En directo
    Política
    URL corto
    2555
    Síguenos en

    El enfrentamiento diplomático entre París y Ankara en torno a Libia ya ha adquirido su dimensión militar y política. El canciller francés no excluye la imposición de nuevas sanciones a Turquía. Un periodista turco analiza los posibles pasos del país en relación con la UE.

    El experto cree que para reforzar la posición de Turquía en las relaciones con la UE y EEUU es necesario lograr la cooperación con Rusia

    "La línea política que Turquía seguirá en el Mediterráneo oriental y en Libia debe ser llevar a Rusia a su lado", declaró Mehmet Ali Guller, columnista político del periódico Cumhuriyet en una entrevista con Sputnik. 

    Para él, este acercamiento es en beneficio de ambos países, sin importar lo opuestas que sean sus posiciones respecto a Libia. 

    Subrayó que la adhesión de Turquía a la UE es ilusoria y que los países occidentales nunca tenían la intención de cumplir esta admisión. 

    "Turquía no tiene espacio para desarrollar su posición en relación con la UE, ya que la pertenencia a la UE es una cierta ilusión. Desde el principio, la estrategia de la UE para Turquía ha sido mantenerla a una distancia más corta posible, de modo que Turquía, por un lado, no sea aceptada en la UE, pero no reciba un rechazo definitivo y no busque otras alternativas", resaltó. 

    Según el periodista, los partidarios del desarrollo euroasiático en Turquía entendieron esta posición occidental y se opusieron desde el principio. Por otro lado, argumentaron que Turquía debía cooperar con Irán y Rusia

    El experto cree que los intentos de EEUU de usar a Libia para empujar a Turquía contra Rusia no funcionarán a largo plazo.

    "Incluso si el actual Gobierno turco prefiere trabajar conjuntamente con Estados Unidos debido a la presión económica de Washington, Turquía desarrollará eventualmente una interacción con los actores asiáticos", aseguró. 

    En las circunstancias actuales, Turquía debe adoptar medidas decisivas respecto a la Unión Aduanera con la UE, indicó, al precisar que durante 25 años Ankara ha sufrido enormes pérdidas económicas por ser miembro de la Unión Aduanera sin pertenecer a la UE.

    "De vez en cuando hay demandas de Turquía para que se revisen las normas del acuerdo debido a la magnitud de estas pérdidas —estamos hablando de casi 500.000 millones de dólares—, pero de hecho, el paso más correcto sería una retirada completa del acuerdo por parte de Turquía", concluyó.

    Las relaciones entre Turquía y Francia empeoraron después de un incidente entre barcos de guerra turcos y franceses ocurrido frente a las costas de Libia. Francia acusó a los militares turcos de comportamiento agresivo en el Mediterráneo, mostrado cuando los franceses intentaron inspeccionar un buque de carga que se dirigía a Libia bajo la protección de la Armada turca.

    Turquía rechazó las acusaciones, diciendo que fue el barco francés el que realizó maniobras peligrosas.

    El presidente francés, Emmanuel Macron, acusó a Turquía de "exportación masiva de yihadistas" a Libia, calificando de "criminal" la intervención de Ankara en los asuntos del país norteafricano. Asimismo, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, anunció un encuentro de los cancilleres de los países de la UE el 13 de julio para "discutir sobre Turquía" y considerar la posibilidad de nuevas sanciones contra Ankara.

    "A petición nuestra, el 13 de julio se celebrará una reunión de ministros de asuntos exteriores de la UE exclusivamente sobre la cuestión turca", declaró Le Drian. "La UE ya ha impuesto sanciones contra Turquía en relación con los trabajos de perforación en la zona económica exclusiva de Chipre. Puede haber otras sanciones", agregó el jefe de la diplomacia francesa.

    Etiquetas:
    Oriente Medio, relaciones internacionales, conflicto armado, sanciones, Francia, Libia, Rusia, Turquía, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook