En directo
    Política
    URL corto
    Investigación del caso Navalni (105)
    0 120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los planes de la UE de aprobar sanciones contra Moscú a causa del incidente con el opositor Alexéi Navalni son un ejemplo de una "infamia total", con la que pretenden lacerar nuevamente a Rusia, declaró el senador ruso Vladímir Dzhabárov.

    El 7 de octubre los ministros de Exteriores de Francia y Alemania comunicaron que presentarán ante la UE sus propuestas de sanciones en relación con el caso de Navalni. Según Le Monde, las nuevas restricciones serán impuestas a funcionarios de la administración presidencial, los organismos de seguridad y al  Instituto de Investigaciones Científicas de Química Orgánica y Tecnología ruso, donde se cree fue desarrollado el Novichok.

    "Se trata de una infamia total, que supera las fronteras del sentido común, es algo sin pies ni cabeza", dijo el senador.

    Para el parlamentario ruso, se trata de una acción de turno "realizada con el objetivo de reforzar las sanciones en contra de Rusia y asestarle un golpe".

    Dzhabárov recordó que ni la clínica Charité de Berlín, ni los médicos de Omsk presentaron ninguna prueba de que Navalni hubiera sido envenenado.

    "Y sale la OPAQ, que no tiene nada que ver con el envenenamiento, y declara que se trata de una sustancia con características similares al Novichok, cuyos componentes pueden encontrarse en cualquier despensa cacera", recalcó el funcionario.

    La lista de sanciones de Francia y Alemania se examinará en la reunión de los ministros de Exteriores de la Unión Europea programada para el próximo 12 de octubre, agrega el diario.

    La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, declaró la víspera que Moscú responderá de manera simétrica si la UE impone sanciones a Rusia por el caso del opositor.

    Navalni fue trasladado a Berlín desde Rusia el 22 de agosto después de pasar dos días en un hospital de la ciudad de Omsk, donde fue ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la ciudad de Tomsk.

    En el hospital de Omsk, Navalni fue inducido a un coma y, ante un cuadro clínico similar al de un envenenamiento, fue tratado con atropina, medicamento que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos. Sin embargo, los médicos de Omsk luego le diagnosticaron un trastorno metabólico.

    Por su parte, los médicos del hospital universitario Charité en Berlín, donde recibía tratamiento Navalni, afirmaron que el opositor fue envenenado. El 22 de septiembre Navalni fue dado de alta tras pasar en el hospital de Charité 32 días, 24 de ellos en cuidados intensivos.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok, una sustancia prohibida por la Convención sobre las Armas Químicas.

    El 6 de octubre, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características al Novichok, pero que no está incluida en la lista de sustancias químicas prohibidas.

    Moscú califica de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y espera respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    Tema:
    Investigación del caso Navalni (105)
    Etiquetas:
    sanciones, Alexéi Navalni, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), UE, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook