En directo
    Política
    URL corto
    Investigación del caso Navalni (105)
    12344
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia lamenta que Alemania haya lanzado una campaña acusando a Rusia en el caso del opositor ruso,Alexéi Navalni y la trasladó a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sin presentar ninguna prueba, declaró el representante permanente de Rusia ante el organismo, Alexandr Shulguín.

    "El Gobierno de Alemania en lugar de establecer canales normales de interacción bilateral para averiguar las razones de lo sucedido y entablar un diálogo con nuestra Fiscalía General, prefirió lanzar una campaña acusando a Rusia sin presentar ninguna prueba y traspasarla a la OPAQ sin presentar ningún material; esto es lamentable", dijo Shulguín interviniendo en la 95 sesión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ.

    Según el alto funcionario, el objetivo de la campaña en torno a Navalni es "crear un pretexto artificial para imponer otro tramo de sanciones" contra Rusia.

    También cuestionó cómo los médicos alemanes hallaron una sustancia del grupo Novichok en los análisis del opositor ruso, dado que Berlín declaró anteriormente que no había sintetizado las sustancias de acción neuroparalizante.

    Además, Shulguín destacó que Moscú no tiene nada que justificar con respecto al caso del activista ruso, sobre todo, ante los países que "afirman categóricamente y sin pruebas que Rusia es presuntamente responsable de envenenar a Navalni".

    "Rusia no acepta una conversación basada en ultimátums y amenazas, estamos dispuestos a cooperar, pero sólo sobre una base de igualdad y respeto mutuo", concluyó el diplomático.

    Moscú está asombrada por cómo se desarrolla la situación en torno al supuesto envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalni en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), declaró el representante permanente de Rusia ante el organismo, Alexandr Shulguín.

    "Es especialmente sorprendente cómo se desarrolla la situación con el llamado envenenamiento del ciudadano ruso Alexéi Navalni en La Haya", dijo Shulguín en su discurso en la 95 sesión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ publicado en Facebook.

    La OPAQ declaró que en el organismo de Navalni fue hallada una sustancia análoga por sus características al Novichok, pero que no está incluida en la lista de sustancias químicas prohibidas.

    El 22 de septiembre el opositor político Alexéi Navalni fue dado de alta del hospital universitario Charité, tras pasar allí 32 días, 24 de ellos en cuidados intensivos.

    Navalni fue trasladado a Berlín tras haber pasado dos días en un hospital de Omsk, en Siberia, luego de que perdiera el conocimiento durante un vuelo de Tomsk a Moscú.

    En el hospital de Omsk, Navalni fue inducido a un coma y tratado con atropina, fármaco que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos. Sin embargo, los médicos del hospital ruso afirmaron luego que no habían detectado rastros de toxinas en la sangre y la orina del paciente, cuya condición atribuyeron a un "trastorno metabólico".

    Según los médicos de Charité, los síntomas de Navalni apuntaban al envenenamiento con un inhibidor de colinesterasa.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo Novichok, una sustancia prohibida por la Convención sobre las Armas Químicas. Alemania proporcionó las muestras correspondientes a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

    Desde Moscú califican de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y dicen esperar respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    Tema:
    Investigación del caso Navalni (105)
    Etiquetas:
    Alexéi Navalni, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Alemania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook