En directo
    Política
    URL corto
    Por
    Las elecciones presidenciales en Bielorrusia (2020) (78)
    15212
    Síguenos en

    El principal aliado de Rusia, Bielorrusia, está haciendo frente a un reto político imprevisto. Queda un poco más de un mes para que se celebren las nuevas elecciones presidenciales y el país está sumergido en un alboroto. Sputnik cuenta cómo se desarrolla la situación en el país eslavo.

    Las elecciones presidenciales en Bielorrusia desde hace años tienen un resultado predecible. Durante años Alexandr Lukashenko ocupa el cargo más alto de la nación. En 2020 se cumplen 26 años consecutivos de su presidencia: Lukashenko ganó las elecciones en cinco ocasiones y en cada una de esas ocasiones obtuvo victorias abrumadoras. En varias elecciones ganó con un resultado que superaba el 80%.

    Lukashenko, al menos hasta hace poco, contaba con un enorme apoyo de la población. Pero la situación empezó a cambiar hace unos meses cuando Bielorrusia se vio afectada por dos grandes adversidades de 2020: el brote de coronavirus y la crisis económica, dos males entrelazados entre sí. A muchos bielorrusos no les gustó la manera en la que el líder de la nación enfrentó estos dos problemas.

    En 2019 el dirigente bielorruso tuvo la opción de celebrar las presidenciales a finales de año, mientras que las parlamentarias se celebrarían a finales del verano de 2020. En su lugar, las elecciones a la Asamblea Nacional de Bielorrusia tuvieron lugar en noviembre de 2019, mientras está previsto que las presidenciales se celebren el 9 de agosto de 2020. Si Lukashenko hubiera celebrado los comicios antes de las crisis de 2020, seguramente habría ganado sin ningún problema.

    No obstante, la situación ahora no parece tan clara porque la situación económica en algunas partes del país es lamentable, mientras la pandemia del COVID-19 en Bielorrusia se está desarrollando de acuerdo con un escenario que deja mucho que desear.

    Muchos ciudadanos del país eslavo están enojados con el hecho de que el mandatario no haya tomado en serio el peligro del nuevo coronavirus. El número de contagiados ya casi alcanza 60.000, lo que representa una gran proporción para una población que se cifra en nueve millones.

    Según varias fuentes, el índice de aprobación de Alexandr Lukashenko cayó hasta el nivel de entre el 3% y el 5%. De acuerdo con el Instituto de Sociología de la Academia Nacional de Ciencias bielorrusa, en la capital bielorrusa, Minsk, el índice de credibilidad al presidente Lukashenko se encuentra a un nivel del 24%. Es posible que el índice de credibilidad al presidente sea mayor en el resto del país porque en las elecciones anteriores el líder actual solía recibir menos apoyo en la capital.

    Lukashenko en sus discursos públicos transmitidos por la televisión nacional en reiteradas ocasiones criticó a sus oponentes en la carrera presidencial. El presidente bielorruso señaló que no permitirá desestabilizar la situación en el país y que hará todo lo posible para evitar un Maidán —referencia al golpe de Estado en Ucrania que tuvo lugar entre 2013 y 2014— en Bielorrusia. 

    El líder de la nación reiteró que se trata de la preservación de la "soberanía" de Bielorrusia. Además, criticó la manera en la que se celebraron congregaciones multitudinarias en Minsk y otras ciudades. Se trata de colas de varios kilómetros que los ciudadanos bielorrusos formaron para dejar su firma en apoyo a los 'candidatos alternativos'. Pero ¿quiénes son los aspirantes a la Presidencia del país eslavo?

    Actualmente hay más de una decena de candidatos que expresaron su deseo de participar en los comicios del 9 de agosto. Ocho de ellos ya lograron recopilar la cantidad necesaria de firmas en su apoyo. La cantidad es de 100.000 firmas, que es mucho teniendo en cuenta el número de habitantes de Bielorrusia. En comparación, en Rusia esta cantidad es la misma, pero la población de Rusia es 15 veces mayor que la de Bielorrusia.

    El difícil camino a la Presidencia

    El favorito entre los candidatos alternativos es Víktor Babariko, banquero y filántropo. Acumuló más de 435.000 firmas en su apoyo, un récord absoluto entre los candidatos alternativos en toda la historia de Bielorrusia. Asimismo, las encuestas en los sitios web de noticias bielorrusos muestran que alrededor del 50% de los bielorrusos están dispuestos a votarle.

    Babariko trabajó de presidente del directorio del Belgazprombank, el banco propiedad de las empresas rusas Gazprom y Gazprombank, entre 2000 y 2020 por eso tiene muchos contactos en Rusia. En plena campaña presidencial Babariko fue detenido el 18 de junio junto a su hijo. Las autoridades bielorrusas presentaron cargas contra Babariko y su hijo y los pusieron en custodia. 

    Entretanto, las autoridades bielorrusas se atrevieron a dar un paso ilícito y apuntaron una nueva jefatura a Belgazrpombank. Los propietarios del banco, Gazprom y Gazprombank, se negaron a cooperar con la nueva gestión de su filial. Además, Minsk se apropió de la colección de diferentes obras de arte bielorrusas que Babariko compró en el extranjero para devolverlos a su país de origen. Las autoridades justificaron el paso con la supuesta intención de trasladarlas al extranjero.

    Otro aspirante popular a la Presidencia bielorrusa es Serguéi Tijanovski, un videobloguero y autor del canal País para la vida en YouTube. Tijanovski ganó popularidad gracias a sus vídeos en los que expone la verdad sobre las difíciles condiciones de vida en algunas partes de Bielorrusia y actualmente cuenta con más de 240.000 suscriptores y más de 30 millones de visualizaciones. El bloguero es conocido por su postura muy en contra del líder del país.

    Actualmente Tijanovski se encuentra bajo custodia. El pasado 4 de junio las fuerzas de seguridad registraron la casa del bloguero y encontraron 900.000 dólares. La madre del candidato declaró que eran ahorros suyos. Luego, las cadenas nacionales de televisión transmitieron el vídeo del registro donde se puede oír a la madre de Tijanovski hablar sobre el dinero. 

    No obstante, hay los que no creen en la fiabilidad de la información porque la policía logró encontrar el dinero solo durante el tercer registro de la casa. 

    Hubo otro incidente con la participación de Tijanovski. El pasado 29 de mayo en la ciudad bielorrusa de Grodno, durante un mitin en el que los ciudadanos dejaban sus firmas en apoyo al candidato, una mujer se acercó a Tijanovski y empezó a hacerle preguntas, pero el aspirante a la Presidencia del país se negó a responder y la tachó de provocadora. 

    Entonces, la mujer se quejó a los policías sobre la negativa de Tijanovski de responderle y estos trataron de detener al candidato, pero sus partidarios se resistieron y como consecuencia uno de los efectivos perdió el equilibrio y cayó al suelo. Después, la policía arrestó a Tijanovski y a algunos de sus partidarios. 

    Como resultado de ese incidente Tijanovski no fue capaz de entregar las firmas en su apoyo. Fue entonces cuando se tomó la decisión de presentar a la esposa de Tijanovski, Svetlana, como candidata. La esposa de Tijanovski afirmó que recibió amenazas, por lo cual, quiso retirar su candidatura, pero finalmente decidió continuar compitiendo por la silla presidencial. 

    De acuerdo con las encuestas en los sitios web de noticias bielorrusos, el índice de aprobación de Tijanovskaya oscila entre el 12% y el 18%

    Los datos oficiales sobre el índice de aprobación de los candidatos alternativos no están disponibles. Hay también otros candidatos, pero sus posibilidades de ganar son mucho menores que las de Babariko y Tijanovski.

    Un pronóstico alarmante

    La campaña para recopilar las firmas en apoyo a los candidatos alternativos se vio acompañada por manifestaciones multitudinarias. La gente, que espera haciendo fila para dejar su firma, corea lemas en apoyo a los candidatos detenidos y sus partidarios que permanecen en custodia. Miles de personas salieron a las calles de las ciudades bielorrusas para expresarles su apoyo. Los automovilistas que pasaron cerca tocaban la bocina para solidarizarse con los manifestantes.

    Entretanto, la policía bielorrusa continuó deteniendo a algunos participantes de las protestas que, según informan, violaron las normas de la celebración de eventos multitudinarios. El servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Interiores de Bielorrusia informó a Sputnik que el pasado 19 de junio cerca de 270 ciudadanos fueron detenidos después de los mítines en apoyo a los candidatos a la Presidencia porque violaron dichas normas o se negaron a cumplir las órdenes de la Policía.

    "Las protestas en las calles irán aumentando porque las autoridades bielorrusas no toman ningún tipo de decisión para detener las protestas. Han elegido una solución que supone el uso de la fuerza", declaró en un comentario a Sputnik el politólogo ruso Andréi Suzdaltsev.

    Según el experto, el candidato Víktor Babariko, contra quien las autoridades presentaron cargos paulatinamente, pasa a tener la imagen de un preso político.

    "Sin duda esto va a tener un efecto desestabilizador sobre la situación política en la república y sobre la campaña electoral. Cuando ponen en custodia a una persona cuyo índice de aprobación es superior al 50% es casi una catástrofe. No excluimos que haya una situación en la que tengan lugar enfrentamientos muy duros", señaló a la atención el entrevistado. 

    El analista también agregó que las acusaciones que se presentan contra Víctor Babariko son extremadamente sesgadas. Además, dijo que el pretexto para las cargas apareció solo durante la campaña electoral. Suzdaltev cree que las cargas contra Babariko fueron presentadas por encargo y añadió que "todos en Bielorrusia lo entienden".

    Lukashenko hace todo lo posible para que Babariko no entre en el ámbito político del país y no participe en la campaña electoral, prosiguió.

    "En el país hay un entendimiento de que las elecciones ya concluyeron porque el presidente es el que decide quién va a estar en la papeleta. Va a elegir a las personas que no tienen nada que ver con la vida política. Él espera que, igual que en los años anteriores, su sexto mandato será legitimado. Pero hay un problema ahí: el índice de aprobación de Lukashenko es catastrófico", subrayó.

    Es importante señalar al mismo tiempo que Alexandr Lukashenko acumuló la mayor cantidad de firmas en su apoyo: la cifra supera 1,5 millones de firmas. Mientras tanto, el índice de aprobación real de todos los candidatos permanece desconocido. Las únicas fuentes de información son las encuestas en los sitios web de noticias bielorrusos y los datos escasos que presentó la Academia Nacional de Ciencias de Bielorrusia.

    A pesar de que el aspirante a la Presidencia con el mayor índice de aprobación entre los candidatos alternativos, Víktor Babriko, permanece en custodia, él sí puede seguir participando en los comicios y puede ser elegido como presidente, declaró a Sputnik la jefa del Comité Central Electoral bielorruso, Lidia Yermóshina. 

    En cualquier caso, es temprano para sacar conclusiones precipitadas porque queda mucho tiempo hasta el 9 de agosto. Pero sin duda alguna las elecciones presidenciales de 2020 en Bielorrusia serán un punto de inflexión en la vida política de la nación eslava.
    Tema:
    Las elecciones presidenciales en Bielorrusia (2020) (78)
    Etiquetas:
    Elecciones presidenciales en Bielorrusia 2020, elecciones presidenciales, Alexandr Lukashenko, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook