18:17 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, desestimó que Bielorrusia requiera mediación para superar la situación que vive tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto.

    "Creemos que los bielorrusos no necesitan ningún tipo de mediación obsesiva", dijo Lavrov en un discurso ante el estudiantado de la Universidad de Relaciones Internacionales MGIMO de Moscú.

    Asimismo, Lavrov declaró que las declaraciones desde varios países occidentales sobre la situación en Bielorrusia carecen de ética.

    "Miren qué tipo de declaraciones hacen sobre la situación en Bielorrusia el secretario general de la OTAN, representantes de la Unión Europea y líderes occidentales que se encuentran al frente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa", dijo.

    En opinión del canciller ruso, los mencionados comentarios "son poco éticos no solo desde el punto de vista diplomático, sino desde la perspectiva humana".

    "Esto se debe a la falta de competencias diplomáticas fundamentales", enfatizó.

    Lavrov también declaró que los intentos de la Unión Europea (UE) de presionar a Bielorrusia por la vía de las sanciones y otras amenazas son inadmisibles.

    "Evidentemente existen problemas que hay que discutir, pero actuar como un juez —como lo intentan hacer los colegas occidentales—, dictar la sentencia y obligar a cumplirla mediante sanciones y otras amenazas es inadmisible en el mundo de hoy", dijo ante los estudiantes del MGIMO.

    Lavrov destacó que el pueblo bielorruso tiene todas las posibilidades para resolver él mismo sus problemas.

    Bielorrusia es escenario de protestas desde el 9 de agosto por los resultados de las elecciones presidenciales que revalidaron un nuevo periodo del actual mandatario, Alexandr Lukashenko.

    Según el escrutinio oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya con el 10,12% de los apoyos. Los otros tres candidatos opositores reunieron juntos poco más del 4%.

    El propio Lukashenko denunció la injerencia extranjera en los sucesos en Bielorrusia y acusó a varios países occidentales de estar detrás de las protestas.

    Lavrov remarcó que los bielorrusos pueden resolver sus problemas sin ninguna injerencia extranjera.

    "Vemos las tentaciones de muchos países occidentales, como la vecina Ucrania, así como naciones que se encuentran al otro lado del Atlántico, me refiero a Estados Unidos y Canadá, de imponer sus recetas de solución", advirtió el canciller.

    El jefe de la diplomacia rusa expresó su confianza en que la reforma constitucional puede facilitar el diálogo entre las autoridades y la sociedad.

    "El presidente de Bielorrusia propuso una reforma constitucional y creemos que esa es la forma que puede llevar al diálogo con la sociedad civil y que debe permitir abordar las cuestiones que preocupan a uno u otro sector de la ciudadanía", puntualizó Lavrov.

    La oposición bielorrusa exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko ha descartado en términos contundentes. 

    El caso Navalni

    Además, Lavrov rechazó las acusaciones de que Rusia no está investigando lo ocurrido con el opositor Alexéi Navalni, hospitalizado en una clínica berlinesa por una posible intoxicación.

    "Nos acusan de que no estamos investigando esta situación, no es cierto. El mismo día en que sucedió todo esto, nuestro Ministerio del Interior lanzó una pesquisa preliminar, la investigación puede comenzar cuando se determine la causa de lo sucedido, que, repito, aún no está clara, y los médicos alemanes aún no pueden transmitirnos información relevante", dijo Lavrov.

    Agregó que la Fiscalía General de Rusia solicitó a sus homólogos de Alemania que activen el acuerdo de asistencia judicial recíproca.

    El 20 de agosto, Navalni se sintió mal durante un vuelo de la ciudad rusa de Tomsk a Moscú, lo que obligó a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia en Omsk. El opositor fue hospitalizado y puesto en coma inducido.

    Su portavoz, Kira Yarmysh, que en aquel momento estaba con el opositor, afirmó que los médicos de la ambulancia le dijeron que Navalni sufría una intoxicación, y supuso que habría sido envenenado con alguna sustancia puesta en su té, lo único que había tomado por la mañana en el aeropuerto.

    Por su parte, el médico jefe del hospital de Omsk, Alexandr Murajovski, informó que el principal diagnóstico del opositor es un trastorno metabólico provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre.

    Dos días después de su hospitalización en Omsk, Navalni fue trasladado al hospital Charité de Berlín, en un avión medicalizado fletado por la ONG Cinema for Peace.

    El 24 de agosto, el hospital Charité informó que los datos del examen clínico apuntan a un envenenamiento con una sustancia del grupo de inhibidores de colinesterasa —enzima vital para el funcionamiento normal del sistema nervioso— aunque el agente concreto todavía queda por determinar.

    Los médicos alemanes señalaron que tratan a Navalni con atropina, medicamento que sirve como antídoto para los agentes nerviosos. El hospital Charité afirmó que el opositor sigue en coma, está grave pero su vida no corre peligro.

    Por su parte, el vicedirector del departamento de anestesiología y reanimación del Centro médico ruso Pirogov, Borís Teplij, dijo a Sputnik que la versión presentada por los médicos alemanes fue analizada por los especialistas rusos al principio pero no se confirmó. Teplij agregó que Navalni recibió atropina desde los primeros minutos de su hospitalización en Omsk.

    Alexéi Navalni, activista opositor ruso (archivo)
    © Sputnik / Alexey Kudenko
    El médico ruso apuntó que el nivel bajo de colinesterasa puede ser provocado por "el uso de otros medicamentos".

    Los partidarios de Navalni acusan directamente al Kremlin de estar detrás del estado de salud del opositor, algo que el portavoz presidencial Dmitri Peskov ha negado y tildado de "ruido vacío". A la vez subrayó que no ve motivos para abrir una investigación penal sobre el caso de Navalni.

    La Fiscalía de Transporte de Siberia Occidental informó el 27 de agosto que comenzó una investigación preliminar en relación con la hospitalización de Navalni en Omsk. Subrayó que hasta el momento no encontró "sustancias tóxicas ni estupefacientes".

    Nord Stream 2

    Asimismo, el canciller de Rusia declaró que las sanciones unilaterales que EEUU planea imponer contra las compañías participantes en el proyecto de construcción del gasoducto Nord Stream 2 son ilegítimas y representan en sí un método de competencia deshonesta.

    Lavrov recordó que son legítimas solo las sanciones que aprueba el Consejo de Seguridad de la ONU y que "todas las demás son ilegítimas y representan en sí los intentos de socavar el derecho internacional y los principios de la Carta de Naciones Unidas".

    También señaló que la actividad estadounidense con respecto al Nord Stream 2 es "un ejemplo de la competencia deshonesta".

    EEUU dice que se debe cerrar este proyecto, pretextando que supuestamente viola la seguridad energética de Europa, y propone a los europeos adquirir gas licuado estadounidense, mucho más costoso que el que se suministraría al continente europeo por las nuevas tuberías, recordó.

    "Estas declaraciones revelan la arrogancia de EEUU y la absoluta falta de respeto de su parte hacia los aliados europeos", resumió.

    El gasoducto Nord Stream 2, concebido para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

    Principios de EEUU sobre uso de armas nucleares

    Estados Unidos está implementando principios que reducen el umbral necesario para el uso de las armas nucleares, señaló Lavrov.

    "Después de haber destruido casi todo el sistema de disuasión en materia de control de armas, Estados Unidos empezó a implementar doctrinalmente principios que reducen el umbral del uso de las armas nucleares", afirmó.

    Lavrov señaló que en la situación actual cuando los grupos terroristas intentan acceder a la tecnología nuclear y otras tecnologías de armas de destrucción masiva "es un delito renunciar a la cooperación con tal o cual país exigiéndole que primero cumpla unos ultimatums".

    En agosto de 2019, EEUU rompió el Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF) firmado con Moscú, con lo que el Tratado de reducción de armas estratégicas, conocido como START III, que expira en febrero de 2021, se convirtió en el único acuerdo que vincula a Estados Unidos y Rusia en el ámbito de seguridad estratégica.

    EEUU continúa presionando por que el control de armas incluya a China, que tiene un arsenal nuclear mucho más pequeño, pero Pekín ha rechazado reiteradamente unirse al proceso de control de armas.

    La cumbre de la ONU

    Los presidentes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirán en formato presencial una vez lo permita la situación del coronavirus, destacó el canciller.

    "Hace poco acordamos con nuestros socios que la cumbre se celebrará una vez lo permita la situación del coronavirus. Por supuesto, debe celebrarse en formato presencial", dijo.

    El ministro ruso destacó la importancia de esa cumbre, en que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU deberán "examinar las vías de una rehabilitación cardinal de la situación en el ámbito de seguridad a escala global".

    El presidente ruso, Vladímir Putin, propuso en junio pasado organizar una reunión de los líderes de los países que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, Estados Unidos, China, Francia, el Reino Unido).

    Todos los países han expresado su disposición a participar en dicha reunión.

    Videoconferencia de los cancilleres del G20

    Los titulares de Exteriores de los países del G20 celebrarán una videoconferencia esta semana, anunció Lavrov.

    "Esta semana se celebrará una videoconferencia de los ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de los Veinte, la organiza Arabia Saudí, país que actualmente preside el G20", dijo.

    Lavrov sostuvo una conversación telefónica recientemente con el canciller saudí, Faisal bin Farhan Al Saud, en la cual confirmó el apoyo de Moscú a la actividad que desarrolla Arabia Saudí en calidad de presidente del G20. 

    Etiquetas:
    Rusia, Bielorrusia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook