En directo
    Política
    URL corto
    0 171
    Síguenos en

    BERLÍN (Sputnik) — A EEUU con sus amenazas de aplicar sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2 le falta el respeto a la soberanía europea y el derecho de la UE a decidir su política energética, declaró el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

    "Con las declaraciones de que las empresas europeas también se ven amenazadas por sanciones, el Gobierno de EEUU no respeta la soberanía de Europa y su derecho a decidir independientemente dónde y cómo recibir la energía. La política energética europea se hace en Europa y no en Washington. Rechazamos las sanciones extraterritoriales", dijo en una declaración, divulgada por el Ministerio de Exteriores alemán.

    Maas apuntó que el Gobierno alemán en las últimas semanas realizó numerosas negociaciones con las autoridades de EEUU ante el aparente endurecimiento de la ley estadounidense de protección de la seguridad energética.

    En estas conversaciones "dejamos clara nuestra posición. Consideramos que es inapropiado protegerse con sanciones en un entorno de socios. Lo que necesitamos es un enfoque transatlántico para las sanciones contra Rusia. Estos esfuerzos se ven obstaculizados por el discurso actual de EEUU", subrayó el político alemán.

    Reacción de Austria

    Las autoridades de Austria rechazan los planes de Estados Unidos de imponer sanciones extraterritoriales al gasoducto Nord Stream 2, comunicó el Ministerio de Asuntos Exteriores.

    "Austria rechaza rotundamente los planes de EEUU de imponer sanciones extraterritoriales a la construcción del Nord Stream 2. Confiamos en el diálogo directo entre los socios, y no en las sanciones unilaterales", dijo el Ministerio austriaco a través de la red social Twitter.

    ​El 15 de julio el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció que Washington planea extender las sanciones impuestas en virtud de la Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (Caatsa, en inglés) al gasoducto Nord Stream 2 y al segundo ramal de Turk Stream.

    Pompeo afirmó que no son proyectos comerciales sino herramientas con las que el Kremlin procura explotar y expandir la dependencia europea del suministro de hidrocarburos rusos. El anuncio de posibles sanciones, según él, es una advertencia para que las empresas implicadas salgan ya de estos proyectos o enfrenten las consecuencias.

    El Kremlin declaró que ese anuncio de sanciones forma parte de "la burda política de restricciones de toda clase, de burdas presiones sobre empresas europeas" que ejerce Estados Unidos.

    El gasoducto Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, conectará a los dos primeros países por el fondo del mar Báltico. La infraestructura, concebida para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

    La construcción fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba las obras.

    Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

    Etiquetas:
    UE, Nord Stream 2, gasoducto, energía, acusaciones, EEUU, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook