En directo
    Política
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El revisado auto de procesamiento contra Julian Assange emitido por el Departamento de Justicia de Estados Unidos el 24 de junio puede forzar un retraso en el proceso de extradición del profesional australiano, según advirtió su defensa en la vista administrativa que tuvo lugar en Londres.

    "Nos preocupa porque tiene la capacidad obvia de retrasar las fechas del juicio", declaró el abogado Mark Summers a la magistrada de Westminster, Vanessa Baraitser.

    Ni la defensa de Assange y la propia jueza habían recibido este el 29 de junio el actualizado escrito de la acusación estadounidense, que refuerza las imputaciones sin aumentar el número de cargos detallados el año pasado.

    "Es sorprendente", admitió Summers, antes de reprochar a la Justicia estadounidense por burlar los canales formales de comunicación.

    Aun así, la segunda parte del juicio de extradición sigue prevista para comenzar el 7 de septiembre en el Juzgado Criminal Central, el famoso Old Bailey de Londres.

    "Tendrá lugar con casi total seguridad en la Corte Criminal Penal el 7 de septiembre", dictó Baraitser en la vista preliminar.

    El fundador de WikiLeaks se ausentó, por "cuestiones médicas", de la última en la cadena de audiencias administrativas del caso, que tuvo lugar este 29 de junio.

    Sigue recluido en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres, sin recibir visitas de familiares, amigos ni abogados desde marzo debido a la crisis del COVID-19.

    Edward Snowden

    La acusación de EEUU de que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, utilizó al exanalista Edward Snowden para reclutar piratas informáticos es falsa, dijo Aitor Martínez, quien integra el grupo de abogados del ciberactivista.

    "Eso no tiene ni pies ni cabeza; el señor Assange no es un reclutador de piratas informáticos sino que es un periodista que lideraba una agencia de noticias como WikiLeaks; nunca tuvo una relación con Snowden", dijo a esta agencia Martínez.

    El gran jurado del Estado de Virginia (este), que dirige la investigación criminal contra Assange, acusó al fundador y sus colegas de WikiLeaks de utilizar a Snowden para reclutar piratas informáticos.

    "Assange y otros en WikiLeaks demostraron abiertamente su intención de ayudar a Snowden a evitar ser arrestado para animar a filtradores y hackers a proporcionar a WikiLeaks materiales robados", señala el nuevo auto de procesamiento que avala la petición de extradición de Reino Unido a EEUU del profesional australiano.

    El escrito delata a los compañeros de Assange con siglas y números (WLA2 a WLA4) entre abundantes detalles de cada supuesta acción delictiva que permiten identificarles casi inmediatamente.

    "En junio de 2013, una asociada de WikiLeaks (WLA-4) viajó con Snowden desde Hong Kong a Moscú", afirma el autor de procesamiento.

    WLA-4 se refiere a la periodista Sarah Harrison, quien se encontró con el entonces agente estadounidense después de que filtrara abundantes datos sobre el espionaje electrónico en masa practicado por la agencia secreta NSA en colaboración con sus equivalente británicos.

    Snowden recibió ese año el estatuto de refugiado por parte del Gobierno de Rusia.

    Por su parte, Martínez señaló que WikiLeaks no accedió ilegítimamente a ninguna información, sino que recibía datos y garantizaba el anonimato de sus fuentes.

    Denuncia de EEUU

    La actualización de la denuncia que realiza EEUU contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, vulnera su derecho a la defensa, dijo este lunes a Sputnik, uno de los abogados que integra la defensa del ciberactivista australiano.

    "EEUU agregó hechos a los que él (Assange) no va a poder prepararse, porque no tiene mucho contacto con sus abogados; por tanto, EEUU vulnera el derecho a la defensa de Assange y pone en manifiesto la mala fe de ese país para dificultar el accionar de la defensa", dijo a esta agencia el abogado Aitor Martínez.

    Martínez dijo a esta agencia que la ampliación de la acusación de EEUU se basa en un relato de un testigo que tiene la "máxima aversión contra Assange", ya que fue condenado por fraude y durante su juicio el ciberactivista fue testigo.

    "Además, relata unos hechos que todavía atacan aún más a la libertad de prensa en el mundo; si fuesen reales, es normal que Assange tuviera conversaciones con sus fuentes, porque es la base del periodismo", agregó.

    Asimismo, señaló que lo "más preocupante" es que los hechos ocurrieron en 2011, pero EEUU recién reconoce esa información.

    "Cuando ahora está a punto de terminar el proceso judicial, EEUU adjunta esos hechos, cuando además se terminó el plazo para presentar ampliaciones en junio-julio 2019 (…) teniendo en cuenta la situación que se encuentra Assange, que está prácticamente encerrado 23 horas y media en su celda, prácticamente no tiene contacto con nadie, ni siquiera con sus abogados, no puede prepararse contra las acusaciones", añadió el abogado.

    "El señor Snowden está en Rusia porque EEUU le revocó su pasaporte; él simplemente salió de EEUU, se fue a Hong Kong y después quiso ir a Cuba, y en tránsito, EEUU le bloqueó su pasaporte y se quedó varado en el aeropuerto de Rusia", recordó el abogado.

    Señaló que Snowden decidió publicar una información de "interés mundial" como era que las agencias de su país espiaban masivamente todas las comunicaciones de sus ciudadanos.

    Sin embargo, dijo que "esa información no tiene nada que ver Assange".

    Presentador en RT

    El relato de los supuestos delitos cometidos por Assange incluye también referencias a la serie de televisión que presentó en RT.

    Titulada The World Tomorrow (El Mundo de mañana) versó sobre entrevistas y debates que condujo con "figuras políticas claves", desde los presidentes de Ecuador y Túnez a líderes de Hezbollah y del movimiento juvenil Occupy, según resume el texto de la imputación.

    El escrito de acusación destaca particularmente la conversación televisada que Assange mantuvo con el expreso de Guantánamo, el británico Moazzam Begg.

    WikiLeaks ha denunciado el reforzado auto de procesamiento como un "abuso de proceso" que pasa por alto las "normas del sistema legal británico".

    "Operación publicitaria" de EEUU

    A su vez, el abogado Aitor Martínez sostiene en declaraciones a Sputnik que la ampliación de los hechos imputados por Estados Unidos contra Julian Assange es una "operación publicitaria" para desacreditar la labor periodística del fundador de WikiLeaks

    "Es una maniobra publicitaria de Estados Unidos para rebajarle a hacker y decir que no es un periodista", denunció el letrado español en una entrevista con Sputnik.

    Martínez forma parte del equipo legal internacional que dirige la querella criminal ante la operación de espionaje en beneficio de la Inteligencia estadounidense, que presuntamente montó la firma de seguridad andaluza UcGlobal en la embajada de Ecuador de Londres, donde Assange se refugió durante siete años.

    "Rebajarlo a hacker es complicado porque Julian es de los periodistas más galardonados en los últimos años y está reconocido por federaciones de prensa internacionales", agregó en entrevista con Sputnik.

    El revisado auto de procesamiento refuerza los hechos en torno al supuesto delito de intrusión informática, pero no amplía los cargos que basan la petición de extradición del exeditor del portal de información.

    "Nuevamente carga contra la libertad de prensa; sugiere que el periodismo de investigación está condenado en el futuro por EEUU en el mundo entero puesto que puede solicitar la extradición allá donde uno se encuentre", advierte Martínez.

    El equipo legal protesta particularmente por la inclusión de los nuevos hechos en una fase tan tardía del proceso, con el juicio de extradición previsto de reanudarse el 7 de septiembre en Londres.

    "Presentar los hechos fuera de plazo es una vulneración de proceso y apunta a una operación publicitaria de EEUU sin darle tiempo a defenderse", alerta el abogado del despacho Ilocad, que coordina dirige el exjuez Baltasar Garzón.

    El gran jurado del distrito del Estado de Virginia amplió el arco temporal de los presuntos delitos desde 2009 a 2015.

    Etiquetas:
    procesamiento, abogado, retraso, EEUU, extradición, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook