En directo
    Política
    URL corto
    2014
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El objetivo de Estados Unidos no es prolongar el embargo de armas de la ONU impuesto a Irán por un corto período de tiempo, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en una conferencia de prensa.

    "En primer lugar, nuestro objetivo no es extender el embargo de armas por ... un período de tiempo", dijo Pompeo.

    La semana pasada, EEUU presentó un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que ampliaría el embargo de armas a Irán antes de que expire a mediados de octubre.

    Rusia y China ya han expresado su oposición al proyecto de resolución.

    En 2015, Irán firmó un acuerdo nuclear con China, Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y la Unión Europea.

    El acuerdo, conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), estipula que Irán debe reducir su programa nuclear y rebajar sus reservas de uranio a cambio del alivio de las sanciones, incluido el levantamiento del embargo de armas de la ONU cinco años después de que el acuerdo fuera adoptado.

    Control de armas con Rusia

    El secretario de Estado de EEUU destacó que lamenta que China haya decidido boicotear las conversaciones de control de armas entre Rusia y el país norteamericano, que se desarrollaron en Viena.

    "La semana pasada, Estados Unidos y Rusia tuvieron una primera ronda de conversaciones sobre control de armas nucleares en Viena (…) Lamentablemente, Beijing boicoteó las conversaciones para continuar con su historial de rechazo al multilateralismo", dijo el funcionario durante una conferencia de prensa.

    Pompeo señaló que Estados Unidos y Rusia tuvieron discusiones positivas sobre una amplia gama de temas, incluida la acumulación de armas secretas por parte de China.

    El 22 de junio, Rusia y Estados Unidos sostuvieron conversaciones de control de armas en Viena en un esfuerzo por rescatar el Nuevo Tratado Estratégico de Reducción de Armas (Nuevo Start), que expira en febrero de 2021.

    China rechazó reiteradamente la invitación a unirse a las conversaciones, desvaneciendo las esperanzas de Estados Unidos de hacerlas trilaterales.

    Antes de la reunión en Viena, el enviado presidencial de Estados Unidos para el Control de Armas, Marshall Billingslea, criticó a China por no sumarse, al publicar una foto de una mesa con pequeñas banderas rusas, estadounidenses y chinas.

    Rusia, que acusó en repetidas ocasiones a Estados Unidos de ser reacio a extender el Nuevo Start, cuestionó la veracidad de la imagen.

    La delegación rusa dijo que no había banderas chinas en la sala de reuniones en las consultas bilaterales ruso-estadounidenses y que "en principio no podía haber ninguna".

    "Contactos más frecuentes" con Rusia

    Asimismo, Pompeo dijo que el presidente Donald Trump decidirá si invitar a Rusia a la cumbre del G7, pero es importante y apropiado continuar teniendo contactos más frecuentes con ese país.

    "Con respecto a Rusia y el G7, cuando estaban en esto, estaban causando problemas. Fuera de eso, y todavía continúan presentando riesgos para nosotros (...) Necesitamos hablar con los rusos. Y así, el presidente decide si quiere que asistan a la cumbre... es su decisión, ciertamente se lo dejaré a él. Pero creo que es absolutamente importante tener compromisos más frecuentes con los rusos", dijo Pompeo. 

    Pompeo agregó que cree que es muy importante y apropiado que Estados Unidos continúe dialogando con Rusia para convencer a Moscú de "cambiar algunas de las actividades que son inconsistentes con lo que Estados Unidos debe hacer para preservar seguridad y libertad para su propio pueblo".

    Etiquetas:
    Irán, embargo de armas, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook