En directo
    Política
    URL corto
    0 164
    Síguenos en

    El príncipe Harry y Meghan Markle han faltado al principio de neutralidad y han invitado a los estadounidenses a votar en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Trump, que se ha dado por aludido por las declaraciones que ha percibido que iban en su contra, se ha defendido en un polémico mensaje.

    Los duques de Sussex han instado a los electores estadounidenses a votar en las próximas elecciones presidenciales por vídeo para la revista Time.

    "Cada cuatro años nos dicen lo mismo: que estas son las elecciones más importantes de nuestras vidas. Pero estas lo son. Cuando votamos, nuestros valores entran en acción y nuestras voces son escuchadas", reflexiona Markle, quien es ciudadana estadounidense.

    No es así en el caso del príncipe Harry, quien comentó que este año él no puede votar en los comicios. Leyendo entre líneas, esas declaraciones se han interpretado como la revelación de su deseo de obtener la ciudadanía estadounidense de cara a las próximas elecciones, dentro de cuatro años. 

    "Es vital que rechacemos el discurso de odio, la desinformación y la negatividad en línea", expresó el británico, quien nunca ha podido votar ni siquiera en su país dado que los miembros de la casa real deben mantener la neutralidad.

    Markle siempre ha dejado entrever sus preferencias políticas y más de una vez ha expresado de manera clara su desaprobación del actual presidente de EEUU. Trump es consciente de la opinión que tiene de él la mujer de Harry, y ha valorado el vídeo de la pareja en los siguientes términos:

    "No soy fan de ella. Diría lo siguiente, y probablemente ella ya lo haya oído: le deseo mucha suerte a Harry, porque la va a necesitar", comentó el inquilino de la Casa Blanca en una conferencia de prensa. No está claro si se refiere a que necesitará suerte con su esposa o para obtener la ciudadanía de EEUU.

    Por su parte, la Casa de Windsor, que ha vivido un año lleno de polémicas con la pareja tras su decisión de apartarse de sus funciones de la Corona, no pudo pasar por alto la iniciativa. Según la prensa británica, los funcionarios de la reina en el Palacio de Buckingham enviaron un mensaje a Harry, en el que informaron que la familia real está "disgustada" por estas declaraciones y muestra su desacuerdo con la posición política que han adoptado él y su esposa.

    "No mencionaron al presidente [Trump] en sus comentarios, pero fue percibido claramente como un golpe de Harry y Meghan a la Casa Blanca. [La familia real británica] advirtió al príncipe Harry como nieto de la reina Isabel porque los miembros de la realeza no hablan públicamente de actividades políticas, ni mucho menos critican, y esto no ha caído bien en Inglaterra", declaró Richard Mineards, experto en temas de la realeza, citado por Express.

    Además, señaló que Harry y Meghan han pasado desapercibidos en Santa Bárbara (EEUU) desde que se mudaron allí, y están "escondidos" en su lujosa mansión.

    Etiquetas:
    Elecciones presidenciales en EEUU 2020, Donald Trump, Isabel II, Meghan Markle, Príncipe Harry
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook