En directo
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia acata el embargo internacional sobre el suministro de armas a Libia, dijo a Sputnik el encargado de negocios ruso en el país magrebí, Dzhamshed Boltáev.

    "Antes de que se impusieran las sanciones, suministrábamos armas a Libia, pero ahora no, estamos acatando el embargo", declaró Boltáev.

    A principios de este julio, Rusia anunció la decisión de reabrir la Embajada en Libia, evacuada desde Trípoli en agosto de 2014 en medio de una escalada de tensiones.

    Por el momento, el encargado de negocios ruso tendrá su sede en Túnez, pero sus funciones incluirán representar a Rusia en todo el territorio de Libia.

    Con respecto a la supuesta presencia de mercenarios rusos en Libia, Boltáev subrayó que son "afirmaciones infundadas".

    "No se trata de hechos sino de acusaciones gratuitas e información que no es fehaciente", dijo.

    El diplomático señaló que "el Estado ruso no apoya ni estimula a mercenarios".

    "Si algunos nacionales de Rusia, por vicisitudes de la vida, se han visto en Libia o en alguna otra parte, significa que han hecho algo por su cuenta; y aunque son remunerados, violan las leyes rusas", añadió.

    El encargado de negocios recordó que las leyes en vigor prevén sanciones penales contra los mercenarios.

    "Un mercenario no representa al Estado, es un particular al que otro particular puede contratar para algunas operaciones armadas", señaló.

    Además, Boltáev aseguró que mantendrá contactos con todas las partes del conflicto en Libia.

    "Planeo contactar con todas las partes en Libia y mantener relaciones con todos, incluidas las personas de las cuales depende el destino de nuestros conciudadanos que se encuentran encarcelados en Libia", dijo Boltáev a Sputnik.

    El diplomático se declaró "dispuesto a dialogar tanto con las autoridades del Gobierno de Acuerdo Nacional, como con las autoridades en el este del país".

    Sin embargo, continuó, de momento no hay fecha concreta de su salida a Túnez donde se ubicará la misión diplomática rusa.

    Mientras sus viajes hacia y dentro de Libia dependerán de "riesgos y condiciones de seguridad", mencionó Boltáev.

    Agregó que Rusia, Turquía, EEUU, Francia, Italia, Arabia Saudí, Egipto y varios países incluidos los limítrofes y el Consejo de Seguridad de la ONU trabajan para establecer el alto el fuego en Libia.

    "La tarea consiste en lograr el alto el fuego ya que las negociaciones son imposibles con una guerra en fase activa", dijo el diplomático.

    Rehusó comentar cuándo se logrará la tregua, pero opinó que "desde luego hay posibilidades" para alcanzarla. 

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivara en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en el país hay una dualidad de poderes:

    • El Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del ENL comandado por el mariscal Haftar;
    • El Gobierno de Acuerdo Nacional avalado por la ONU y liderado por Sarraj, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    La situación en Libia se agudizó aún más después de que Haftar anunciara a finales de abril su retirada del pacto político de 2015 que dio origen al Gobierno de Acuerdo Nacional y declarara que el ENL aceptaba "la voluntad del pueblo" y se hacía con el poder en el país.

    Etiquetas:
    embargo de armas, embajadas, Rusia, conflicto, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook