En directo
    Política
    URL corto
    910215
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El sentido común exige la presencia de Rusia en el G7, declaró el presidente de EEUU, Donald Trump, durante una entrevista con la radio Fox.

    Al contestar a la pregunta qué hizo el presidente de Rusia, Vladímir Putin, para ganar su confianza y volver a este club de países, Trump dijo que "nos ayudó con la industria petrolera, que también es bueno para él, la levantamos y ahora podemos salvar millones de empleos en Texas, Dakota del Norte y otros lugares, en Oklahoma. Ahora [la producción] es estable".

    Asimismo, subrayó que "no es una cuestión sobre qué hizo [Putin]. Es una cuestión del sentido común".

    "Tenemos el G7, pero no participa allí, mientras la mitad de encuentros está dedicada a Rusia. Sería más fácil resolverlos si estuviera allí", opinó el presidente de EEUU.

    Por su parte, el embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov, declaró que Rusia está de acuerdo con el presidente de EEUU, Donald Trump, cuando el mandatario cataloga de anticuado el formato del Grupo de los Siete.

    "Hemos tomado nota de la declaración del presidente estadounidense de que el formato del G7 luce anticuado, como un grupo anticuado de países que no refleja de la manera correspondiente lo que ocurre en el mundo, por supuesto que estamos de acuerdo con ese enfoque", dijo el diplomático en un programa del canal televisivo Rossiya 1.

    Antónov indicó que Rusia considera que los problemas de la política internacional "no deben resolverse en clubes elitistas", sino en formatos más representativos.

    "No me imagino muy bien cómo se pretende solucionar cualquier cuestión internacional sin la presencia de China", subrayó el embajador.

    A finales de la semana pasada el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció su disposición a posponer la cumbre del G7 para septiembre por la pandemia del COVID-19 e invitar a los líderes de Rusia, Australia, la India y la República de Corea. El 2 de junio Trump informó al presidente ruso, Vladímir Putin, de su iniciativa.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comunicó que "las modalidades y los matices" de la idea de la Casa Blanca se debatirán por los canales diplomáticos.

    El G7 está conformado por Canadá, Francia, Alemania, el Reino Unido, Italia, Japón y EEUU desde 2014, cuando fue suspendida la participación de Rusia en medio de las tensiones por la crisis de Ucrania y los sucesos en Crimea.

    Envío de ventiladores pulmonares

    Además, Antónov calificó de gesto constructivo el del presidente estadounidense y el pueblo de ese país, al enviar a Rusia un avión con 150 aparatos de ventilación asistida.

    "Si tengo bien entendido, mañana [el 4 de junio] llegará a Moscú un avión con 150 ventiladores pulmonares, es un gesto constructivo, de buena voluntad, del presidente estadounidense y del pueblo de EEUU", dijo el diplomático.

    Antónov aseguró que Moscú aprecia mucho la ayuda que le ofrece Washington.

    "Espero que tanto el pueblo del país norteamericano como su Gobierno valoren igualmente de forma positiva la ayuda médica que nosotros les brindamos en su momento", subrayó.

    A mediados de mayo un avión de transporte militar entregó a Rusia los primeros 50 ventiladores pulmonares provenientes de Estados Unidos.

    En total, Washington donará a Moscú equipos y componentes por un valor de 5,6 millones de dólares.

    Rusia también proporcionó al país norteamericano equipos y materiales para combatir la pandemia.

    Estados Unidos adquirió suministros médicos de Rusia, incluidos ventiladores y equipos de protección personal, después de una conversación telefónica que sostuvieron el pasado 30 de marzo Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin. 

    Disturbios en EEUU

    Asimiemo, el embajador desmintió que Rusia participe en los disturbios que estallaron en Estados Unidos tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

    Antónov rechazó las afirmaciones de periódicos estadounidenses de que "Rusia supuestamente se encuentra detrás de la escena y controla la situación", al asegurar que "nada de esto es cierto".

    El diplomático constató que "incluso en esta situación, cuando el país se enfrenta a problemas tan graves, tratan de encontrar una pista rusa, tratan de acusar a Rusia de interferir en los asuntos internos de Estados Unidos".

    Estados Unidos se sumergió en una ola de protestas por la brutalidad policial contra los afroamericanos, tras la muerte de George Floyd, a manos de un policía blanco, el pasado lunes 25 de mayo en Minneapolis. El hecho fue filmado y rápidamente se volvió viral.

    Las imágenes muestran a un oficial de Policía blanco que sujeta a Floyd en el suelo con la rodilla en el cuello durante varios minutos.

    Floyd repetidamente le dice al oficial de Policía que no puede respirar hasta que queda inconsciente; murió en un hospital local poco después.

    Las manifestaciones se extendieron a 140 ciudades, según medios locales. 

    Situación en Hong Kong

    Antónov también declaró que la situación en Hong Kong, incluido el proyecto de ley de seguridad nacional, es un asunto interno de China que no admite interferencia exterior.

    "Partimos de que todo lo que sucede ahora en Hong Kong y las decisiones que Pekín toma respecto a Hong Kong, son asuntos internos de la República Popular China", dijo el embajador.

    Rusia considera "excesiva e inaceptable cualquier interferencia en los asuntos internos de ese Estado", subrayó el diplomático.

    El pasado 28 de mayo la Asamblea Nacional Popular de China avaló una resolución que da luz verde a su Comité Permanente para desarrollar e incluir en la legislación de Hong Kong la ley de seguridad nacional, que penaliza los actos de subversión, terrorismo, secesión, la conspiración con influencia extranjera y otros que amenacen la seguridad del territorio.

    El proyecto de ley en cuestión provocó críticas de las fuerzas antigubernamentales de Hong Kong y de algunos funcionarios occidentales que vieron en ese documento el deseo de Pekín de recrudecer el control sobre esta región autónoma.

    Donald Trump amenazó con aplicar sanciones a Hong Kong y retirar el estatus especial que Washington le había concedido.

    China rechazó cualquier crítica y declaró que lo relativo a Hong Kong es un asunto interno.

    Etiquetas:
    G7, Donald Trump, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook