En directo
    Política
    URL corto
    Disturbios en Kirguistán tras las elecciones parlamentarias (55)
    0 0 0
    Síguenos en

    BISKEK (Sputnik) — El presidente de Kirguistán, Sooronbái Zheenbékov, expresó su disposición a dejar su cargo una vez que se aprueben nuevos jefes de los órganos ejecutivos y el país tome el camino de la legalidad.

    "Necesitamos devolver la situación actual al orden legal lo antes posible. Una vez que se nombren los jefes legítimos de los órganos ejecutivos y el país regrese al orden jurídico, estaré listo para dejar el cargo de presidente de la República de Kirguistán", dijo Jeenbekov, citado por su servicio de prensa.

    Subrayó que "ningún cargo supera la integridad del Estado, la unidad del pueblo y la tranquilidad de la sociedad" al agregar que la situación política en el país "alcanzó su punto crítico".

    Protestas en Kirguistán
    © AP Photo / Vladimir Voronin
    "Llamo a todas las fuerzas políticas a mantener la paz y la tranquilidad en el país, no dividir al pueblo y la sociedad. Qué el Todopoderoso otorgue sabiduría y paciencia a todas las fuerzas políticas", declaró el jefe de Estado.

    Además, Jeenbekov declaró está listo para destituir al primer ministro y a los miembros del Gobierno que trabajaron antes de la crisis para legitimar el nombramiento de nuevos.

    El domingo pasado, Kirguistán celebró elecciones legislativas al término de las cuales, de acuerdo con los resultados preliminares, los partidos progubernamentales Birimdik y Mekenim Kirguistán obtuvieron la mayoría de los escaños en el Parlamento con el 24,52 y el 23,89% de los votos, respectivamente.

    El lunes, miles de seguidores de los partidos opositores, que no superaron el umbral electoral del 7%, se echaron a la calle en Biskek para denunciar numerosas irregularidades en la votación y exigir la repetición de los comicios.

    Las protestas derivaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Según el Ministerio de Salud kirguís, al menos una persona murió y más de 1.000 sufrieron lesiones en los disturbios.

    En la noche del lunes, los manifestantes ocuparon varias oficinas públicas, incluidas las sedes del Parlamento, el Gobierno y el ayuntamiento de Biskek. También lograron que el Comité de Seguridad Nacional excarcelara a varios políticos presos, entre ellos el expresidente Almazbek Atambáev (2011-2017), el ex primer ministro Sapar Isákov (2017-2018) y el exdiputado Sadir Zhapárov.

    El presidente Zheenbékov denunció un intento de toma violenta del poder e instó a poner fin a los disturbios, pero pidió a la autoridad electoral investigar las denuncias de irregularidades, lo que derivó en la invalidación de los resultados oficiales.

    El martes el primer ministro de Kirguistán Boronov presentó su dimisión. El mismo día los líderes opositores crearon un consejo de coordinación y postularon a Zhapárov como primer ministro y el Parlamento confirmó su candidatura en una sesión extraordinaria.

    Varios opositores no aceptaron esa candidatura y crearon su propio consejo de coordinación. Además exigieron la dimisión del presidente de Kirguistán y la disolución del Parlamento.

    Tema:
    Disturbios en Kirguistán tras las elecciones parlamentarias (55)
    Etiquetas:
    Sooronbái Zheenbékov, Kirguistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook