En directo
    Política
    URL corto
    0 540
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La red social Twitter extendió su política de censura a la agencia rusa RIA Novosti, que pertenece al grupo mediático Rossiya Segodnya junto con Sputnik.

    Twitter dejó de mostrar la cuenta de RIA Novosti entre los resultados de la búsqueda a los usuarios que no la hubieran visitado o seguido con anterioridad. En agosto pasado hizo lo mismo con las cuentas de Sputnik y RT.

    "Interpretamos esas restricciones por parte de Twitter como un acto de censura de los medios, prohibida explícitamente por la Constitución de Rusia. La red social deja sin respuesta nuestras interpelaciones y no explica su decisión", declaró la oficina de prensa de Rossiya Segodnya. 

    A principios de agosto, Twitter empezó a etiquetar las cuentas controladas por representantes oficiales de gobiernos, medios afiliados al Estado y personas relacionadas estrechamente con esas entidades.

    La etiqueta, que aparece en la página de perfil de la cuenta de Twitter correspondiente y en los tuits que son enviados y compartidos desde aquella, contiene información sobre el país al que está afiliada la cuenta y si es operada por un representante gubernamental o una entidad de medios afiliada al Estado.

    También incluye un pequeño ícono de una bandera para indicar que es una cuenta de gobierno y un podio para los medios afiliados al Estado.

    Según Rossiya Segodnya, solo son etiquetadas las cuentas afiliadas al Estado en Rusia y China.

    "Uno no verá esas etiquetas en [las cuentas de] La Voz de América o Radio Liberty, pero sí en la cuenta personal de Margarita Simonián", la directora de Sputnik, señala el grupo. "Así son la igualdad, la justicia y, cómo no, la libertad de expresión correcta", añade Rossiya Segodnya, pidiendo que esta nota sea considerada como apelación al regulador ruso de los medios de comunicación, Roskomnadzor.

    Por su parte, el secretario de la Unión de Periodistas de Rusia, Timur Shafir, declaró que la decisión de Twitter de eliminar la cuenta de RIA Novosti de las sugerencias de búsqueda es un acto de censura que se debe recurrir ante un tribunal.

    "Es necesario impugnar esas medidas de represión, incluido vía judicial, es necesario hacer frente a esta censura descarada", dijo el también vicepresidente de la Federación Internacional de Periodistas.

    Shafir subrayó que la medida de Twitter "se la puede considerar solo como un nuevo acto de censura".

    "Por desgracia es evidente que esas acciones, que contradicen todas las declaraciones sobre la libertad de difusión de información y la igualdad de los medios de comunicación, continuarán", agregó.

    También un senador ruso Alexandr Bashkin declaró que la decisión de Twitter de eliminar la cuenta de la agencia rusa RIA Novosti de las sugerencias de búsqueda de la red representa uno de los indicios de una verdadera guerra informática que se ha desatado en contra de Rusia.

    "Es lo que se llama una verdadera guerra informativa. De otra manera no puede catalogarse, aunque me vienen a la mente también epítetos como 'muestra evidente de doble rasero', 'censura abierta', así como injerencia en los asuntos de los medios e intentos de influir en las opiniones del público mediante una presión directa", dijo Bashkin.

    El senador auguró un empeoramiento de la situación en el futuro, pues considera que que trata de una muestra del "pánico" en Occidente ante un aumento de la presencia de medios rusos.

    "Eso también nos revela que estamos logrando nuestros objetivos", destacó, agregando que los planes de Reino Unido de quitarle la licencia a RT y el veto a Sputnik en los países del mar Báltico "son eslabones de esa misma cadena".

    El funcionario subrayó que muchos medios occidentales, entre ellos el canal televisivo BBC, cuentan igualmente con el financiamiento del Estado, pero se siguen considerando en esos países como verdaderos "altoparlantes de la libertad".

    Etiquetas:
    RIA Novosti, censura, Twitter, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook