En directo
    Política
    URL corto
    0 181
    Síguenos en

    NACIONES UNIDAS (Sputnik) — El embajador de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, denunció el uso de datos sesgados en los informes del Grupo de Expertos sobre Libia para desprestigiar a su país.

    "Hemos visto esas informaciones montadas en gran parte con datos no contrastados o sesgados y su objetivo es desacreditar los esfuerzos de Rusia", dijo Nebenzia a Sputnik.

    Los medios occidentales publican periódicamente informes del Grupo de Expertos en los que se afirman que las compañías de seguridad privadas rusas apoyan a las fuerzas del mariscal libio Jalifa Haftar.

    El diplomático señaló que pese a que esos textos son de uso confidencial, se filtran regularmente a la prensa occidental.

    El embajador indicó que "sin duda, algunas de las fuentes que esos expertos citan para montar sus informes son de los países occidentales".

    "Son los mismos países que en 2011 destruyeron Libia y provocaron una crisis en ese país", enfatizó.

    Nebenzia puntualizó que los países occidentales mantienen silencio sobre la presencia de sus propios mercenarios en Libia.

    "En esos informes también figuran ciudadanos de los países occidentales, pero nuestros colegas occidentales prefieren guardar silencio sobre ello", remarcó.

    El diplomático adelantó que Rusia tiene información sobre la presencia de militares y mercenarios de los países occidentales en Libia.

    "Así es que recomendaría a esos países poner fin a la hipocresía y a la campaña antirrusa en los medios, recomendaría también al Grupo de Expertos de la ONU hacer su trabajo con imparcialidad y profesionalismo", subrayó.

    El Grupo de Expertos de la ONU sobre Libia está integrado actualmente por el abogado español Luis de Alburquerque Bacardit, la libanesa Alia Aoun, la india Majumdar Roy Choudhury, el marroquí Yassine Marjane, el británico Adrian Wilkinson y la estadounidense Dina Badawy, esta última vinculada al Departamento de Estado norteamericano.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivara en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en Libia hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio (ENL) liderado por el mariscal Jalifa Haftar, y el Gobierno de Acuerdo Nacional, encabezado por Fayez Sarraj, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    El miércoles 16 de septiembre, Sarraj manifestó su intención de renunciar en octubre.

    Etiquetas:
    Jalifa Hafter, Vasili Nebenzia, Libia, conflicto, Rusia, ONU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook