunciaremos a nuestros principios, especialmente cuando se trata de las armas químicas", dijo Macron en una rueda de prensa celebrada en Bruselas antes del inicio de la Cumbre de la UE.

    Las medidas restrictivas de la UE entran en vigor el día de su publicación y apuntan:

    • al jefe del departamento de política interior del gabinete presidencial, Andréi Yarin;
    • al jefe adjunto del gabinete presidencial, Serguéi Kirienko;
    • al representante del presidente de Rusia en Siberia, Serguéi Meniaylo;
    • al director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, Alexandr Bórtnikov;
    • a los viceministros de Defensa Pável Popov y Alexéi Krivoruchko,
    •  al Instituto Estatal de Investigación Científica en Química Orgánica y Tecnología.

    Los cancilleres de los países de la Unión Europea reunidos el 12 de octubre en Bruselas tomaron la decisión política de imponer sanciones en relación con el caso Navalni para presionar a Rusia para que investigue lo ocurrido.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok. Mientras que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características a ese agente letal.

    Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    El propio Navalni ya recibió el alta médica del hospital alemán Charité el 22 de septiembre. El opositor había sido transportado a Alemania desde Rusia el pasado 22 de agosto después de pasar dos días en un hospital de la ciudad rusa de Omsk, donde había sido ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la ciudad rusa de Tomsk. 

    Etiquetas:
    Rusia, UE, sanciones, Alexéi Navalni
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook