En directo
    Política
    URL corto
    0 151
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de China amenazó con tomar contramedidas ante cualquier injerencia en los asuntos de Hong Kong.

    El portavoz de Exteriores, Zhao Lijian, reafirmó que las deliberaciones de un proyecto de ley de seguridad para Hong Kong en la Asamblea Popular Nacional son "un asunto exclusivamente interno, y que no admite injerencia foránea", por tratarse de una región administrativa especial en el seno de China.

    "El Gobierno de China tiene la determinación de defender de forma enérgica los intereses de la soberanía nacional, la seguridad y el desarrollo, salvaguardar el principio 'un país, dos sistemas' y contrarrestar cualquier injerencia extranjera en los asuntos de Hong Kong. Si alguien se empeña en vulnerar los intereses de China, estamos decididos a tomar las contramedidas que hagan falta", advirtió.

    Algunos medios estadounidenses han avanzado que el Departamento del Tesoro podría congelar los activos de ciertos funcionarios y empresas chinas, endurecer el control de sus transacciones e imponer restricciones de visado si Pekín aprobara una nueva ley de seguridad vulnerando los derechos y las libertades de los hongkoneses.

    El presidente Donald Trump, sin mencionar la palabra "sanciones" el 26 de mayo, afirmó que su administración hará un anuncio "muy fuerte" al respecto en los próximos días.

    El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien, dijo el 24 de mayo en una entrevista con el canal NBC que ve "difícil que Hong Kong pueda seguir siendo el centro financiero de Asia en el que se ha convertido, si China se adueña".

    El 21 de mayo, un diputado de la Asamblea Popular Nacional de China anunció que la agenda del próximo período de sesiones incluiría un proyecto de ley de seguridad nacional para Hong Kong. Según las previsiones, la nueva ley prohibiría cualquier manifestación de separatismo, instigación contra Gobierno central e interferencia externa en los asuntos de Hong Kong.

    El secretario de Seguridad hongkonés, John Lee, instó a Pekín a abordar con urgencia la escalada de la violencia y terrorismo en Hong Kong.

    Al menos 180 personas fueron arrestadas el 24 de mayo en Hong Kong por la Policía, que usó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a miles de manifestantes que protestaban contra la nueva iniciativa que, según la oposición, se contradice con el principio 'un país, dos sistemas'.

    Antes de la pandemia actual, Hong Kong llevaba meses convulsionado por violentas protestas contra una polémica ley de extradición. Los disturbios no cesaron después de retirado el proyecto, pero se fueron extinguiendo con la llegada del COVID-19.

    Etiquetas:
    injerencia, Hong Kong, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook