En directo
    Política
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, condenó los intentos de EEUU de presionar a Pekín, al subrayar que la legislación de Hong Kong es un asunto interno de China.

    "Los problemas que ahora se están avivando en torno a Hong Kong son problemas relacionados con los asuntos internos de China (…) lo que EEUU dice ahora sobre China no nos sorprende, aunque todo esto no tiene precedentes", dijo Lavrov.

    El asesor de seguridad nacional de EEUU, Robert O'Brien, declaró el 24 de mayo en una entrevista con el canal de televisión NBC que EEUU puede imponer sanciones contra China si Pekín "toma" Hong Kong a través de la ley de seguridad nacional.

    "Estas declaraciones están impregnadas de un sentido de superioridad y permisividad, incluyendo el derecho autootorgado a dar evaluaciones y poner requisitos a todos, sobre todo los requisitos relacionados con la satisfacción de los intereses estadounidenses", declaró el canciller ruso a este respecto.

    La semana pasada, el secretario de Estado, Mike Pompeo, también calificó de "desastrosa" la iniciativa china de adoptar ese proyecto de ley en Hong Kong y llamó a Pekín a revisar sus planes y respetar la autonomía de esa región administrativa especial.

    El 21 de mayo, un representante de la Asamblea Popular Nacional de China anunció que en la próxima sesión se debatirá un proyecto de ley sobre la seguridad nacional en Hong Kong.

    El proyecto de ley prohibiría toda manifestación de separatismo, así como cualquier tipo de instigación a derrocar al Gobierno central y la interferencia externa en los asuntos de Hong Kong.

    El 24 de mayo, miles de manifestantes salieron a las calles en Hong Kong para protestar contra aprobación del dicho documento, que, según la oposición, es contraria al principio de 'un país, dos sistemas'.

    Al menos 180 personas fueron detenidas durante las protestas, según la policía que usó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que, entre otras cosas, bloqueaban el tráfico y destrozaban establecimientos comerciales.

    Etiquetas:
    presión, Hong Kong, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook