En directo
    Política
    URL corto
    3300
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El despliegue de un contingente adicional de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia provocaría una respuesta correspondiente de Moscú, declaró el presidente del Comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Konstantín Kosachov, al comentar las recientes declaraciones del líder de EEUU, Donald Trump.

    El 24 de junio en una rueda de prensa con el presidente polaco, Andrzej Duda, Trump declaró que espera llevarse bien con Rusia a pesar de los anunciados planes de trasladar una parte de sus tropas de Alemania a Polonia.

    "No nos importan tanto los motivos de las acciones del propio Trump como sus posibles consecuencias. Si al final aumenta la presencia militar en nuestras fronteras, eso provocará acciones de respuesta, y resultará peor para todos", escribió el parlamentario en Facebook.

    Kosachov recordó que el propio mandatario del país norteamericano, al referirse al contingente militar en el territorio germano, aseguró que "una parte volverá a casa y parte se enviará a otros lugares, uno de los cuales será Polonia".

    "El presidente de EEUU anunció su intención de reducir el contingente militar estadounidense en Alemania, eso podría ser, por sí solo, una buena señal y una confirmación de la disposición de Washington de 'llevarse bien' con Moscú, como lo expresó el morador de la Casa Blanca", pero "el problema consiste exactamente en ¿a dónde irán las tropas?", recalcó.

    Según el senador, pues "una cosa es volver a casa, y otra, estar aún más cerca de nuestras fronteras, y la señal entonces es exactamente contraria al deseo de mantener buenas relaciones".

    Para el senador, en caso de cumplirse el plan de EEUU, Washington no perdería nada, Varsovia lograría satisfacer sus ambiciones, pero en general la situación podría retroceder a como eran las cosas en 1997, cuando no existían acuerdos entre Rusia y la OTAN.

    "Eso representaría una derrota para toda Europa", aseguró el parlamentario, agregando que la propia ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, llamó a tener en cuenta el "acto fundamental Rusia-OTAN" de 1997 al seguir desplazando las tropas de la Alianza hacia el este del continente.

    Según ese documento, que contó con el visto bueno de Moscú, el bloque militar se comprometió a no desplegar de manera permanente sus tropas a lo largo de las fronteras rusas.

    "Es una señal realmente seria, pero no estoy seguro de que haya sido escuchada por Washington", comentó Kosachov las palabras de la ministra alemana.

    Para el senador, en realidad Trump no tiene planes de aumentar la tensión en el este de Europa, sino percibe todo ese juego con sus tropas como un "proyecto de negocio".

    "Es algo que percibió la propia Kramp-Karrenbauer, quien declaró que 'la OTAN no es una organización comercial, y la seguridad no es una mercancía'. Pero para Trump es precisamente una mercancía", afirmó el senador ruso.

    Kosachov resaltó que el presidente estadounidense, que conoce bien las fobias antirrusas de los polacos, pretende que sea Varsovia la que pague por la presencia de tropas adicionales enviadas por Washington.

    Para Berlín, en cambio, se trata de un mensaje "aleccionador", precisa el senador, tanto por el incumplimiento de sus compromisos financieros ante la Alianza, como por seguir comerciando con Moscú.

    La intriga mayor, según Kosachov, consiste en que Polonia esperaba "mostrar su lealtad y ganar dinero" a costa de EEUU al aceptar el despliegue de esas tropas, pero "por lo visto, la espera un fracaso". 

    Acta Fundacional Rusia-OTAN

    Por su parte, el vicecanciller Alexandr Grushkó comentó a Sputnik que Moscú sigue atentamente los anuncios de EEUU sobre el traslado de una parte de su contingente de Alemania a Polonia, no descarta que Washington pueda violar el Acta Fundacional Rusia-OTAN y de considerarlo necesario tomará medidas para garantizar la seguridad de Rusia y de sus aliados.

    "Estamos siguiendo atentamente los anuncios de Washington respecto al posible traslado de una parte del contingente estadounidenses de Alemania a Polonia", dijo.

    "Lo vamos a analizar, como es lógico, tanto desde el punto de vista de las consecuencias para la seguridad regional, basándonos en los intereses legítimos de Rusia y de nuestros aliados, en primer lugar de Bielorrusia, como bajo el ángulo visual del acatamiento de los postulados del Acta Fundacional Rusia-OTAN, que incluye el compromiso de la Alianza de abstenerse de emplazar adicionalmente contingentes sustanciales", agregó Grushkó.

    Según el vicecanciller, EEUU es capaz de violar este documento, puesto que va destruyendo otras bases materiales de la seguridad militar en Europa, en particular, abandonó el Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF), notificó oficialmente que se retirará del Tratado de Cielos Abiertos y frustró la ratificación del convenio sobre la adaptación del Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales de Europa (FACE).

    La violación por Washington del Acta Rusia-OTAN es una perspectiva muy real, dado que Polonia sueña con librarse de las limitaciones que establece este documento y ocupar una posición más alta dentro de la Alianza Atlántica, subrayó.

    "Precisamente por eso seguiremos atentamente la configuración que adquieran las FFAA de EEUU en Europa y en caso de necesidad tomaremos las medidas para garantizar los legítimos intereses de la capacidad defensiva y de la seguridad de Rusia", resumió el viceministro de Exteriores de Rusia. 
    Etiquetas:
    tropas, fronteras, OTAN, EEUU, Rusia, Konstantín Kosachov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook