23:26 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia dispone de pruebas que implican a los militares de EEUU que ocupan "la zona de seguridad" cerca de la base de Al Tanaf, en Siria,  en entrenamiento a miembros de los grupos armados ilegales, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

    "Hay información de que los ocupantes de la 'zona de seguridad' ubicada alrededor de Al Tanaf —estamos hablando de los estadounidenses— están entrenando y suministrando armas a los militantes de los grupos armados ilegales", dijo Zajárova.

    La portavoz señaló que en las zonas donde se registró la presencia ilegal de EEUU los terroristas "no solo no fueron eliminados, sino que, al contrario, se les alienta a continuar sus actividades".

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y facciones terroristas.

    La solución de la crisis se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

    Presencia militar de EEUU en Ucrania

    Además, Zajárova declaró que Washington busca afianzar su influencia sobre el sector de defensa de Ucrania.

    "Obviamente, EEUU quiere aprovechar el otorgamiento a Ucrania de la condición de 'socio de oportunidades reforzadas' de la OTAN para afianzar su influencia sobre el sector de defensa de ese país", declaró Zajárova, al recordar que el proyecto de presupuesto estadounidense para 2021 prevé la asignación de decenas de millones de dólares para los suministros de armas a Kiev.

    Añadió que de este modo Washington planea "desarrollar un programa para un desarrollo integral de las Fuerzas Armadas de Ucrania".

    En opinión de la portavoz diplomática rusa, con estas acciones EEUU apoya la política de las autoridades ucranianas "encaminada al sabotaje de los Acuerdos de Minsk y la continuación de las hostilidades en Donbás".

    Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en unos 13.000 muertos. 

    Retórica de Guerra Fría en las amenazas de EEUU

    Las amenazas de Estados Unidos de aplicar sanciones a los proyectos de gasoductos rusos se parecen a la retórica de la Guerra Fría, afirmó Zajárova.

    Este 16 de julio, el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció que Washington planea extender las sanciones impuestas en virtud de la Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (CAATSA, en inglés) al gasoducto Nord Stream 2 y al segundo ramal de Turk Stream.

    "Además fueron anunciadas las amenazas de usar toda la gama de medidas represivas en el caso de que los llamados infractores participen en estos [proyectos]. Cuanto más veo las entrevistas de Mike Pompeo últimamente, en las que aborda semejantes temas, más me parece que estoy viendo una película de tiempos de la Guerra Fría", afirmó Zajárova.

    Desde Moscú han tomado nota, añadió, de que Washington, "con un empeño sorprendente, continúa demostrando a todo el mundo un hecho que se ha convertido en un axioma, en concreto, que aparte de las sanciones EEUU ya no tiene otros argumentos en la agenda internacional".

    Zajárova comentó también las declaraciones del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, quien afirmó que EEUU con sus amenazas de imponer sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2 menoscaba la soberanía europea y el derecho de la Unión Europea a decidir su política energética y que "la política energética europea se hace en Europa y no en Washington".

    "Es imposible no estar de acuerdo con esta frase (...) El problema tal vez sea que la comiencen a decir solo ahora, posiblemente hubiera que adoptar este tipo de criterios un poco antes", dijo la diplomática.

    El gasoducto Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, conectará a los dos primeros países por el fondo del mar Báltico. La infraestructura, concebida para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

    La construcción fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba las obras.

    Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

    Etiquetas:
    Siria, EEUU, Al Tanaf
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook