En directo
    Política
    URL corto
    1140
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) asestaron una puñalada al pueblo palestino al normalizar las relaciones con Israel, declaró en una entrevista con Sputnik el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

    "Esos lazos indican que las consignas de esos países en apoyo a la cuestión palestina y los palestinos no son verdaderos, en realidad se trata de una puñalada a traición asestada al pueblo palestino", dijo el ministro de Exteriores de Irán.

    Zarif sostiene que lo ocurrido "afectará sin duda la seguridad de Oriente Medio y estimulará al régimen sionista a reprimir las ambiciones y los derechos de los palestinos".

    "Nos oponemos a esa relación y creemos que se ha logrado a expensas de la región y de sus pueblos", alertó el titular del país persa.

    Por otra parte, el canciller iraní reconoció que su Estado también está interesado en unas relaciones fuertes con Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos, y la actual firma de los acuerdos con Israel no representaría un obstáculo para Teherán.

    El 15 de septiembre, Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin firmaron en Washington los llamados Acuerdos de Abraham, que contemplan el intercambio de embajadas y embajadores, vuelos directos e iniciativas para impulsar la cooperación en varios ámbitos.

    Emiratos Árabes Unidos se convirtió en el tercer estado árabe y Bahréin en el cuarto en normalizar las relaciones con Israel después de Egipto en 1979 y Jordania en 1994.

    Corredores verdes y fin de las guerras comerciales

    En su entrevista con Sputnik Zarif destacó que la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de crear corredores verdes para un comercio internacional libre de sanciones, ayudará a acabar con las guerras comerciales.

    El 22 de septiembre, Vladímir Putin intervino en la sesión 75 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y propuso crear unos corredores verdes libres de guerras comerciales y sanciones, para así facilitar el comercio de productos de primera necesidad, alimentos y fármacos en los tiempos del COVID-19.

    El canciller iraní declaró que Irán aplaude la propuesta de Rusia.

    "La propuesta sobre los corredores verdes es importante porque la situación en el mundo es peligrosa y muy complicada: un diminuto virus doblegó a todas las potencias mundiales, y si los Estados no cooperan no podrán sobrevivir a ese desastre", dijo.

    Según agregó, el adoptar la propuesta rusa "equivale a librarse de las guerras comerciales e incluso las guerras relacionadas con fármacos y alimentos, en un contexto en el que el coronavirus representa una seria amenaza para el mundo".

    Negociaciones entre Teherán y Moscú

    Asimismo, el ministro de Exteriores iraní, que se encuentra de visita en Moscú, informó a Sputnik que Irán mantiene negociaciones con Rusia sobre la cooperación en el ámbito de las armas.

    "En muchas ocasiones nosotros mismos atendemos nuestras necesidades de defensa, y en una serie de situaciones tenemos una fuerte necesidad de cooperar en el sector de las armas con los amigos rusos, (...) Irán y Rusia mantuvieron unas negociaciones muy buenas al respecto, mis colegas del Ministerio de Defensa de Irán continuarán estas consultas", dijo.

    EEUU y el pacto nuclear

    Zarif declaró que si Estados Unidos decide volver al Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), debe compensar el daño que causó al pueblo iraní.

    "Volver al pacto nuclear es el primer paso que debe dar EEUU (...) Para hacerlo debe compensar el daño que causó al pueblo iraní, así como las medidas que adoptó para socavar el acuerdo", dijo el ministro preguntado si Teherán desea que Washington vuelva al PAIC.

    Agregó que además Washington debe comprometerse a no volver a realizar esas acciones dañinas en el futuro.

    En este contexto, el alto diplomático puntualizó que al Gobierno iraní no le importa quién gane las elecciones presidenciales de EEUU programadas para el próximo 3 de noviembre.

    Explicó que lo que sí que resulta importante es la política de Washington que de momento "se basa en el uso de la fuerza y en la retirada de acuerdos internacionales".

    "Los 2.500 años de la historia, así como los 40 años que han pasado desde la Revolución Islámica han mostrado que pueblo iraní no tolera la fuerza ni ​​la coerción", subrayó Zarif.

    En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, EEUU, el Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron el llamado PAIC, que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. El embargo de armas impuesto por la ONU se debe levantar el próximo 18 de octubre, cinco años después de que se aprobara el PAIC.

    El pasado 20 de agosto, EEUU notificó al presidente del Consejo de Seguridad que Irán incumple sus obligaciones en el marco del PAIC. Con esta medida Washington pretendía recurrir al punto 11 de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, según el cual en un plazo de 30 días tras recibir la notificación de un participante del PAIC sobre el incumplimiento del acuerdo, se debe activar el procedimiento para restablecer las sanciones.

    El 21 de septiembre el asesor presidencial de seguridad nacional de EEUU, Robert O'Brien, anunció que el líder del país, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para sancionar a naciones, empresas e individuos por vender o suministrar armas a Irán.

    El viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov afirmó que esas posibles sanciones no afectarán la cooperación técnico-militar entre Rusia e Irán.

    'Doble rasero' de Occidente en materia nuclear

    El ministro de Exteriores de Irán denunció también que los países occidentales siguen estándares dobles en el ámbito del control del uso de la energía nuclear. 

    "Creemos que todos los países tienen derecho al uso de la energía nuclear con fines pacíficos, incluido el enriquecimiento de uranio, pero ese derecho debe ejercerse en el marco del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) con transparencia. A este respecto los países occidentales tienen estándares dobles", dijo el canciller persa.

    En esos términos se expresó el canciller persa al contestar a la pregunta de si su país estaba preocupado por un eventual programa nuclear saudí que no tuviera solamente fines pacíficos.

    Zarif agregó que la comunidad internacional se sentiría tranquila si se aplicaran a otros países que buscan tener un programa nuclear los mismos mecanismos de control que a Irán.

    A principios de agosto, el periódico estadounidense The Wall Street Journal afirmó que Arabia Saudí supuestamente construyó una planta de producción de concentrado de uranio, la llamada torta amarilla, con ayuda de dos empresas chinas.

    Según el diario, el recinto suscita inquietud en Estados Unidos y otros países ya que deja la puerta abierta al desarrollo de armas nucleares.

    El Ministerio de Energía saudí rechazó en términos enérgicos esa información recalcando que la extracción de los recursos naturales, incluido el uranio, es parte de la estrategia de diversificación de la economía del país.

    La entidad subrayó que Arabia Saudí y China tienen un contrato para la producción de uranio.

    Canje de presos con EEUU

    El canciller iraní comunicó que Irán está dispuesto a intercambiar los presos con doble ciudadanía iraní y estadounidense por los presos iraníes que cumplen condenas en Estados Unidos. 

    "Estamos dispuestos a canjear a todos los presos con doble ciudadanía que se encuentran en Irán por los iraníes que están retenidos por EEUU en su territorio o retenidos bajo presión de EEUU en territorio de otros países", dijo.

    Yavad Zarif explicó que actualmente en Irán no hay presos que tengan solo ciudadanía norteamericana.

    "Teníamos a dos norteamericanos presos pero ya los canjeamos", relató el ministro.

    Al mismo tiempo señaló que Irán no va a negociar directamente con el Gobierno de EEUU y recurrirá al Gobierno de Suiza, que actuaría en este caso como representante de los intereses de Irán.

    También podrían hacerlo los gobiernos de otros países que "deseen jugar un rol positivo en ese proceso", agregó el canciller iraní. 

    Moscú, en contra del embargo de armas contra Irán

    Al término de las negociaciones con Mohamad Yavad Zarif este 24 de septiembre, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, declaró que Moscú y Teherán rechazan enérgicamente los intentos de Washington de imponer un embargo de armas indefinido contra Irán.

    "Moscú y Teherán, como toda la comunidad internacional, rechazan categóricamente las pretensiones de EEUU de imponer algún tipo de embargo de armas indefinido", dijo Lavrov a la prensa.

    Zarif expresó la esperanza de que en octubre se celebre la nueva sesión de la comisión intergubernamental ruso-iraní para la cooperación económica y comercial.

    "Tengo mucha esperanza de que la sesión de la comisión intergubernamental se celebre en octubre y que podamos poner en práctica nuestros proyectos y dedicarnos a ellos enérgicamente", afirmó Zarif antes de unas negociaciones con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

    Lavrov, a su vez, comentó que se acordó celebrar la sesión "antes de finales de año", al subrayar que la fecha concreta será determinada basándose en la situación epidemiológica. 

    Etiquetas:
    bar, sanciones, guerra comercial, Vladímir Putin, Jafar Zarif
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook