En directo
    Política
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Energía ruso, Alexandr Nóvak, calificó las acciones de Estados Unidos contra el proyecto de gasoducto Nord Stream 2 de proteccionismo e injerencia en los asuntos internos de países soberanos.

    "No sé si eso puede bloquear el proyecto o no, solo puedo expresar mi opinión de que se trata de puro proteccionismo e interferencia en los asuntos de otros Estados soberanos", dijo Nóvak en una entrevista con la agencia Bloomberg.

    Subrayó que el Nord Stream 2 es un proyecto comercial en el que participan empresas europeas para diversificar las rutas de suministro, reducir los costos y pasar a las materias primas bajas en carbono.

    "En mi opinión, los proyectos empresariales tan grandes (…) no deben ser coordinados por terceros países", dijo Nóvak, al subrayar que el Nord Stream 2 corresponde a las normas de legislación europea.

    A principios de junio, senadores estadounidenses presentaron un proyecto de ley para sancionar a todas las compañías que proporcionen certificación, seguros e instalaciones portuarias para el Nord Stream 2.

    La construcción del Nord Stream 2, impulsada por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas, que realizaba las obras.

    De los 1.230 kilómetros de la tubería faltan por construir actualmente menos de 160 kilómetros.

    El gasoducto constará de dos ramales para transportar un total de 55.000 millones de metros cúbicos de gas anuales.

    El proyecto fue concebido para diversificar las rutas de suministro de gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética.

    Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

    Cooperación con EEUU en el ámbito de la energía

    Nóvak añadió que Rusia espera cooperar con Estados Unidos en el ámbito de la energía, independientemente de quién sea el nuevo presidente de ese país norteamericano.

    "Nos gustaría desarrollar nuestra cooperación en base a los principios del mercado, en condiciones de asociación absolutamente iguales, independientemente de quién" gane las elecciones presidenciales en EEUU, dijo Nóvak.

    Las elecciones presidenciales de Estados Unidos están previstas para el 3 de noviembre.

    Se espera que la presidencia del país sea disputada por el actual presidente de EEUU, Donald Trump, y el demócrata Joe Biden. 

    Acuerdo de la OPEP+

    Además, Rusia logró cumplir casi el 100% de su meta en el marco del acuerdo de recorte petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los productores independientes, declaró Nóvak.

    "Rusia se toma muy en serio sus compromisos (...) llegamos casi enseguida al 100% del recorte petrolero en el marco de los compromisos asumidos en el acuerdo", dijo el ministro.

    El ministro subrayó que las empresas rusas están comprometidas con seguir cumpliendo el pacto.

    "En cuanto al cumplimiento del acuerdo en general, creo que está a un nivel bastante alto, alrededor del 89%, según las estimaciones preliminares", puntualizó Nóvak.

    Cuando a principios de marzo la OPEP+ suspendió el anterior pacto sobre los recortes petroleros, Rusia decidió que no iba a aumentar su producción petrolera, según el ministro.

    "Partimos de la situación que se configuraba en el mercado en aquel momento. Rusia no aumentaba su producción aunque quedó claro que el acuerdo no se prolongaría después del 1 de abril", recalcó.

    Explicó que las autoridades rusas consideraban que un aumento de la producción petrolera tendría un impacto negativo en el mercado.

    "Además, había muchos riesgos con respecto a cómo se desarrollaría la situación acerca de la pandemia" del coronavirus, añadió Nóvak.

    El ministro también destacó la cooperación energética de Rusia y Arabia Saudí que los dos países mantenían, incluso cuando el anterior acuerdo de recorte petrolero de la OPEP+ ya estaba suspendido, mientras el nuevo todavía no había sido elaborado.

    "Tenemos muy buenas relaciones con Arabia Saudí (...) En aquel caso simplemente vivimos una situación del mercado sin algún proceso de control de la producción, lo que también suele suceder, por supuesto coincidió con la situación acerca de la pandemia", dijo el ministro.

    El pasado 6 de marzo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y diez productores independientes (Azerbaiyán, Baréin, Brunéi, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur) pusieron fin a su anterior acuerdo sobre los recortes petroleros vigente hasta el 31 de marzo al no lograr consensuar una prórroga de la iniciativa que estaba vigente desde principios de 2017.

    La ruptura del pacto petrolero, junto con la pandemia de coronavirus, hundieron el precio del petróleo a mínimos históricos.

    El pasado 1 de mayo entró en vigor el nuevo acuerdo de recorte petrolero de la OPEP y los productores independientes, que establece un descenso escalonado del bombeo de 9,7 millones de barriles diarios (mb/d) durante dos meses a partir del 1 de mayo; en 7,7 mb/d, en los seis meses siguientes; y en 5,8 mb/d, del 1 de enero de 2021 al 30 de abril de 2022.

    Etiquetas:
    Alexandr Nóvak, sanciones, proteccionismo, EEUU, UE, Rusia, OPEP, Nord Stream 2
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook