En directo
    Política
    URL corto
    106
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El canciller del Reino Unido, Dominic Raab, ha acusado a "agentes rusos" de presunta interferencia en las elecciones legislativas del pasado diciembre, que resultaron en una amplia victoria de los conservadores liderados por Boris Johnson.

    "Es casi seguro que agentes rusos intentaron interferir en las elecciones generales de 2019 mediante documentos gubernamentales, filtrados y adquiridos ilegalmente, que amplificaron online", declaró el ministro.

    El político conservador se refirió a los informes con datos de las negociaciones comerciales entre el Reino Unido y Estados Unidos de cara al Brexit, que el partido Laborista utilizó en su campaña electoral.

    "Documentos confidenciales del Gobierno referentes al Tratado de Libre Comercio entre Reino Unido y EEUU se obtuvieron ilegalmente antes de las elecciones generales de 2019 y fueron diseminados por la plataforma digital social Reddit", agregó el canciller.

    Raab emitió sus alegaciones sobre la presunta injerencia en el proceso democrático británico minutos después de que el recién reconstituido Comité de Inteligencia y Seguridad del Parlamento de Westminster confirmara su intención de publicar en los próximos días un muy esperado informe sobre Rusia.

    Esta investigación parlamentaria, que debería ver la luz antes del 23 de julio, se remonta a un período anterior a la primavera de 2019 y analiza las supuestas conexiones rusas con la política británica.

    "Aunque no hay pruebas de una campaña rusa de amplio espectro contra las elecciones generales, cualquier intento de interferir en los procesos democráticos es completamente inaceptable", afirmó el canciller.

    Hasta la fecha, la administración conservadora siempre ha mantenido la línea de que Rusia "no ha interferido con éxito" en las legislativas o los referendos de la independencia de Escocia y la permanencia en la UE.

    El ministro advirtió que el Gobierno de Boris Johnson "se reserva el derecho de responder con medidas apropiadas en el futuro".

    El entonces líder laborista, Jeremy Corbyn, se apoyó en los filtrados documentos comerciales para denunciar, durante la campaña electoral, la intención de los conservadores de poner a la venta secciones del Sistema Nacional de Salud, el NHS.

    Mientras, el Gobierno abrió una investigación criminal sobre la filtración y divulgación de sus informes confidenciales con el apoyo de expertos del Centro Nacional de Seguridad Cibernética.

    Reacción de Rusia

    A su vez, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, declaró que las acusaciones del Reino Unido sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones legislativas son contradictorias e infundadas.

    "La declaración es poco clara y contradictoria, es casi imposible entenderla (...) si hablan, que presenten los hechos", comentó Zajárova en una rueda de prensa. 

    Es probable que, entre otros aspectos, el informe aborde las presuntas relaciones entre el Partido Conservador británico y unos millonarios rusos que permitieron al primer ministro Boris Johnson triunfar en la campaña de 2019.

    No es la primera vez que el Reino Unido acusa a Rusia de injerencia en sus procesos políticos.

    Las acusaciones anteriores de interferir en el referéndum del Brexit todavía no han sido probadas.

    Rusia ha reiterado en varias ocasiones que las acusaciones de intentos de influir en procesos democráticos en otros países no tienen fundamento.

    Etiquetas:
    conservadores, Boris Johnson, elecciones, acusaciones, Reino Unido, injerencia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook