En directo
    Política
    URL corto
    162
    Síguenos en

    En plena campaña electoral de las elecciones autonómicas en Galicia y País Vasco, Correos, el servicio público postal español, retenía el material de propaganda de la formación Vox, al interpretar que los mensajes impresos en sus sobres podían vulnerar derechos fundamentales. El partido protestó y la Junta Electoral Central ha fallado a su favor.

    La polémica se suscitó apenas cinco días después del inicio oficial de la campaña electoral para las elecciones autonómicas en Galicia y País Vasco. Correos interpretaba que los mensajes que aparecen en los propios sobres que contienen la propaganda de Vox no se ajustan a la ley.

    De resultas, el servicio público postal bloqueó su envío al domicilio de los ciudadanos incluidos en el censo electoral. Frases como "Los separatistas del BNG invitaron a un grupo terrorista a su mitin en Santiago" o "Ante la imposición lingüística hay una alternativa", adornan los sobres que iban a distribuirse en Galicia. Y mensajes como "El País Vasco proporciona ideología de género a los futuros maestros" figuran en los destinados a Euskadi.

    En Correos afirmaron haberse dirigido a la Junta Electoral Central para que emita un dictamen y señale un criterio de actuación con el material bloqueado de cara a las elecciones gallegas y vascas del 12 de julio. Finalmente, este organismo se ha pronunciado y ordena a Correos distribuir "de inmediato" la propaganda electoral de Vox para los comicios de Galicia y Euskadi, al no apreciar el riesgo señalado por el servicio postal. Este se basó en el artículo 16 del Reglamento por el que se regula la prestación de servicios postales para no proceder a la distribución de la propaganda electoral de Vox. Perteneciente a la Sección 2 (objetos prohibidos como envíos postales) del Capítulo III (envíos y servicios postales), el punto 3. del artículo 16 consigna la prohibición, entre otros supuestos, de los envíos "cuya envoltura o cubierta contenga textos o dibujos que vulneren cualquiera de los derechos fundamentales de la persona".

    El partido liderado por Santiago Abascal, mediante la presentación de las correspondientes alegaciones, solicitó a la Junta Electoral Central el archivo de la denuncia y que se ordene "urgentemente al envío masivo de la propaganda electoral". En un comunicado emitido a través de su página web oficial, esta formación entiende que la medida es "absolutamente desproporcionada" y vulnera "derechos fundamentales como el de Igualdad (Art. 14 CE) y el acceso en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos con los requisitos que señalen las leyes (art. 23.2 CE) y de la LOREG". Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar.

    Respecto a los mensajes impresos en los sobres intervenidos, Vox estima "que no pueden suponer lesión alguna de derecho fundamental, puesto que todos ellos han sido extraídos de publicaciones que ofrecieron los datos basándose en fuentes fidedignas". A modo de ejemplo, alegan que una de las frases de los sobres remitidos al País Vasco, "Las violaciones aumentaron el 37% en el País Vasco, con un incremento de la delincuencia del 7,8%", tiene como fuente al propio Ministerio del Interior de España. A esta frase acompaña otra: "Ante la inseguridad ciudadana hay una alternativa".

    La polémica anterior con Correos

    Correos ya fue objeto de críticas por parte de Vox hace unos días, cuando en vísperas del Día Internacional del Orgullo LGTBI el servicio postal emitió una serie de sellos conmemorativos y adornó parte de su mobiliario en el centro de Madrid con los colores del arco iris.

    A través de la red social Twitter, Santiago Abascal criticó el dispendio para con la efeméride en tiempos de pandemia y llegó a concluir que el dinero invertido no había sido utilizado para dotar de más aparatos de respiración asistida a la Sanidad pública. En realidad, el gasto no superó los 12.500 euros, IVA incluido, inversión que Correos amortizó en apenas 24 horas mediante la venta de sellos y packs de regalo. A la semana, se habían ingresado 33.678 euros gracias a esta iniciativa, cuyo impacto positivo indirecto se cifró en unos 500.000 euros.  

    Etiquetas:
    País Vasco, Xunta de Galicia, elecciones, Santiago Abascal, propaganda, campaña electoral, Junta Electoral Central, VOX, Correos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook