En directo
    Política
    URL corto
    0 315
    Síguenos en

    El Gobierno de Austria obliga a un diplomático ruso a abandonar el país antes del 1 de septiembre por un caso de espionaje, reporta el peri'odico austriaco Krone.

    "Austria declaró por primera vez a un diplomático ruso persona no grata. Debe salir de Austria el 1 de septiembre. Esta es la culminación preliminar de un escándalo de espionaje, que las autoridades locales consideran especialmente grave", dice el periódico.

    El funcionario debe abandonar el país antes del 1 de septiembre, siempre según el mismo diario. No ha trascendido la identidad del diplomático ruso ni los detalles del supuesto caso de espionaje

    El Ministerio de Exteriores de Austria corroboró a Sputnik la expulsión del diplomático.

    "Estamos confirmando que el diplomático será expulsado y es que su actividad no es compatible con la Convención sobre las Relaciones Diplomáticas", dijo a Sputnik un portavoz de la institución.

    El vocero se negó a comentar las afirmaciones del diario sobre los motivos de la expulsión.

    Desde la embajada de Rusia en Austria se abstuvieron de confirmar la publicación del periódico.

    "No comentamos informaciones de los medios", dijo a Sputnik el embajador ruso, Dmitri Lubinski. 

    A su vez, Rusia espera que la información sobre la expulsión del diplomático ruso de Austria sea un malentendido que pronto se resolverá, dijo a Spuntik el vicepresidente del Comité para Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación (Senado ruso), Vladímir Yabárov.

    "Tenemos buenas y sólidas relaciones con Austria. Creemos que todo esto es un malentendido que se resolverá", dijo el senador.

    Recordó también que en los últimos meses había varios incidentes similares con la expulsión de funcionarios diplomáticos rusos de países europeos.

    "Es una mala tendencia que los países de la UE hayan comenzado y continúen con esta práctica. Habría que pensar por qué está sucediendo esto, quién dirige esta campaña antirusa", dijo Yabárov.

    La misión diplomática se limitó a expresar su indignación por "la decisión infundada de las autoridades austriacas, que daña las relaciones entre los dos países".

    La embajada avisó que Moscú responderá de forma simétrica a la expulsión de su diplomático. 

    A su vez, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó que el Gobierno ruso dará una respuesta simétrica a la expulsión de su diplomático.

    "Nuestro embajador ya mencionó el principio tradicional de la reciprocidad en estos casos, así es que de una u otra manera habrá una respuesta", dijo Peskov en una comparecencia ante la prensa. 

    Remarcó que la respuesta será anunciada por el Ministerio de Exteriores.

    Etiquetas:
    espionaje, relaciones bilaterales, Rusia, Austria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook