En directo
    Política
    URL corto
    126011
    Síguenos en

    China anunció la decisión de imponer sanciones contra la empresa estadounidense Lockheed Martin. Aunque los detalles todavía no se conocen, los expertos creen que posiblemente se trata de la prohibición del suministro de elementos de tierras raras.

    Las sanciones chinas, anunciadas el 14 de julio, son una respuesta a las acciones de Washington, que había aprobado previamente el acuerdo para suministrar a Taiwán equipos para la actualización de los sistemas de misiles de defensa aérea Patriot producidos por Lockheed Martin. 

    Como parte de las nuevas sanciones contra Lockheed Martin puede ser el corte del suministro de materiales, incluyendo tierras raras, que son cruciales para la producción de armas avanzadas, y restricciones comerciales a los proveedores de la empresa que tienen negocios en el territorio continental chino, escribió el diario chino Global Times.

    Monopolio chino en la producción de tierras raras

    Los elementos de las tierras raras son un grupo de 17 metales que, por su gran importancia para la producción de todos los productos de alta tecnología "desde los teléfonos inteligentes hasta los misiles" llamados "vitaminas para la vida moderna", subraya el periódico The Times

    Muchos de los productos clave de Lockheed Martin, incluidos los aviones de combate F-35 y los misiles Patriot, dependen de componentes fabricados con tierras raras, estiman los analistas.

    Según la edición británica, China produce alrededor del 70% del volumen total de tierras raras del mundo en su propio territorio y procesa alrededor del 95% de los minerales de tierras raras, pudiendo así controlar el suministro mundial. 

    Además, Pekín posee una red de minas de tierras raras en África que forman "parte de una estrategia a largo plazo para lograr el dominio mundial en el campo de esta materia prima en el futuro", afirma The Times. 

    La consultora estadounidense Horizon Advisory citada por The Times advirtió que China ve su dominio del mercado de tierras raras desde una perspectiva estratégica más que financiera. 

    "A los chinos no les importan los beneficios económicos", declaró el cofundador de Horizon Advisory, Nathan Picarsik. "Ven el control de este sector como una forma de ganar sin luchar", agregó.

    La dependencia de los países occidentales de China

    Durante mucho tiempo, a los países occidentales no les importaba de dónde provienen estos recursos, y solo el agravamiento de la guerra comercial entre EEUU y China puso de relieve este problema.

    Las nuevas sanciones chinas demostraron una vez más la vulnerabilidad de los países occidentales, señaló. 

    El año pasado durante la escalada de la guerra comercial China ya había amenazado con prohibir el suministro de tierras raras. Entonces el país asiático acabó duplicando los aranceles de exportación. 

    La amenaza china estimuló a EEUU a reactivar el desarrollo de este sector donde el país era el principal productor hasta la década de 1980. Se iniciaron varios proyectos de minas y procesadores financiados por el Pentágono. 

    Sin embargo, todos los proyectos todavía siguen en desarrollo. Solo se puede destacar la inauguración de una nueva planta piloto que procesará elementos de tierras raras en Colorado

    La planta de procesamiento cerca de la única mina estadounidense para extraer tierras raras en Mountain Pass, California, aún no ha comenzado a funcionar. 

    El trabajo se ve obstaculizado por los costes laborales mucho más altos en comparación con los de los competidores chinos, así como por unas normas medioambientales más estrictas, opina The Times. 

    Mientras tanto, por tercer año consecutivo China aumenta las cuotas de extracción de minerales de tierras raras en un esfuerzo de intensificar su producción. 

    El Gobierno de EEUU está considerando imponer restricciones de viaje para los miembros del Partido Comunista de China (PCCh), publicó el diario The New York Times (NYT) citando fuentes familiarizadas con la iniciativa.

    Etiquetas:
    Lockheed Martin Corporation, EEUU, tierras raras, sanciones, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook