01:33 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    Por
    Extradición de Emilio Lozoya para su juicio en México (48)
    1462
    Síguenos en

    Este viernes 17 arribó a la Ciudad de México en un avión de la Fiscalía General de la República, Emilio Lozoya, director de Pemex entre 2012 y 2016, extraditado desde España. Sputnik consultó al investigador mexicano Edgard Morín, sobre los claroscuros de un personaje clave de la aristocracia del país.

    Su extradición fue un proceso rápido, dado que Emilio Lozoya aceptó voluntariamente su regreso a México desde España, tras más de un año prófugo del país del que huyó en abril de 2019, refugiándose primero en Alemania, de dónde su madre —Gilda Margarita Austin— y su esposa —Marielle Helene Eckes— son originarias.

    Hijo y nieto de generaciones de la crema y nata de la aristocracia mexicana, Lozoya vuelve al país convertido en un presunto criminal bajo la figura del "colaborador protegido", según se ha anunciado públicamente por la Fiscalía General, categoría que aceleró su retorno tras haber sido arrestado en Málaga (España) en febrero de 2020.

    Lozoya es investigado en México acusado de formar parte del esquema internacional de sobornos, que desató diversas crisis en los sistemas políticos de América Latina a partir de las delaciones que Marcelo Odebrecht —titular de la empresa de construcción de capital brasilero— hizo al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

    Un origen aristocrático

    Edgar Morín Martínez es un doctor en antropología mexicano que lleva años investigando los procesos de corrupción y sus vínculos con el poder político en el país. Primero con La Maña: un recorrido antropológico por la cultura de las drogas (Debate, 2015) y más recientemente con su libro Crímenes de cuello blanco: el capitalismo de amigotes y las redes de la mafia del poder (Grijalbo, 2019) dónde siguió la trayectoria del poder de —entre otras— la familia Lozoya desde principios del siglo XX.

    "En nuestro país es frecuente escuchar algunas frases o proverbios atribuidos a los chinos. La fortuna no es excepción y de ella se dice que una primera generación la produce, la segunda se la disfruta y la tercera se la acaba", escribe Morín en el inicio del capítulo titulado Redes de relaciones de su trabajo más reciente —en el que ofrece información valiosísima para comprender la sociedad mexicana, sus desequilibrios de poder y sus desigualdades históricas— y que también, parece delinear el devenir actual de los Lozoya.

    Emilio Lozoya Austin —el extraditado— es hijo de Emilio Lozoya Thalmann quien fue Secretario de Estado durante el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988–1994) el primero de cuño abiertamente neo-liberal en México, así como fue también fungió como director del Instituto de seguridad y servicios sociales de los trabajadores del Estado (Issste) durante el mismo período.

    Su abuelo y padre de Lozoya Thalmann, Jesús Lozoya Solís, fue gobernador del norteño estado de Chihuahua (1955 y 1956), médico del Ejército mexicano, en el que llegó al cargo de general brigadier y también fue director del Hospital Militar. Fundó dos empresas farmacéuticas: Laboratorios Infan s.a. y laboratorios Umesa durante su vida, con los que acrecentó la concentración de riqueza familiar.

    "Lozoya Austin es heredero de los herederos de los ganadores de la Revolución mexicana", explicó el investigador Morín a Sputnik para graficar las generaciones de poder que ven su prestigio en juego con la extradición de su retoño. "Y fue educado para el poder", apuntó la fuente y aportó la información que sigue.

    Educado en dos carreras universitarias, una en la privada ITAM de economía y una en la pública UNAM de derecho, Lozoya Austin completó su educación con una maestría en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

    "A diferencia de otros políticos de tercera generación del país —como el actual Secretario de Seguridad Pública de la ciudad de México, Omar García Harfuch— Lozoya Austin fue educado en escuelas de élite, habla varios idiomas y entiendo que en algún momento le pasó lo que les pasa a muchas otras familias del poder: piensan que el país es de su propiedad", analizó Morín.

    Las acusaciones

    "Esa alcurnia también se manifiesta en lo jurídico y en las poderosas defensas que han asumido su caso", explicó Morín y repasó el rosario de poderosos abogados que han actuado a su favor desde su detención en España:

    • Baltasar Garzón, antiguo juez de la Asamblea Nacional española;
    • Javier Coello Trejo, antiguo procurador general de México en la década de 1970, así como procurador del consumidor durante el mencionado Gobierno de Salinas de Gortari;
    • Miguel Ontiveros, antiguo subprocurador de derechos humanos en la Procuraduría General de la República durante el sexenio del presidente Felipe Calderón (2000-2006).

    "El Gobierno mexicano enfrenta a abogados de muchos recursos económicos y políticos en este caso y eso es un elemento de peso en la resolución de la acusación que se ha hecho a Lozoya Austin", explicó Morín.

    Lozoya Austin es investigado por dos hechos:

    • Es acusado de comprar con sobreprecio la planta de fertilizantes Agronitrogenados, ubicada en la ciudad de Coatzacoalcos, estado de Veracruz, que había sido originalmente una empresa pública, privatizada durante el sexenio de Salinas de Gortari, quebrada durante esta gestión y comprada nuevamente por Pemex en 2013, cuando Lozoya Austin era su director, por 275 millones de dólares.

    Esta empresa está vinculada como subsidiaria a otra, Altos Hornos de México, que sufrió un devenir parecido (privatización, quiebra y reestatización) y que vincula al caso a otro mexicano que espera su extradición en España, Alonso Ancira.

    • Es acusado de delitos derivados de la transferencia de 12,5 millones de dólares de la constructora Oderbrecht y Altos Hornos de México para adquirir dos inmuebles, uno de ellos una mansión de playa en Ixtapa-Zihuatanejo, según investigaciones del periodista mexicano, Raúl Olmos.

    Lozoya aceptó ser extraditado a México el 29 de junio de 2020, acusado de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho derivado de lo arriba mencionado.

    Según analizó Morín en diálogo con Sputnik, su padre, Emilio Lozoya Thalmann, tuvo un papel desequilibrante en que Lozoya Austin haya aceptado esta extradición rápida y también colaborar con la investigación que está a cargo del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, debido a que tanto su madre, su hermana y su esposa están vinculadas a la acusación penal que pende sobre el exdirector de la Petrolera estatal.   

    Según explicó el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia mañanera de este 17 de julio, las diligencias del caso iniciaron al mediodía de este viernes, en manos del encargado de la Unidad de inteligencia financiera, Santiago Nieto, quien tiene un papel clave en la investigación del caso.

    Sin embargo, el Secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, informó en la misma conferencia que Lozoya Austin no fue recluido en el Reclusorio Norte como le correspondía, sino internado en un "hospital privado" debido a que presentaba un cuadro de anemia y esofagitis, dónde permanece "bajo estricta custodia del ministerio público federal".

    Tema:
    Extradición de Emilio Lozoya para su juicio en México (48)
    Etiquetas:
    México, Pemex, Emilio Lozoya
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook