En directo
    Política
    URL corto
    Investigación del caso Navalni (105)
    0 245
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — La Unión Europea formalizó las medidas restrictivas contra seis personas y una entidad de Rusia por el supuesto envenenamiento del opositor Alexéi Navalni, según dicta el Diario Oficial del bloque comunitario.

    "El uso de armas químicas constituye una grave violación del Derecho internacional (...) en este contexto, y habida cuenta de la amenaza continua que plantean la proliferación y el uso de armas químicas, deben incluirse seis personas y una entidad en la lista de personas físicas y jurídicas, entidades y organismos sujetos a medidas restrictivas que figura en el anexo I del Reglamento [UE] 2018/1542", dice el documento fechado el 2 de octubre.

    El reglamento entra en vigor el día de su publicación.

    Las nuevas sanciones afectan a otros seis ciudadanos de Rusia, incluidos:

    • el director del FSB, Alexandr Bórtnikov;
    • el jefe adjunto del gabinete presidencial, Serguéi Kirienko;
    • el jefe del departamento de política interior del gabinete presidencial, Andréi Yarin;
    • el representante del presidente de Rusia en Siberia, Serguéi Meniaylo;
    • los viceministros de Defensa de Rusia, Pável Popov y Alexéi Krivoruchko.

    Las sanciones se extienden también al Instituto ruso de Investigaciones de Química Orgánica y Tecnología.

    Las sanciones "por la propagación y el uso del arma química" de la UE se aplican actualmente a nueve personas: cinco vinculadas con las autoridades de Siria y cuatro supuestamente involucradas en el uso de una sustancia tóxica contra Serguéi y Yulia Skripal en 2018, así como a una organización siria.

    A su vez, el Gobierno británico anunció que se suma a las sanciones de la UE contra seis altos funcionarios rusos por el supuesto envenenamiento de Navalni.

    "El Reino Unido aplicará las sanciones anunciadas por la Unión Europea contra seis personas y una organización", indicó el Ministerio de Exteriores del país monárquico en un comunicado. 

    Por su parte, la canciller noruega, Ine Erikson Soereide, informó a la compañía de televisión NRK que Noruega se unirá a las sanciones que la UE impone a Rusia por el envenenamiento de Navalni.

    "Noruega se une a las medidas de la Unión Europea relativas al uso del arma química", dijo.

    Los cancilleres de los países de la Unión Europea reunidos el 12 de octubre en Bruselas tomaron la decisión política de imponer sanciones en relación con el caso Navalni.

    El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo días antes que Rusia podría dejar de tratar con la Unión Europea, puesto que "las personas que responden por la política exterior de Occidente no comprenden la necesidad del trato respetuoso", también declaró que la Unión Europea se porta de un modo inadmisible en el caso Navalni.

    La UE presiona a Rusia para que investigue lo ocurrido con Navalni.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok. Mientras que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características a ese agente letal.

    Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    El propio Navalni ya recibió el alta médica del hospital alemán Charité el 22 de septiembre. El opositor había sido transportado a Alemania desde Rusia el pasado 22 de agosto después de pasar dos días en un hospital de la ciudad rusa de Omsk, donde había sido ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la ciudad rusa de Tomsk.

    Sanciones sobre Libia

    Asimismo, la UE incluyó al empresario ruso Evgueni Prigozhin en la lista de sanciones relacionadas con la situación en Libia, según el Diario Oficial del bloque comunitario.

    "El Consejo sigue profundamente preocupado por la situación en Libia, y especialmente por los actos que amenazan su paz, su seguridad o su estabilidad, incluidas las violaciones del embargo de armas impuesto por las Naciones Unidas. En este contexto, debe incluirse a una persona implicada en tales actos", dice el documento publicado este 14 de octubre.

    En la lista de personas y entidades sujetos a medidas restrictivas impuestas por la situación en Libia, según el documento, ahora figura también Prigozhin, al que la UE identifica como "un empresario ruso con vínculos estrechos, en particular económicos, con la empresa militar privada Wagner Group".

    "De este modo, Prigozhin está implicado en las actividades de Wagner Group en Libia, que amenazan la paz, la estabilidad y la seguridad del país, y presta apoyo a tales actividades", subraya.

    Se precisa que "la empresa Wagner Group está implicada en múltiples y repetidas violaciones del embargo de armas a Libia, (...) en particular en el suministro de armas y en el despliegue de mercenarios en Libia en apoyo del Ejército Nacional de Libia".

    "Wagner Group ha participado en múltiples operaciones militares contra el Gobierno de Unidad Nacional respaldado por las Naciones Unidas y ha contribuido a dañar la estabilidad de Libia y socavar un proceso pacífico", afirmó la UE.

    Las sanciones entran en vigor el día de su publicación.

    A su vez, el empresario ruso Evgueni Prigozhin lamentó la decisión de la UE de aplicar sanciones en su contra que lo obligarán a cerrar sus proyectos comerciales en países europeos.

    "Por supuesto, estoy muy deprimido por las sanciones, porque tendré que cesar mis numerosos proyectos comerciales en países de la Unión Europea", dijo citado por el servicio de prensa de su grupo empresarial Concord.

    Prigozhin señaló que debido a las sanciones "ya no nos veremos tanto con mis amigos del Parlamento Europeo, muchos de los cuales son personas muy decentes que, como yo, comparten los valores conservadores y me apoyan plenamente".

    El empresario ruso afirmó que no tiene negocios en Libia.

    "No tengo proyectos comerciales en Libia, estoy extremadamente preocupado de que allí sigan retenidos los ciudadanos rusos Maxim Shugaléi y Samer Sueifan", agregó en referencia a los dos hombres arrestados en Trípoli en mayo de 2019 por un intento de injerencia en las elecciones y por reunirse con Saif al Islam, hijo de Muamar Gadafi.

    El embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, denunció en septiembre pasado que las informaciones "montadas" del Grupo de Expertos de la ONU sobre Libia de que compañías de seguridad privadas rusas apoyan a las fuerzas del mariscal libio Jalifa Haftar, se divulgan con el objetivo de desprestigiar a Rusia.

    Nebenzia puntualizó que los países occidentales mantienen silencio sobre la presencia de sus propios mercenarios en Libia.

    Tema:
    Investigación del caso Navalni (105)
    Etiquetas:
    Alexéi Navalni, sanciones, UE, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook