En directo
    Política
    URL corto
    0 170
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, afirmó que el Gobierno ucraniano sigue sin hacer nada para resolver el conflicto en Donbás, en el sureste de Ucrania.

    "Lamentablemente, nada cambia con el tiempo. La semana pasada, en una reunión operativa del Consejo de Seguridad dirigida por el presidente de Rusia, se abordó entre otros asuntos […] el proceso del arreglo en el sureste de Ucrania, y se manifestó una decepción total por la falta absoluta de dinámica. Kiev sigue sin hacer nada para implementar el conjunto de medidas pactadas en Minsk y los acuerdos logrados en París", constató Peskov en una entrevista con el canal Rossiya 1. 

    El portavoz del Kremlin señaló que en Kiev se habla cada vez más de cambiar los acuerdos de Minsk, sin que de momento esté claro si esas declaraciones reflejan la postura oficial.

    A la pregunta de si Rusia está preparada para una posible retirada de Ucrania de los acuerdos de Minsk, Peskov indicó que semejante paso "claramente, sería mal visto en Berlín, París y Moscú".

    "Perderíamos una base sobre la cual vamos construyendo el proceso negociador", advirtió el portavoz de la Presidencia rusa.

    Peskov agregó que "para elaborar un documento alternativo, habrá que dialogar con representantes de las repúblicas autoproclamadas, algo que Kiev rechaza de plano". "Resulta un círculo vicioso", concluyó.

    Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en unos 13.000 muertos. 

    Relaciones con EEUU

    Además, Peskov declaró que las relaciones entre Rusia y EEUU todavía se encuentran casi en el punto más bajo, en primer lugar se trata del tema de control de armas.

    "Nuestras relaciones todavía están prácticamente en el punto más bajo, su estado está de mal en peor tanto a nivel bilateral, como en términos de la responsabilidad de nuestros dos países en los asuntos multilaterales, sobre todo, en el tema de control de armas y la estabilidad estratégica", dijo.

    El portavoz destacó "contactos tímidos" a nivel de expertos que no acercan a la comprensión de la responsabilidad de los países "en términos de preservar los documentos existentes" capaces de garantizar el control de armas a escala mundial.

    El START III es actualmente el único acuerdo que vincula a Estados Unidos y Rusia en la estabilidad estratégica después de que la Casa Blanca rompiera definitivamente el pasado 2 de agosto de 2019 el Tratado INF de misiles de medio y corto alcance.

    El tratado suscrito en 2010 por Estados Unidos y Rusia limita los arsenales de los dos países a un máximo de 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva.

    Washington insiste en un nuevo tratado que incluya a China, algo que el país asiático ya ha rechazado en reiteradas ocasiones.

    Moscú, a su vez, considera que se deben tener en cuenta los arsenales nucleares de Francia y Reino Unido, países que no participan en ningún proceso de control de armas.

    Etiquetas:
    Kremlin, Ucrania, Rusia, Dmitri Peskov, Donbás
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook