22:41 GMT19 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La negativa de Kiev a implementar los acuerdos de Minsk puede alejar las perspectivas de una solución de la crisis en Donbás, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    Según Peskov, Moscú está preocupada por las declaraciones de Kiev de que los acuerdos de Minsk ya no son relevantes y hay que renovarlos o bien reemplazarlos por otro documento "más moderno".

    "Es una tendencia muy peligrosa en las declaraciones de las autoridades en Kiev, que puede alejarnos significativamente en el tiempo del momento de una solución a la situación en Ucrania, porque de facto, por ejemplo, incluso pensar en coordinar algunos nuevos parámetros es imposible sin la participación de representantes de las autoproclamadas repúblicas en este proceso", dijo Peskov.

    El portavoz añadió que el Gobierno de Ucrania rechaza categóricamente cualquier contacto con las milicias, lo que hace imposible la elaboración de un nuevo documento.

    Peskov señaló que el Kremlin no se dedica a la interpretación de los acuerdos de Minsk, pues su letra es unívoca.

    "No interpretamos los acuerdos de Minsk, los leemos literalmente. Los acuerdos fijan una cierta secuencia de acciones destinadas a llevar la situación a un acuerdo. Esa secuencia de acciones está fijada y formulada de manera que no permite desacuerdo significativo", apostilló.

    También declaró que Rusia realiza una política consistente para que todos los países involucrados ejerzan presión en los socios ucranianos para que cumplan los compromisos asumidos en virtud de los acuerdos de Minsk.

    "Rusia hace esfuerzos considerables en cuanto al trabajo con nuestros socios en Berlín y en París, mi colega [Dmitri, vicejefe de la Administración del presidente] Kozak lo está haciendo ahora. Hasta el momento, desafortunadamente, él también está más bien decepcionado con el trabajo de nuestros colegas ucranianos", dijo Peskov.

    Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en unos 13.000 muertos.

    Etiquetas:
    relaciones, Rusia, Ucrania, acuerdos de Minsk, Kremlin, Donbás
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook