En directo
    Política
    URL corto
    120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Resulta imprescindible mejorar y reformar la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero hay que hacerlo basándose en hechos y en la experiencia adquirida en la lucha contra nuevos riesgos y amenazas, y no con el objetivo de crear un nuevo "mensaje político", declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Nadie es perfecto (...), por lo tanto, sí al mejoramiento, sí a la reforma, pero a una reforma basada en hechos concretos, basada en la experiencia adquirida en la lucha contra nuevos riesgos y amenazas desconocidas, y no a una reforma que pretende lanzar, como se dice, un mensaje político", subrayó el canciller.

    Lavrov destacó que cualquier estructura nacional o internacional puede ser mejorada, y recordó que actualmente EEUU está debatiendo de una manera "muy ruda" la necesidad de reformar los organismos policiales del país.

    A principios de junio, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que EEUU rompía las relaciones con la OMS y que los fondos que Washington antes destinaba a ese organismo internacional serán dirigidos a "otras necesidades de salud pública globales y urgentes que se lo merecen".

    Trump justificó esta decisión por la falta de reformas en la OMS y la acusó de estar controlada por China, a la que Washington imputa haber permitido la propagación global del coronavirus.

    Para el ministro ruso, las acusaciones contra la OMS por su supuesta falta de acción al principio de la pandemia, o por intentos de ocultar hechos no tienen ningún fundamento.

    "Consideramos que la organización actuó en pleno acuerdo con su mandato", advirtió el jefe de la diplomacia rusa, agregando que son los países miembros quienes aprueban ese mandato, y no su secretariado.

    El titular recordó que, al comienzo de la pandemia, "fue creado un puesto especial de coordinador en la OMS al frente de esa labor".

    "Si nos fijamos en la composición nacional del secretariado de la OMS, de los 2.300 empleados hay un tercio, unos 700, que son de países occidentales, principalmente de países de la OTAN, y de ellos otro tercio, más de 150, son ciudadanos estadounidenses", señaló.

    Lavrov aseguró que en ese organismo solo trabajan unos 35 rusos y 40 chinos, por eso, si alguien presenta cargos contra la OMS de haber cometido algún error, eso puede estar relacionado con decisiones equivocadas de ciertos Estados que nadie critica, o con que el secretariado no cumplió las decisiones de algunos países.

    "De ser cierto todo eso, habría que ver quién es el responsable en ese secretariado de qué línea de trabajo", advirtió el canciller ruso.

    El diplomático afirmo que en estos momentos resulta "muy poco constructivo" iniciar una discusión semejante, pues no es un buen momento para buscar a los culpables, en cambio, es hora de "unirse en la lucha contra un mal común".

    Etiquetas:
    Rusia, Serguéi Lavrov, Organización Mundial de la Salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook