En directo
    Política
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    BENGASI, LIBIA (Sputnik) — Libia aprecia los esfuerzos que desarrolla Rusia con el fin de zanjar el problema en la nación africana, dijo a Sputnik el vicepresidente del Parlamento gobernante en el este del país, Ahmed Huma.

    "Valoramos altamente y apoyamos los esfuerzos que desarrolla Rusia, que no abandonó a Libia, sino actuó de verdad del lado libio, procurando que Libia vuelva a ocupar su posición de antes entre otros países. Lejos de estar presionando sobre los libios, Rusia actuó como su soporte en la lucha contra el terrorismo y los grupos ilegales", señaló.

    Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo en más de una ocasión que Rusia no está del lado de nadie en el conflicto libio y pone por encima de todo los intereses del pueblo libio, señaló que Moscú persigue el objetivo de lograr que la paz y la seguridad se impongan en todo el territorio de Libia.

    Injerencia militar de Egipto

    Además, Ahmed Huma refutó la información sobre la intromisión militar de Egipto o Rusia en la situación en Libia.

    "Se debe distinguir entre la injerencia militar y las consultas. No hemos visto tropas ni armas egipcias en la tierra libia, como tampoco una intromisión en la situación en Libia por parte de los militares rusos. Pero en Libia sí que están los soldados turcos, llegan en barcos armas turcas, aviones de Turquía se meten en el espacio aéreo libio. La mención de los militares egipcios y rusos, muy distante de la realidad, se necesita solo para justificar la presencia turca", señaló.

    Huma al mismo tiempo dijo que no existe motivo para poner en tela de juicio la promesa del presidente de Egipto, Abdelfatah Sisi, de acudir en ayuda si los partidarios del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) intentan avanzar desde Trípoli hacia Sirt y recalcó especialmente su intención de respaldar a las tribus libias en su lucha contra los partidarios del GAN.

    El mandatario egipcio, al recorrer hace poco el distrito militar oeste limítrofe con Libia le ordenó estar preparado para cumplir misiones de combate tanto dentro del país como afuera.

    "Cuando el presidente Sisi habla de las ciudades libias de Sirt y Al Jufrah como de una línea roja que las tropas leales al Gobierno de Trípoli no deben cruzar, eso indica que él enfoca a Libia como un país único, no dividido, y que Egipto no contribuirá a su división"; señaló Huma.

    El avance de las tropas del GAN hacia la ciudad de Sirt significa la incursión en la llamada "media luna petrolera" libia, lo que podría provocar una guerra civil, dijo y agregó que Egipto procura impedirlo.

    También recordó que Egipto, que juega muy notable papel en el mundo árabe, en África y en la palestra internacional, a lo largo de toda su historia ha sido amigo de Libia y se ha puesto de su lado en diferentes conflictos.

    Además, Egipto, a diferencia de Turquía, jamás ha sido una potencia colonial, indicó.

    El legislador destacó asimismo los intentos de otros "Estados amistosos" de lograr el cese del fuego en Libia y volver al proceso negociador, en particular de Alemania y Rusia.

    El pasado 6 de junio, El Cairo acogió una reunión entre Abdelfatah Sisi y Aguila Saleh, y el jefe del ENL, mariscal Jalifa Haftar, al término de la cual fue anunciada una nueva iniciativa de paz que prevé una tregua en todo el territorio libio, la retirada de las fuerzas extranjeras y el desarme de los grupos armados.

    La iniciativa fue respaldada por Rusia, Estados Unidos y varios países árabes, incluidos Arabia Saudí y Emiratos Árabes, mientras que el Gobierno de Trípoli y Turquía la rechazaron.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivara en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    En Libia prosigue la confrontación entre el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental del país y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio liderado por el mariscal Jalifa Haftar, respaldado a su vez por Egipto, y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) avalado por la ONU y liderado por Fayez Sarraj, con sede en Trípoli, en el noroeste del país, apoyado por Turquía.

    Haftar desde abril de 2019 no cesa los intentos de apoderase de Trípoli.

    A finales de enero pasado Moscú intentó sentar a la mesa de negociaciones a las principales fuerzas en confrontación libias, las conversaciones se desarrollaron con la participación de los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia y Turquía.

    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, conflicto, crisis, Libia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook