En directo
    Política
    URL corto
    1038151
    Síguenos en

    En 2017, la Administración Trump valoraba realizar un ataque a gran escala contra el país asiático en caso de enfrentamiento bélico. Por lo menos, así lo afirmó el periodista Bob Woorward en su reciente libro 'Rage' ('rabia', en español).

    En particular, mencionó el llamado OPLAN 5027, que tenía por objeto "cambiar el régimen" en Corea del Norte y fue "cuidadosamente revisado y examinado" por el Comando Estratégico en Omaha. Según Woorward, se trataba de "una respuesta de EEUU a un ataque que podría haber incluido el uso de 80 armas nucleares". 

    En una entrevista con NPR, Woorward afirmó que con este ataque el OPLAN 5027 tenía por objeto "decapitar" al régimen de Kim Jong-un. El periodista subrayó que Corea del Norte es "una nación rebelde" que "probablemente tiene un par de docenas de armas nucleares bien escondidas y encubiertas". 

    Asimismo, reveló que al entonces secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, le preocupaba tanto la posibilidad de ordenar un ataque nuclear contra Corea del Norte que hasta dormía vestido con ropa deportiva. Además, tenía luces de alarma instaladas en su dormitorio, baño y cocina que se encendían en caso de un lanzamiento nuclear por parte de Corea del Norte, se lee en el libro de Woodward. 

    "Nadie tiene el derecho de incinerar a millones de personas, pero esto es a lo que tengo que enfrentarme", declaró Mattis en ese entonces. 

    El automóvil de Mattis siempre iba acompañado de un todoterreno ligero con un equipo encargado de trazar la trayectoria de vuelo de cualquier misil que amenazase a Japón, Corea del Sur o EEUU. En caso de que el secretario considerase que era hostil, era capaz de ordenar que lo derribaran.

    En su libro, Woorward mencionó un caso ocurrido en agosto de 2017, cuando la inteligencia informó de que Corea del Norte ya estaba lista para lanzar un proyectil. En ese momento, Mattis estaba en su casa y entró en la sala de comunicaciones donde se le informó que EEUU, a su vez, tenía listos sus misiles interceptores. El entonces secretario de Defensa monitoreó la ruta del misil norcoreano en un mapa geoespacial, algo que Woorward calificó como “un crisol sin parar, personal e infernal. No había fiestas ni fines de semana".

    En 2017, en medio de las tensiones entre Washington y Pyongyang tras varias pruebas de misiles realizadas por Corea del Norte, el medio The War Zone examinó el plan del Comando Estratégico de EEUU bautizado como OPLAN 8010 que incluía la posibilidad de un ataque nuclear contra varios países no identificados "que representan una amenaza global". Otra opción era el denominado OPLAN 5015, un ataque nuclear destinado a derrocar el régimen norcoreano, también mencionado en el libro de Woodward.

    En una entrevista con el veterano periodista estadounidense, Trump declaró que "Kim Jong-un estaba totalmente preparado" para una guerra con EEUU y admitió que un conflicto a gran escala entre los dos países "estaba más cerca de lo que alguien podría imaginar".

    El mandatario subrayó que las tensiones en cierto momento disminuyeron tras la primera cumbre entre los líderes celebrada en Singapur en junio de 2018.

    No obstante, el problema nuclear sigue sin resolver: hay indicios de que Pyongyang podría estar mejorando sus sistemas de entrega de armas nucleares. Asimismo, los oficiales surcoreanos informaron de que Corea del Norte podría estar preparándose para poner a prueba un novedoso misil balístico lanzado desde un submarino. 

    Etiquetas:
    Corea del Norte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook