En directo
    Política
    URL corto
    1010
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — Estados Unidos, como presidente del Grupo de los Siete este año, puede invitar a otros países a la cumbre del grupo, incluida Rusia, pero no le corresponde el derecho a cambiar el formato de G7, declaró el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell.

    "Me gustaría subrayar el hecho de que la prerrogativa del presidente del G7, en este caso de EEUU, es emitir invitaciones para los huéspedes, que reflejan las prioridades del anfitrión, pero cambiar la composición o el formato de manera permanente no es prerrogativa del presidente del G7", dijo en una rueda de prensa al comentar la idea del presidente estadounidense, Donald Trump, de invitar a Rusia a la próxima cumbre del grupo.

    Borrell destacó que la Unión Europea considera que el G7 es un formato "vital" en el que participan los países "guiados por valores, intereses y compromisos comunes".

    "La cooperación entre los socios afines es aún más crucial en estos tiempos difíciles, (...) y la participación rusa en el G7, entonces G8, fue suspendida debido a que Rusia cambió de rumbo", apuntó.

    A finales de la semana pasada Trump anunció su disposición a posponer la cumbre del G7 para septiembre por la pandemia del COVID-19 e invitar a los líderes de Rusia, Australia, la India y la República de Corea. El 1 de junio Trump informó al presidente ruso, Vladímir Putin, de su iniciativa.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comunicó que "las modalidades y los matices" de la idea de la Casa Blanca se debatirán por los canales diplomáticos.

    El G7 está conformado por Canadá, Francia, Alemania, el Reino Unido, Italia, Japón y EEUU desde 2014, cuando fue suspendida la participación de Rusia en medio de las tensiones por la crisis de Ucrania y los sucesos en Crimea.

    Ciberataque en Alemania

    Además, Borrell señaló que no dispone de datos sobre el ciberataque contra el Bundestag, que Alemania imputa a un ciudadano de Rusia, y por eso no puede comentar este asunto.

    "En cuanto al hackeo ruso, no dispongo de ninguna información que pueda ofrecerles a ustedes en la etapa actual", dijo a los periodistas.

    El Ministerio de Exteriores de Alemania citó el 28 de mayo al embajador ruso, Serguéi Nechaev, para notificarle que la Fiscalía General alemana declaró la búsqueda y captura del ciudadano de Rusia Dmitri Badin como presunto participante del ciberataque contra el Bundestag lanzado entre abril y mayo de 2015.

    Berlín afirma que existen "pruebas de peso" de que Badin era agente de la Inteligencia militar de Rusia, pero hasta el momento no las dio a conocer, sin embargo planea intensificar el régimen de "cibersanciones" contra Rusia en relación con este asunto.

    El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo en su momento que Alemania no presentó ninguna prueba de la participación de Rusia en dicho ataque contra el Bundestag. 

    Protestas en EEUU

    Asimismo, Borrell declaró que la UE condena la violencia y toda manifestación de racismo, comentando la muerte del afroamericano George Floyd en Estados Unidos.

    "Aquí en Europa estamos conmocionados, al igual que la gente en EEUU, por la muerte de George Floyd (...) Apoyamos el derecho a las manifestaciones pacíficas. Condenamos la violencia y cualquier tipo de racismo", dijo Borrell.

    El funcionario europeo también llamó "a una desescalada de la tensión".

    Una ola de manifestaciones inundó EEUU tras la muerte de George Floyd, de 46 años, el pasado 25 de mayo en Minneapolis en un episodio de violencia policial, un hecho que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

    Las autoridades movilizaron a la Guardia Nacional y declararon el toque de queda en varias ciudades de EEUU para frenar las protestas que en múltiples ocasiones derivaron en desórdenes, saqueos y vandalismo.

    Etiquetas:
    G7, Rusia, EEUU, Josep Borrell
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook