En directo
    Política
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    EL CAIRO (Sputnik) — El ministro de Asuntos Exteriores iraquí, Fuad Husein, llamó a la administración de EEUU a revisar su decisión de cerrar la Embajada del país en Bagdad.

    "El gobierno no está contento con la decisión de la administración estadounidense de abandonar Bagdad (...) considero que es una decisión equivocada, no es beneficiosa incluido para Estados Unidos", dijo el ministro en una conferencia de prensa, al subrayar que Irak continuará cooperando con EEUU para que cambie su decisión de retirarse.

    El ministro afirmó que "la protección de las misiones diplomáticas es el deber del Gobierno, que tomó todas las medidas para hacerlo".

    Además, según Husein, las autoridades iraquíes están en contacto "con el mundo" y le explican el "peligro" de la decisión de Estados Unidos de cerrar la Embajada.

    Subrayó que si se cierra la Embajada estadounidense, Irak se encontrará en un aislamiento internacional.

    "Mantuvimos varias reuniones intensas con el embajador británico. También abordamos esta situación con otros países europeos, así como con países árabes: mantuve conversaciones telefónicas con los ministros de Asuntos Exteriores de Jordania, Egipto, Arabia Saudí, así como de países europeos", dijo Husein.

    Subrayó que los ataques a misiones diplomáticas son inaceptables y, de hecho, son un ataque contra las autoridades iraquíes.

    Según el ministro, el procedimiento para reestructurar el sistema de seguridad de la capital iraquí llevará algún tiempo, pero ya ha comenzado.

    Además, el ministro destacó que las tensas relaciones entre Irán y Estados Unidos afectan negativamente la situación de seguridad en Irak.

    El primer ministro de Irak, Mustafa al Kazemi, informó el 29 de septiembre de la intención de varios países, sobre todo Estados Unidos, de cerrar sus Embajadas en Bagdad en caso de que continúen los ataques contra misiones diplomáticas.

    Según el primer ministro, los diplomáticos occidentales explicaron que no es una posición dirigida contra Irak, sino se debe a la situación de seguridad en el país y no pueden continuar sus actividades en Irak.

    La zona verde de Bagdad, la parte de la capital que alberga las sedes de los principales ministerios y Embajadas extranjeras, sufre sistemáticamente los ataques con cohetes disparados mediante lanzaderas artesanales. También es blanco de ataques el aeropuerto internacional de Bagdad, con el que linda un aeródromo militar.

    Por regla, esos incidentes no causan muertos ni heridos y tampoco producen daños materiales.

    En junio pasado, el Mando Unificado de las Fuerzas Armadas de Irak comunicó que el primer ministro del país, Mustafa al Kazemi, encomendó crear unos comités especiales que se encargarían de poner fin a esos ataques.

    Etiquetas:
    Irak, EEUU, embajadas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook