En directo
    Política
    URL corto
    5947
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El piloto del caza estadounidense F-15 que interceptó el avión comercial iraní Airbus A310, no pudo haberlo hecho por iniciativa propia y sin la autorización de los mandos, comentó a Sputnik el excomandante adjunto de la Fuerza Aérea rusa, general teniente Aitech Bízhev.

    El incidente ocurrió el 23 de julio, cuando un caza F-15 de la Fuerza Aérea de EEUU voló cerca de un Airbus A310 de la compañía iraní Mahan Air que cubría el vuelo Teherán-Beirut.

    Los pilotos del Airbus A310 pensaron que chocarían contra el caza y desviaron bruscamente la nave, lo que provocó pánico y causó varios lesionados entre los pasajeros, según publicaron los medios iraníes.

    "Ningún piloto del mundo se atrevería a realizar semejante interceptación por iniciativa propia, sin la respectiva orden de los mandos", aseguró Bízhev.

    En su opinión, los norteamericanos de esa manera querían "exhibir su fuerza, marcar su presencia o tal vez a bordo de ese avión se encontraba una persona que les interesaba".

    "Es bueno que el avión aterrizara y todos salieran ilesos, pero en todo caso, se necesita examinar ese incidente a nivel político por los canales de los ministerios de Exteriores", dijo el experto.

    Mientras, el Mando Central estadounidense (Centcom) comunicó que el F-15 estaba cumpliendo "una misión aérea rutinaria" cerca de las fronteras de Siria y que, efectivamente, realizó un "reconocimiento visual estándar" de la nave comercial a una distancia segura de aproximadamente un kilómetro.

    El portavoz de la Cancillería de Irán, Abás Musavi, declaró que Teherán tomará medidas políticas y jurídicas después de estudiar todas las circunstancias del incidente.

    Etiquetas:
    intercepción, EEUU, avión de caza, Fuerzas Armadas de Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook