En directo
    Política
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin negó las acusaciones de que Rusia envía a Bielorrusia grupos de "mercenarios" para desestabilizar la situación en el país vecino.

    "Ya aparecieron calumnias de que algunas organizaciones de Rusia envían a unоs individuos presuntamente para desestabilizar la situación en Bielorrusia. Por supuesto, no son más que unas calumnias", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al comentar la detención de una treintena de ciudadanos rusos en Bielorrusia.

    Rusia y Bielorrusia "somos un Estado de la Unión, somos aliados, socios cercanos", subrayó.

    El portavoz agregó que Moscú de momento no tiene información completa sobre lo ocurrido y que este incidente se debe aclarar.

    "Por ahora podemos constatar lo siguiente: 33 ciudadanos rusos fueron detenidos ayer [el 29 de julio] en Bielorrusia. Otras 200 personas fueron declaradas en búsqueda. No hay información sobre acción ilegal alguna de los rusos que pudiera haber motivado su detención", apuntó.

    Preguntado si el presidente ruso, Vladímir Putin, tiene previsto hablar por teléfono al respecto con su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko, Peskov contestó que "de momento no lo tiene planeado".

    "Minsk y Moscú tienen muchos y distintos canales de comunicación, incluidos aquellos entre los organismos del orden. Por ello esperaremos que la comunicación a través de esos canales sea suficiente para aclarar la situación", afirmó. 

    Al responder a una pregunta de un periodista, que citó una opinión según la cual la detención de los rusos se debió a su participación en las hostilidades en Donbás y en Siria, Peskov respondió: "Quizás usted sepa más que yo".

    "No estoy al tanto de que eso fuera el motivo de su detención. (...) ¿Por qué hay que perseguirlos? Quién le dijo que ellos tomaron parte allí [en las hostilidades en Donbás]? No tenemos esta información, simplemente no le puedo contestar", afirmó.

    Además, Peskov indicó que Rusia espera que los derechos de los rusos detenidos en Bielorrusia se respeten plenamente.

    "Por supuesto, contamos con que los derechos de los ciudadanos rusos detenidos se respeten plenamente", dijo Peskov a los medios.

    Añadió que el embajador ruso habla este 30 de julio con la Cancillería y sus colegas en Minsk "así que esperamos que, como resultado de esas conversaciones y a través de los canales de comunicación entre los servicios especiales, recibamos una información exhaustiva sobre lo sucedido".

    Peskov subrayó que el Kremlin "no reconoce la ciudadanía ucraniana", que tienen algunos de los rusos detenidos en Bielorrusia.

    "Son ciudadanos de Rusia", acotó.

    El portavoz dijo a los periodistas que desconoce los motivos de detención y tampoco le consta la supuesta participación de algunas de esas personas en las hostilidades en el este de Ucrania.

    El 29 de julio el secretario de Estado del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, Andréi Ravkov, confirmó que las autoridades detuvieron a 33 ciudadanos rusos que presuntamente "pertenecen a la empresa militar privada Wagner".

    Este 30 de julio Ravkov señaló que en contra de los ciudadanos rusos detenidos fue abierto un caso penal. Además, según su información, en Bielorrusia se encuentran otros 200 paramilitares, que supuestamente preparan unas provocaciones durante la campaña electoral de Bielorrusia.

    Se abrió una investigación por terrorismo.

    Los acontecimientos tienen lugar a pocos días de las elecciones presidenciales bielorrusas fijadas para el próximo 9 de agosto.

    La campaña electoral se ha visto enturbiada por la detención de políticos y activistas de la oposición y protestas ciudadanas en Minsk y otras ciudades.

    Etiquetas:
    desestabilización, Rusia, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook