En directo
    Política
    URL corto
    290
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las modalidades y los matices de la invitación al presidente de Rusia, Vladímir Putin, para que asista a la cumbre del G7 se debatirán por canales diplomáticos, señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "El presidente Trump anunció tal plan. Al mismo tiempo es sabido que las modalidades y los matices de tales iniciativas suelen debatirse por canales diplomáticos", dijo Peskov al responder a la pregunta de los periodistas de cómo Moscú reaccionó a tal propuesta y si Putin planea aceptar la invitación.

    Los diplomáticos rusos seguirán contactando con la parte estadounidense para obtener la información complementaria, agregó.

    El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, al referirse a la idea de Trump de invitar a Putin a la reunión de los Siete Grandes, declaró que Rusia seguirá "al margen" de este grupo.

    "¿En qué calidad invitan a Rusia? Es un formato en que no participamos, etc. De ahí que es necesario aclarar mucho en esa iniciativa. Esperamos que los diplomáticos logren esclarecer este asunto", dijo Peskov agregando que en la etapa actual hay más preguntas que respuestas.

    Asimismo, María Zajárova, la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, afirmó a Sputnik que Rusia apoya la idea del presidente de EEUU, Donald Trump, de celebrar la cumbre del G7 en un formato más amplio, aunque eso no garantiza representación universal.

    La diplomática indicó que Moscú apoya las declaraciones de Trump de que el G7 en su formato actual es "un grupo muy obsoleto de países" que "no refleja de manera correcta los acontecimientos en el mundo".

    "La idea sobre una sesión ampliada del Grupo de los Siete va en una dirección correcta, pero en realidad no garantiza una representación universal", dijo.

    Según Zajárova, "es imposible solucionar los problemas de política y económica global en el marco de grupos exclusivos de países occidentales".

    En este contexto la diplomática mencionó a China cuya participación es importante a la hora de hablar de problemas globales.

    Recordó que actualmente el G20 es un formato que ha demostrado su eficacia, donde están representados "los centros principales del crecimiento económico y la influencia política de todo el mundo, y no solo de una de sus partes".

    Protestas en EEUU

    Además, Peskov comunicó que los presidentes no debatieron los disturbios en EEUU durante la conversación telefónica, ya que no se trata de un tema de las relaciones bilaterales.

    "No es un asunto de las relaciones bilaterales ruso-estadounidenses", dijo Peskov al comentar las protestas en Estados Unidos.

    Peskov también desestimó que exista paralelismo entre la violencia policial en Estados Unidos y presuntos excesos en Rusia.

    "No estoy de acuerdo en que las cuestiones que copan ahora la atención de los ciudadanos de Estados Unidos, sean actuales también en Rusia (...) Aquí no hay ningún paralelismo. Nuestra realidad es otra y gracias a Dios que en nuestro país no ocurre lo que está sucediendo ahora en Estados Unidos", dijo el portavoz del Kremlin.

    Peskov recordó que en Rusia las leyes contra el exceso policial son duras.

    "No puedo coincidir en que este problema sea agudo en nuestro país", remarcó el funcionario al ser preguntado sobre el caso de un presunto ladrón que murió el 1 de junio en la ciudad de Ekaterimburgo al oponer resistencia a la policía.

    El portavoz indicó que no conocía los detalles del suceso.

    "No sabemos qué ocurrió realmente, por eso sería inapropiado hacer comentarios a ese respecto", apostilló.

    EEUU vive una ola de manifestaciones ciudadanas por la muerte del afroamericano Floyd, de 46 años, el 25 de mayo en Minneapolis en un episodio de la brutalidad policial, un hecho que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

    Votación de enmiendas constitucionales

    Asimismo, el Kremlin considera que la situación epidemiológica por el COVID-19, que ahora se está estabilizando en Rusia, no afectará la participación en la votación de las enmiendas a la Constitución, prevista para el 1 de julio.

    "La situación epidemiológica está mejorando poco a poco (…) por lo tanto, no consideramos que los remanentes de la situación epidemiológica de alguna manera afecten negativamente la participación", dijo Pekov.

    Al mismo tiempo, rehusó pronosticar la tasa de participación.

    Los rusos están llamados a las urnas el 1 de julio para votar las enmiendas constitucionales que especifican los nuevos requisitos que debe cumplir el presidente, los miembros del Gobierno y el Parlamento y los cargos relacionados con la soberanía y la seguridad nacional, establecen las garantías sociales del Estado ante los ciudadanos, modifican las funciones del Ejecutivo y el Legislativo, prohíben la secesión de los territorios de la Federación de Rusia y fortalecen el estatus del idioma ruso, entre otros aspectos.

    Además, las enmiendas limitan a dos el máximo de mandatos presidenciales de seis años que la misma persona puede ocupar, pero no se aplica "a la persona que ejerza o haya ejercido el cargo de presidente de Rusia en el momento de la entrada en vigor" de los cambios, es decir a Putin y a su predecesor en el cargo, Dmitri Medvédev (2008-2012).

    Inicialmente, el sufragio estaba programado para el 22 de abril, pero se aplazó debido a la epidemia de coronavirus

    Protestas individuales en Moscú

    El presidente ruso está al tanto de las detenciones durante las manifestaciones individuales que se produjeron frente a la sede de la Dirección del Ministerio del Interior de Moscú, informó Dmitri Peskov.

    "Por supuesto, al presidente se le informa de todo, incluso de esto", respondió Peskov a la pregunta de si Putin está al tanto de la situación.

    A la vez el portavoz del Kremlin se negó a comentar el asunto, alegando que no cuenta con "la información exacta sobre los motivos de las detenciones".

    El 28 de mayo pasado al periodista del periódico Novaya Gazeta y diputado municipal Iliá Azar se le dictó un arresto de 15 días después de que realizara una manifestación individual frente a la sede de la Dirección del Ministerio del Interior de Moscú en apoyo al fundador del grupo 'Ombudsman de la Policía' en la red social rusa VK, Vladímir Vorontsov, en detención preventiva desde el pasado 8 de mayo.

    En contra de Vorontsov fueron abiertos un total de cuatro casos penales: dos por extorsión, y dos por divulgación de materiales pornográficos. Vorontsov niega su culpa e insiste en que las acusaciones son un castigo por su actividad pública.

    Tras el arresto de Azar, el 28 de mayo otras figuras públicas protestaron individualmente en el mismo lugar, entre ellos la redactora jefa adjunta de la emisora Echo of Moscow, Tatiana Felgenhauer, el presentador de esa emisora, Alexandr Pliúschev, el redactor jefe del portal MediaZona, Serguéi Smirnov, la redactora jefa del medio Takie Dela Anastasía Lotariova, la escritora Alisa Ganíeva, la periodista Viсtoria Ivleva, el reportero de la cadena TV Rain, Mijaíl Fishman, y el periodista de RT, Iliá Vasiunin.

    Todos fueron detenidos, pero luego liberados tras firmar actas sobre la infracción del confinamiento domiciliario, medida impuesta en Moscú para contener la propagación del coronavirus, y las normas de celebración de manifestaciones. Ahora deberán comparecer ante tribunales.

    Los días 29 y 30 se celebraron otras manifestaciones individuales, cuyos participantes también fueron detenidos.

    Levantamiento de las restricciones por el coronavirus

    Peskov también declaró que las autoridades regionales de Rusia podrán decidir por su propia cuenta cuándo levantar las restricciones impuestas por el nuevo coronavirus aunque en coordinación con el centro federal.

    "Cada gobernador tomará una decisión independiente al respecto porque conoce mejor la situación en el lugar, por supuesto, en coordinación con el centro federal", dijo Peskov, al agregar que los gobernadores tienen actualmente poderes especiales.

    "Se realiza una transición a las etapas posteriores del relajamiento del régimen a diferente velocidad, algunas regiones lo hacen de una manera más rápida, (...) y otras, más lentamente", precisó.

    En Rusia se han registrado hasta la fecha un total de 423.741 casos de contagio de coronavirus, incluidos 5.037 letales. La aplastante mayoría de contagios y decesos se ha confirmado en Moscú y la región de Moscú. 

    Etiquetas:
    EEUU, Donald Trump, Rusia, Vladímir Putin, G7, Kremlin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook