14:16 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (162)
    520512
    Síguenos en

    SOLNECHNOGORSK, RUSIA (Sputnik) — El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, denunció la existencia de fuerzas externas que intentan ocasionar un baño de sangre en Bielorrusia.

    "Hay quienes quieren que la situación que se está apaciguando en Bielorrusia derive en violencia, buscan provocar un derramamiento de sangre y que se repita el escenario ucraniano", dijo Lavrov en un foro que acoge la ciudad de Solnechnogorsk.

    El canciller ruso sostuvo que la oposición bielorrusa implementa el guión venezolano al hablar de la dimisión de Lukashenko.

    "Los opositores proponen negociar con las autoridades actuales solo las condiciones de la salida del presidente de Bielorrusia (...) Es similar a lo que ocurre en Venezuela, cuando un presidente legítimo es declarado paria", dijo Lavrov. 

    Al mismo tiempo, destacó que Moscú nota indicios de la normalización de la situación en Bielorrusia.

    "El pueblo bielorruso decidirá por sí mismo cómo salir de esta situación", destacó el ministro ruso.

    Lavrov llamó al inicio de un amplio diálogo nacional en Bielorrusia.

    "Primero tiene que calmarse la situación y luego empezar un diálogo nacional; y creo que las propuestas sobre la reforma constitucional es una oportunidad muy buena para hacerlo", subrayó el canciller ruso.

    El canciller ruso añadió que algunas propuestas del opositor Consejo de Coordinación en Bielorrusia causan dudas desde el punto de vista de la legitimidad y algunas de ellas pueden ser calificadas como una incitación a las fuerzas del orden de violar su juramento.

    Además Lavrov, al comentar las ofertas de mediación de la OSCE en Bielorrusia, recordó cómo terminaron los esfuerzos de mediación de los países occidentales en Ucrania en 2014.

    En particular, dijo, primero "se logró un acuerdo firmado por los ministros de Exteriores de Alemania, Polonia y Francia", y después la oposición se desmarcó del pacto.

    Lavrov no descartó también que la opositora Svetlana Tijanóvskaya podría haber sido presionada para que convoque las protestas.

    "Parece que a ella no le permitieron calmarse y comenzó a hacer declaraciones políticas muy fuertes, exigiendo continuar las huelgas y las acciones de protesta", dijo Lavrov al notar que Tijanóvskaya "сada vez más a menudo hace declaraciones en inglés y no en ruso o bielorruso".

    Bielorrusia es escenario de fuertes protestas a raíz de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, que revalidaron para un sexto mandato al presidente Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

    Según el escrutinio oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya con el 10,12% de los apoyos. Los otros tres candidatos reunieron juntos poco más del 4%.

    En los primeros días que siguieron a la votación, los agentes de seguridad dispersaron con gas lacrimógeno, balas de goma, cañones de agua y granadas aturdidoras a los miles de manifestantes que protestaban por un supuesto fraude electoral.

    Según el Ministerio del Interior, los sucesos dejaron centenares de heridos, entre ellos más de 150 policías, y más de 6.700 detenidos. Tres personas fallecieron.

    Las escenas de violencia cesaron en los días siguientes, pero las protestas continuaron y trascendieron de la calle a algunas cadenas de televisión públicas y compañías industriales, que se declararon en huelga.

    La oposición bielorrusa exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko ha descartado en términos contundentes.

    Tema:
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (162)
    Etiquetas:
    intervención, Serguéi Lavrov, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook