En directo
    Política
    URL corto
    51685
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El presidente ruso, Vladímir Putin, indicó que, pese a los intentos de demostrar otra cosa hoy en día, fueron la Unión Soviética y el Ejército Rojo los que hicieron "el mayor aporte a la derrota del nazismo".

    "La URSS asumió el 75% de todos los esfuerzos militares realizados por la coalición anti-Hitler. Durante el período militar, el Ejército Rojo destrozó 626 divisiones de los países del Eje, de las cuales 508 eran alemanas", afirma el artículo.

    Asimismo, Putin calificó de escandalosa la resolución aprobada por el Parlamento Europeo que responsabiliza a la Unión Soviética de la Segunda Guerra Mundial, así como aseguró que el documento puede representar una amenaza real.

    En un artículo para la revista estadounidense The National Interest, el líder ruso destacó que muchos países "no están dispuestos a realizar una labor conjunta" con Rusia y, por el contrario, "aumentan el número y la envergadura de los ataques informativos" contra Moscú, y puso el ejemplo de la resolución del Parlamento Europeo del 19 de septiembre de 2019, donde la URSS y a la Alemania nazi se declaraban responsables por la Segunda Guerra Mundial.

    El único objetivo de dicha "engañosa resolución" consiste en "provocar un escándalo", advirtió Putin.

    La resolución también "está plagada de peligros reales", afirmó el mandatario ruso en su artículo.

    "Para todos resultan imprescindibles la verdad y la objetividad. Yo, por mi parte, siempre he instado a mis colegas a construir un diálogo calmado, abierto y basado en la confianza para mirar el pasado común de una manera autocrítica e imparcial", resaltó el presidente ruso.

    Putin en su artículo considera injusto el enfoque según el cual el pacto Mólotov-Ribbentrop se cataloga como la causa principal de la Segunda Guerra Mundial.

    "Todos los países líderes son hasta cierto punto responsables de esa detonación. Todos cometieron errores fatales, creyendo arrogantemente que se podían burlar de los demás, proporcionarse ventajas unilaterales o mantenerse alejados del desastre mundial que se avecinaba. Esa visión fallida, esa negativa a la creación de un sistema de seguridad colectivo costó millones de vidas y enormes pérdidas", aseguró el mandatario.

    Al mismo tiempo, el jefe de Estado aseguró que Rusia siempre estará agradecida por la ayuda brindada por los aliados en el abastecimiento del Ejército soviético durante la Segunda Guerra Mundial.

    "Esa ayuda fue bastante importante: representó alrededor del 7% de toda la producción militar de la Unión Soviética", destacó.

    Es inadmisible equiparar a los cómplices del nazismo con los héroes de la Segunda Guerra Mundial, declaró el presidente ruso.

    "Hoy en día, nuestra posición permanece sin cambios: no puede haber excusas para las acciones criminales de los colaboradores nazis, no hay estatuto de limitaciones para ellos", afirmó Putin.

    Agregó que, "por lo tanto, es desconcertante que, en ciertos países, los que cooperaron con los nazis sean repentinamente equiparados con los veteranos de la Segunda Guerra Mundial".

    "Creo que es inaceptable equiparar a los libertadores con los ocupantes. Y solo puedo considerar la glorificación de los colaboradores nazis como una traición a la memoria de nuestros padres y abuelos. Una traición a los ideales que unieron a los pueblos en la lucha contra el nazismo", subrayó.

    El líder ruso también destacó la necesidad de recuperar los nombres y los destinos de todos los soldados, guerrilleros, trabajadores clandestinos, presos de campos de concentración y civiles que murieron a manos de los nazis.

    Subrayó que con este objetivo hay que continuar activamente el trabajo de archivo, incluyendo a través de voluntarios y la interacción con otros países.

    "Es nuestro deber. Y aquí los miembros del movimiento de búsqueda, las asociaciones militares patrióticas y voluntarias desempeñan un papel especial, en particular la base de datos electrónica 'Memoria del Pueblo', que contiene documentos de archivo. Y, por supuesto, para resolver tal tarea humanitaria común se necesita una estrecha cooperación internacional", escribió Putin.

    Precisó que "casi 27 millones de ciudadanos soviéticos murieron en los frentes y en las cárceles alemanas, murieron de hambre y fueron bombardeados, murieron en los guetos y los hornos de los campos de exterminio nazis".

    "La URSS perdió uno de cada siete de sus ciudadanos, el Reino Unido perdió uno de cada 127, y Estados Unidos, uno de cada 320", recordó.

    Acusaciones contra Stalin

    Muchas acusaciones contra Iósif Stalin son totalmente justas, en particular, las referentes a las represiones, pero ese líder soviético sabía que los demás países querían que la URSS se enfrentara contra Alemania y sus aliados y trató de ganar tiempo, afirmó el presidente ruso.

    El mandatario ruso está seguro que Stalin y su entorno, que realmente eran culpables de "crímenes cometidos por el régimen contra su propio pueblo" y del "horror de las represiones masivas", al mismo tiempo eran conscientes "de los intentos de dejar a la Unión Soviética luchar a solas contra Alemania y sus aliados".

    "Ellos comprendían muy bien esa amenaza real y estaban tratando de ganar tiempo, algo totalmente imprescindible para reforzar la defensa del país", reveló Putin.

    Para el presidente ruso, hay muchas cosas de las que se puede acusar al gobierno de Stalin, "pero no de un falso entendimiento del carácter de las amenazas externas".

    "Me gustaría destacar que Stalin, a diferencia de muchos otros líderes europeos de la época, no se rebajó a reunirse con (Adolf) Hitler, quien era conocido en Occidente como un político de suficiente renombre y era bienvenido en las capitales europeas", subrayó el presidente de Rusia.

    Documentos secretos sobre la Segunda Guerra Mundial

    El mandatario no descartó la existencia de documentos secretos sobre la Segunda Guerra Mundial e instó a todos los países a facilitar el acceso a los archivos.

    "Los materiales sobre las negociaciones secretas anglo-germanas todavía no están desclasificados. Por eso llamamos a todos los Estados a activar el proceso de divulgación de sus archivos y publicaciones anteriormente desconocidas sobre la guerra y el período de antes de la guerra, como lo ha hecho Rusia durante los últimos años", afirmó el líder ruso.

    Putin destacó que en este contexto Rusia está dispuesta a "una amplia cooperación y proyectos conjuntos de investigación con la participación de historiadores".

    En su artículo el presidente ruso destacó también que no existen documentos algunos en los archivos que confirmen la hipótesis de que la URSS habría planeado comenzar una guerra preventiva contra Alemania.

    Putin afirmó también que no hay información sobre si hubo protocolos secretos o acuerdos de ciertos países con los nazis.

    Llamó a seguir estudiando las causas del inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero solo en base a documentos de archivo y evitando cualquier especulación política o ideológica.

    La crisis por COVID-19

    La crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19 será un tema especial de la futura cumbre de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas —Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia y China—, declaró Putin.

    "Un tema especial en la agenda de la reunión es la situación en torno a la economía mundial y, sobre todo, la solución a la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus", señaló.

    Destacó que estos países están tomando medidas sin precedentes para proteger a sus ciudadanos y apoyar a los que viven una situación difícil.

    "Nuestra capacidad de trabajar juntos y coordinarnos, como verdaderos socios, mostrará cuán graves serán las consecuencias de la pandemia y cuán rápido la economía global podrá salir de la recesión", expresó Putin.

    Remarcó que es inadmisible convertir la economía en un instrumento de presión y confrontación.

    "¿Cuál es nuestra visión del contenido de la futura cumbre? Sobre todo, creemos que será útil para discutir los pasos con el objetivo de desarrollar principios comunes para resolver problemas internacionales", escribió el mandatario.

    Según el presidente de Rusia, es necesario abordar temas relacionados con el mantenimiento de la paz, el fortalecimiento de la seguridad global y regional, el control de armas estratégicas, así como los esfuerzos conjuntos por combatir el terrorismo, el extremismo y otros importantes desafíos y amenazas.

    Expresó su convicción de que la futura cumbre podrá desempeñar un papel importante en la búsqueda de respuestas ante los desafíos y amenazas actuales, así como confirmará que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU están comprometidos con el "espíritu de alianza e ideas y valores humanistas".

    Propuestas de abolir el veto en Consejo de Seguridad de la ONU

    "Los llamamientos que se han hecho bastante a menudo en los últimos años a abolir el poder de veto, a negar oportunidades especiales a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, en realidad son muy irresponsables", escribió el mandatario ruso.

    En opinión de Putin, si al final esto ocurre, "la ONU esencialmente se convertirá en Sociedad de las Naciones, un encuentro para discusiones vacías sin ninguna influencia en los procesos mundiales".

    El líder ruso destacó que la Sociedad de las Naciones, creada después de la Primera Guerra Mundial, habría podido prevenir un nuevo conflicto global.

    Sin embargo, esa organización, dominada por las potencias vencedoras –Francia y el Reino Unido–, se mostró ineficaz, pues "hizo oídos sordos a los repetidos llamamientos de la Unión Soviética a establecer un sistema de seguridad colectiva equitativo y firmar un pacto sobre Europa Oriental y un pacto sobre el Pacífico para prevenir agresión".

    "Cómo eso terminó se sabe muy bien. Es por eso que las potencias vencedoras (en la Segunda Guerra Mundial) abordaron la formación del nuevo sistema del orden mundial con suma seriedad, buscando evitar que se repitieran los errores de sus predecesores".

    Putin constató que el sistema de la ONU "actualmente está experimentando cierta tensión en su trabajo y no es tan eficaz como lo podría ser".

    "Pero la ONU todavía desempeña su función primaria", enfatizó.

    Explicó que los principios del Consejo de Seguridad de la ONU son "un mecanismo único para prevenir una gran guerra o un conflicto global".

    "Es nuestro deber, el de todos los que asumen responsabilidad política y principalmente los representantes de las potencias vencedoras en la Segunda Guerra Mundial, garantizar que este sistema se mantenga y mejore. Hoy como en 1945, es importante mostrar voluntad política y debatir el futuro juntos", puntualizó.

    El artículo del presidente ruso, titulado 'Las lecciones reales del 75 aniversario de la Segunda Guerra Mundial', fue publicado este 18 de junio en inglés por la revista The National Interest.

    En las próximas horas también se publicará en ruso en el diario Rossiyskaya Gazeta y la página web del Kremlin.

    Sigue la versión completa del artículo de Putin aquí.

    Etiquetas:
    URSS, Rusia, nazismo, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook