En directo
    Política
    URL corto
    224
    Síguenos en

    Este martes 16 de junio se cumplen 65 años del intento de golpe de Estado al gobierno del presidente Juan Domingo Perón (1946-1955) en Argentina, por parte de las fuerzas de Aviación Naval, que bombardearon la Plaza de Mayo (Buenos Aires) en procura de asesinar al líder político y dejaron más de 300 muertos.

    Lo que ocurrió el 16 de junio en la Plaza de Mayo, ubicada en Buenos Aires frente a la Casa Rosada (sede de Gobierno), fue un anticipo de lo que tres meses más tarde terminaría en el derrocamiento del entonces presidente, el General Juan Domingo Perón, a manos de la llamada "Revolución Libertadora".

    El bombardeo aéreo fue dirigido a una concentración de civiles reunida en la Plaza de Mayo en apoyo a Perón, y terminó con un saldo de más de 300 muertos. Impedida de concentrar de manera presencial por causa de la pandemia de COVID-19, la Comisión de Familiares Víctimas del Bombardeo convocan a una conmemoración virtual vía redes sociales, y hay quienes ya están subiendo estremecedores fotografías del hecho. 

    La historia

    "El proyecto de los marinos —en verdad descabellado—consistía en bombardear la Casa de Gobierno para asesinar a Perón", explica el historiador Luis Alberto Romero en su Breve Historia Contemporánea de la Argentina. 

    ​Acompañando a la Marina, participaron también los llamados "comandos civiles", ciudadanos armados que colaboraron, principalmente, en acciones colaterales, según se relata en un informe sobre el bombardeo elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Una de las más relevantes fue la ocupación de la emisora de radio Mitre, a través de cuya frecuencia se leyó una proclama que daba a Perón por muerto. 

    ​"Desde aviones fueron lanzadas más de cien bombas —con un total de entre 9 y 14 toneladas de explosivos—, la mayoría de ellas sobre las plazas de Mayo y Colón y la franja de terreno comprendida entre las avenidas Leandro N. Alem y Madero, desde el Ministerio de Ejército (Edificio Libertador) y la Casa Rosada, en el sureste, hasta la Secretaría de Comunicaciones (Correo Central) y el Ministerio de Marina, en el noroeste", recoge el documento. 

    ​Era el ocaso de la primera era del peronismo. Tiempo después, Perón abrió el diálogo con la oposición, que cobró fuerte presencia mediática y a cuyos integrantes se les dio permiso para utilizar los canales de radiodifusión nacional para plantear propuestas alternativas. 

    Sin éxito conciliador, el 31 de agosto del mismo año Perón convocó por última vez a sus simpatizantes a la Plaza de Mayo, donde "presentó retóricamente su renuncia", en palabras de Romero. A este hecho le siguió el levantamiento militar del 16 de septiembre en Córdoba, en que la Marina Nacional amenazó con bombardear ciudades costeras. 

    ​Cuatro días más tarde, Perón se refugió en la Embajada de Paraguay y el 23 de septiembre el general Eduardo Lonardi se presentó como el presidente provisional de la Nación.

    Etiquetas:
    golpe de Estado, Juan Domingo Perón, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook