01:06 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    212
    Síguenos en

    MINSK (Sputnik) — La opositora María Kolésnikova, miembro de la junta directiva del Consejo de Coordinación (CC) bielorruso, detenida el 8 de septiembre en la frontera con Ucrania, tiene la intención de denunciar las amenazas por parte de agentes de seguridad durante su detención.

    "María también enfrentó amenazas de violencia física (...) tiene la intención de presentar denuncias sobre las amenazas de muerte", comunicó la oficina de prensa de la sede del excandidato a la presidencia de Bielorrusia Víctor Babariko.

    Añade que "María Kolésnikova considera los hechos de los últimos días como un secuestro, un delito grave, y junto con un abogado tiene la intención de presentar denuncias para que se identifique a todos los responsables de su secuestro y traslado forzoso a la frontera".

    También se precisa que los partidarios de Babariko exigen investigar "el secuestro" de Kolésnikova, "detención ilegal y amenazas", así como que poner fin a la causa penal contra ella y otros opositores que se consideren presos políticos.

    Horas antes, el Comité de Investigación bielorruso comunicó que los miembros de la junta directiva del opositor Consejo de Coordinación (CC) bielorruso María Kolésnikova y Maxim Znak fueron puestos bajo custodia en virtud del expediente penal abierto por llamamientos a derrocar el poder.

    Se precisa que también bajo sospecha de haber cometido este delito, fue detenido Ilia Saléi, jurista de la sede de Babariko.

    El 7 de septiembre el servicio de prensa del Consejo informó que no se podía comunicar con tres de sus miembros: María Kolésnikova, el secretario ejecutivo del CC, Iván Kravtsov y el portavoz del ente, Antón Rodnenkov.

    El 8 de septiembre las autoridades bielorrusas comunicaron que Rodnenkov y Kravtsov se fueron a Ucrania de manera voluntaria, mientras que Kolésnikova fue detenida en la frontera bielorruso-ucraniana.

    Según relataron Rodnenkov y Kravtsov desde Kiev, su salida de Bielorrusia fue forzosa. A Kolésnikova también querrían expulsarla del país, pero la opositora rompió en pedazos su pasaporte.

    Bielorrusia es escenario de protestas desde el 9 de agosto por los resultados de las elecciones presidenciales que revalidaron un nuevo período para Alexandr Lukashenko.

    Según el escrutinio oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya, con el 10,12% de los apoyos. Los otros tres candidatos reunieron juntos poco más del 4%.

    La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y por ello exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko ha descartado en términos contundentes.

    Para resolver la crisis política, la oposición formó el Consejo de Coordinación y en respuesta las autoridades bielorrusas abrieron un expediente penal contra esta organización por un delito tipificado en el artículo 361 del Código Penal, que castiga con penas de hasta cinco años de cárcel los llamamientos a derrocar el poder o cambiar de forma violenta el orden constitucional en el país.

    Etiquetas:
    Ucrania, amenaza, oposición, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook