En directo
    Política
    URL corto
    Investigación del caso Navalni (105)
    0 012
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, visitó en secreto al político opositor ruso Alexéi Navalni internado en el hospital Charité de Berlín tras un supuesto intento de envenenamiento con el agente nervioso Novichok, publicó Spiegel.

    La revista, que no desvela las fuentes de esta información, señala que Merkel subrayó con este gesto inusual la solidaridad de su Gobierno con Navalni y la determinación de esclarecer el caso.

    Por su parte, el propio Navalni confirmó haber recibido una visita de Angela Merkel, mientras se estaba recuperando en un hospital de Berlín.

    "La entrevista ha tenido lugar, pero no cabe llamarla 'secreta'. Más bien, un encuentro en privado y una conversación con la familia. Estoy muy agradecido a la canciller Merkel por haberme visitado en el hospital", aclaró Navalni en su cuenta de Twitter.

    El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, confirmó en una rueda de prensa que la canciller federal había visitado a Navalni.

    "Sí, puedo", respondió Seibert a la pregunta de si podía confirmar esa entrevista.

    Al mismo tiempo, el portavoz aclaró que no fue una reunión "secreta", como había publicado horas antes la revista Spiegel, sino "una visita privada".

    Seibert agregó que la conversación entre Merkel y Navalni transcurrió "en un ambiente de confianza". 

    Visitas de funcionarios consulares

    El Ministerio de Exteriores de Alemania reiteró que es prerrogativa del opositor ruso decidir si desea comunicarse con funcionarios consulares de su país.

    "No es que el Ministerio de Exteriores haya limitado el acceso de funcionarios consulares a Navalni, como se escribe a veces", matizó la portavoz del ente, Maria Adebahr.

    Según ella, "el Gobierno se ciñe a la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares".

    "Navalni tiene derecho a aceptar una visita de funcionarios consulares, si así lo desea, o no".

    El 22 de septiembre, Alexéi Navalni fue dado de alta del hospital universitario Charité en Berlín, tras pasar allí 32 días, 24 de ellos en cuidados intensivos.

    Navalni fue trasladado a Berlín tras haber pasado dos días en un hospital de la ciudad rusa de Omsk, en Siberia, luego de que perdiera el conocimiento durante un vuelo de Tomsk a Moscú.

    En el hospital de Omsk, Navalni fue inducido en un coma y tratado con atropina, fármaco que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos. Sin embargo, los médicos del hospital ruso afirmaron luego que no habían detectado rastros de toxinas en la sangre y la orina del paciente, cuya condición atribuyeron a un "trastorno metabólico".

    Según los médicos de Charité, los síntomas de Navalni apuntaban al envenenamiento con un inhibidor de colinesterasa.

    Un laboratorio militar de Alemania y, posteriormente, laboratorios de Suecia y Francia determinaron que el opositor ruso había sido envenenado con un agente del grupo del Novichok, una sustancia prohibida por la Convención sobre las Armas Químicas. Alemania proporcionó las muestras correspondientes a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

    Desde Moscú califican de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y dicen esperar respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

    Tema:
    Investigación del caso Navalni (105)
    Etiquetas:
    hospital, envenenamiento, Rusia, Angela Merkel, Alexéi Navalni, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook