En directo
    Política
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    NICOSIA (Sputnik) — Rusia está dispuesta a contribuir a normalizar el diálogo entre Chipre y Turquía, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "También a nosotros nos preocupa la situación en el mar Mediterráneo, y en lo referente a las relaciones con la República de Turquía, estamos dispuestos a contribuir al establecimiento de un diálogo pragmático que se base en los intereses mutuos y la búsqueda de soluciones que sean justas y estén basadas en los derechos internacionales", dijo Lavrov en una reunión con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis.

    El jefe de la diplomacia rusa agregó que Rusia está preocupada de que "Estados Unidos intente enfrentar a unos países con otros en la región, promover la política de 'el que no está con nosotros, está contra nosotros' y hacer que todos le sigan la corriente".

    Lavrov enfatizó que "tanto en el Mediterráneo oriental como en la región en general o en cualquier otra región se necesitan enfoques completamente diferentes para resolver el problema de sus propios intereses".

    "La búsqueda de fórmulas de compromiso y del balance de intereses es la única vía para encontrar una solución a distintos problemas en distintas partes [del mundo]", afirmó.

    Rusia, según el canciller ruso, está lista para dialogar con Chipre sobre "todos los temas de las relaciones bilaterales, las agendas regional e internacional".

    "Abogamos por cumplir las decisiones adoptadas en la ONU, así como por reanudar lo antes posible y, espero, concluir las negociaciones entre las dos comunidades", indicó al comentar la posición de Rusia sobre la situación en torno a Chipre.

    Mayor tensión en el Mediterráneo

    Además, Lavrov declaró que cualquier medida que pueda agravar las tensiones en el Mediterráneo Oriental sería inadmisible.

    "Intercambiamos opiniones sobre la situación en el Mediterráneo Oriental. Rusia considera inadmisible cualquier medida que amenace con agudizar las tensiones aún más", dijo al término de las negociaciones con el ministro de Exteriores de Chipre, Nikos Christodoulides.

    Lavrov señaló que Rusia ha llamado en varias ocasiones a los países de la región a "superar todos los problemas y disputas a través de un diálogo sobre la base de la legislación internacional". 

    El alto diplomático reiteró que Rusia está dispuesta a contribuir al establecimiento de unas relaciones de buena vecindad entre los países de la región si se lo piden.

    A la vez subrayó que para resolver las discrepancias entre Chipre y Turquía es necesario "relanzar lo más pronto posible las negociaciones encaminadas a solucionar definitivamente el problema chipriota".

    Las relaciones entre Rusia y Chipre

    Asimismo, el canciller ruso declaró que las relaciones actuales entre Rusia y Chipre desde la economía hasta la cultura pueden caracterizarse como excelentes.

    "Hemos constatado con satisfacción que en los últimos años hemos logrado avanzar sustancialmente en esferas clave de los esfuerzos conjuntos, en todos los ámbitos de las relaciones bilaterales: desde la economía hasta la cultura, y hoy podemos caracterizar con derecho nuestras relaciones como excelentes", dijo.

    El canciller señaló que en 2020 se cumplieron 60 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Rusia y Chipre.

    "Nuestro país reconoció a la República de Chipre inmediatamente después de la proclamación de su independencia", dijo Lavrov y también recordó que "la amistad entre los pueblos ruso y chipriota, consolidada por la afinidad religiosa, cultural y de civilización, cuenta más de un siglo".

    El canciller informó que las fechas de la nueva reunión de la comisión intergubernamental ruso-chipriota de cooperación económica se definirán cuando mejore la situación epidemiológica.

    "Hemos acodado elaborar medidas concretas de restablecimiento del comercio, que quedó afectado, desde luego. De eso se ocupará la comisión intergubernamental ruso-chipriota para la cooperación económica, cuya sesión se celebrará en Chipre. Las fechas se concretarán cuando veamos que la situación epidemiológica lo permite", dijo.

    Lavrov comunicó asimismo que ha invitado a Christodoulides a visitar Rusia.

    "Los resultados de las negociaciones sostenidas nos satisfacen en máximo grado. He invitado a mi homólogo a efectuar una nueva visita a Rusia. Espero que el día de hoy contribuya a seguir fortaleciendo nuestras relaciones de socios", dijo el canciller.

    El 7 de septiembre Christodoulides reiteró la disposición de Chipre de reanudar las consultas con Turquía para resolver el problema chipriota bajo los auspicios de la ONU, "basándose en una federación bizonal y bicomunal, según lo prescrito por las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

    El Gobierno chipriota acusa de Turquía de violar sus derechos soberanos a la hora de llevar a cabo prospecciones en un área marítima que Chipre considera como su zona económica exclusiva.

    La actividad de Turquía en el mar Mediterráneo
    © Sputnik
    La actividad de Turquía en el mar Mediterráneo

    En julio de 1974, los militares turcos invadieron la parte norte de Chipre, ocupando el 37% de su territorio en respuesta al intento de unir Chipre a Grecia, mientras en 1983 se proclamó la República Turca del Norte de Chipre en los territorios ocupados, reconocida únicamente por Ankara.

    Las negociaciones sobre la reunificación de Chipre, que se celebraron sin resultado a lo largo de casi cuatro decenios, se reanudaron en 2014 tras un intervalo de dos años, pero volvieron a atascarse en 2017.

    Uno de los principales escollos en el proceso de las conversaciones es la demanda de retirar las tropas turcas de la isla, a lo que se oponen Ankara y la República Turca del Norte de Chipre, así como desmantelar el llamado sistema de garantías que reserva al Reino Unido, Grecia y Turquía el derecho a intervenir en los asuntos internos de Chipre.

    Convenio de doble imposición

    Serguéi Lavrov y Nikos Christodoulides también firmaron un nuevo convenio para evitar la doble imposición (CDI).

    La firma se realizó durante la visita de Lavrov a Chipre, antes de la rueda de prensa conjunta de los dos ministros.

    Rusia modifica a partir del 1 de enero de 2021 su sistema tributario, gravando con un 15% los dividendos que se transfieran a cuentas bancarias en el extranjero. Actualmente los dividendos se someten a imposición en destino. En Chipre la tasa es del 5%.

    Tras la firma del nuevo CDI, Chipre aumentará hasta el 15% el impuesto sobre los dividendos transferidos desde Rusia.

    Moscú propuso actualizar los CDI a Chipre, Malta, Luxemburgo y Países Bajos, Estados europeos con importantes ventajas fiscales.

    Con el impuesto justo, Rusia busca frenar la fuga de capitales. 

    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Rusia, Nikos Anastasiadis, Turquía, Chipre, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook