En directo
    Política
    URL corto
    140
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — La defensa de Julian Assange contará con un mínimo de cuatro semanas adicionales para preparar las deliberaciones finales del juicio de extradición a Estados Unidos, según se anunció en la vista pública celebrada este 25 de septiembre.

    La jueza Vanessa Baraitser, que preside las audiencias en Londres, accedió a la propuesta del fundador de WikiLeaks, de forma que el proceso judicial se prolongará hasta después de las elecciones presidenciales, previstas el 3 de noviembre.

    A su vez, la Fiscalía británica, que representa al Gobierno estadounidense, dispondrá de dos semanas extras para responder a las conclusiones de la defensa.

    "¿Qué impacto tendrán las elecciones presidenciales de EEUU en la causa?", cuestionó la magistrada antes de tomar la decisión de extender el calendario del juicio.

    Edward Fitzgerald, principal abogado de Assange en las vistas públicas, admitió que los comicios "pueden impactar" en tanto que "algunos elementos de la causa (…) dependen del resultado" de la batalla electoral entre Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden.

    El equipo de Assange cree que la "situación podría empeorar" si Trump es reelegido como presidente de EEUU, según admitió el letrado.

    Baraitser adelantó, además, que, dadas las circunstancias, no espera dictar sentencia antes de final de año.

    El periodista e informático australiano fue detenido el 11 de abril de 2019, en paralelo con su expulsión de la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió durante casi siete años.

    Estados Unidos emitió una primera orden de extradición, por un presunto delito de conspiración para interceptar ordenadores, ante la Corte de Magistrados de Westminster (Londres), el 2 de mayo del mismo año.

    Tres semanas después, el auto de procesamiento se amplió con 17 cargos adicionales por espionaje, que, junto con el de hackeo, conllevan una pena en prisión de hasta 175 años.

    La causa llegó finalmente a juicio en febrero de 2020, con un primer ciclo de audiencias centradas en la exposición del grueso de los argumentos de las respectivas partes.

    Las vistas tuvieron lugar ante la magistrada Baraitser, en el Tribunal de Woolwich, adyacente a la prisión de máxima seguridad del sureste de Londres donde Assange está recluido.

    La segunda parte del juicio de extradición, enfocado en testimonios orales y escritos, comenzó el 7 de septiembre en la Corte Criminal Central, conocida como el Old Bailey, en referencia a la calle donde se ubica en el barrio de la City.

    Ambas partes tienen derecho a recurrir la decisión que tome la jueza en este extraordinario pulso que bien podría llegar hasta la Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo.

    El veredicto final indicará si la libertad de prensa tiene prioridad sobre la protección de secretos de Estado, aunque estos encubran abusos de poder, como sugieren imágenes y documentos difundidos por WikiLeaks y otros medios internacionales.

    Etiquetas:
    EEUU, elecciones, juicio, extradición, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook