En directo
    Política
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El conflicto en Libia no se puede solucionar mediante acciones bélicas, declaró en una rueda de prensa el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Discutí el tema con varios de mis colegas, ellos están de acuerdo con el elemento fundamental de nuestra posición, que consiste en la imposibilidad de una solución militar para ese conflicto", dijo el canciller ruso al resumir sus negociaciones con los homólogos de la India y China.

    Para Lavrov se trata de "la piedra angular de todas las resoluciones que se aprobaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, todas las declaraciones que se adoptaron en numerosos eventos, incluida la conferencia de Berlín en enero de este año". 

    Lavrov llamó a todas las partes que participan en la contienda en Libia a un cese inmediato de las hostilidades.

    Como subrayó el ministro, la superioridad militar de un bando sobre el bando adversario en el conflicto en los últimos años cada vez resultó temporal, siempre estuvo acompañada de represiones, pero la parte que se encontraba en retirada estaba lista para negociar, mientras la que avanzaba no quería hacerlo, "algo que todos comprendieron hace tiempo".

    "Por lo tanto, no veo ninguna opción que no sea un alto el fuego inmediato. Así como la solución de todos los demás problemas partiendo de un proceso de negociación acorde con los enfoque reflejados en la declaración de la conferencia de Berlín", enfatizó el jefe de la diplomacia rusa.

    Lavrov advirtió que las tres principales regiones históricas de ese país deben estar representadas equitativamente en el proceso de negociación, en sus resultados y en los nuevos órganos del gobierno, tanto ejecutivo como legislativo.

    Para el canciller, las cuestiones económicas libias también deben abordarse tomando en cuenta el equilibrio de intereses de cada una de estas tres partes del país.

    "El asunto relacionado con quién tendrá fuerza legítima relacionada con el uso de la fuerza militar en el Estado libio también debe ser objeto de convenios", subrayó el titular.

    El alto diplomático llamó a los demás "actores externos" a crear las condiciones para un diálogo interno libio inclusivo, y reveló que debatió en los últimos días por teléfono el tema con sus homólogos de Turquía y Egipto, Mevlut Cavusoglu y Sameh Shukri.

    "Tanto el primero como el segundo de mis colegas se expresaron inequívocamente a favor de ese enfoque: todos tienen que reconocer la imposibilidad de una solución militar, es necesario sentarse a la mesa de negociaciones y buscar acuerdos aceptables para todos", resaltó.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivara en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en el país hay una dualidad de poderes:

    • El Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio (ENL);
    • El Gobierno de Acuerdo Nacional avalado por la ONU y liderado por Fayez Sarraj, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    El pasado 3 de junio las tropas del GAN, apoyadas por Turquía, anunciaron que recuperaron por completo el control sobre Trípoli.

    El pasado 6 de junio, El Cairo acogió una reunión entre el presidente egipcio, Abdelfatah Sisi, el presidente del Parlamento libio que sesiona en Tobruk, Aguila Saleh, y Haftar, al término de la cual fue anunciada una nueva iniciativa de paz que prevé una tregua en todo el territorio libio, la retirada de las fuerzas extranjeras y el desarme de los grupos armados.

    La iniciativa fue respaldada por Rusia, EEUU y varios países árabes, incluidos Arabia Saudí y Emiratos Árabes, pero el Gobierno de Trípoli y Turquía la rechazaron. 

    Etiquetas:
    conflicto, Libia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook