En directo
    Política
    URL corto
    190
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de China considera infundadas las declaraciones de Estados Unidos de que Pekín podría intentar robar la vacuna estadounidense contra el COVID-19.

    El asesor de seguridad nacional de EEUU, Robert O'Brien, dijo el 24 de mayo que Estados Unidos será el primer país en desarrollar una vacuna contra el coronavirus, y no descartó la posibilidad de que China intente robarle a EEUU esta vacuna.

    "Las declaraciones de Estados Unidos son infundadas. China ha avanzado mucho en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19", dijo el portavoz del Exteriores chino Zhao Lijian.

    El diplomático remarcó que independientemente de qué país sea el primero en crear la vacuna y comenzar su uso, esto será una contribución significativa a la lucha de la humanidad contra la pandemia del nuevo coronavirus.

    Señaló que los estudios para elaborar una vacuna contra el COVID-19 no es una carrera entre Estados Unidos y China, sino una carrera entre la humanidad y el virus.

    Posibles pruebas nucleares de EEUU

    Además, Zhao Lijian declaró que China está preocupada por los recientes informes sobre la posible realización de ensayos nucleares por EEUU.

    Previamente el periódico Washington Post, citando a sus fuentes, informó que la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, discutió la posibilidad de realizar la primera prueba nuclear desde 1992.

    "Estamos muy preocupados por estos informes", dijo Zhao al añadir que el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares es "un pilar importante del sistema internacional de control de armas nucleares" y, aunque todavía no ha entrado en vigor, gracias a su firma "la prohibición de las pruebas nucleares se ha convertido en una norma internacional".

    El diplomático chino subrayó que este documento juega un rol importante para promover el desarme nuclear, prevenir la proliferación de armas nucleares y proteger la paz y la seguridad en el mundo.

    Recordó que cinco potencias nucleares, incluido EEUU, firmaron el tratado y se comprometieron a suspender los ensayos nucleares.

    En este contexto Pekín llamó a Washington a "asumir los compromisos correspondientes, cumplir con sus obligaciones y defender efectivamente los objetivos y las tareas del tratado, hacer más esfuerzos para mantener el régimen internacional de no proliferación y desarme nuclear".

    También instó a EEUU a rechazar el camino hacia una mayor desestabilización de la estabilidad estratégica.

    El Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares fue aprobado por la Asamblea General de la ONU en 1996, pero no entró en vigor porque no lo firmaron o no lo ratificaron varios países.

    EEUU firmó el documento, aunque sigue sin ratificarlo.

    En 2013, el entonces presidente de EEUU, Barack Obama, anunció sus intenciones de lograr la ratificación del tratado por parte de EEUU hacia 2016, pero de ahí no ha pasado.

    Proyecto de ley de seguridad en Hong Kong

    China expresó su protesta a Estados Unidos por las declaraciones de varios funcionarios norteamericanos sobre el proyecto de ley de seguridad nacional en Hong Kong, afirmó Zhao Lijian.

    El asesor de seguridad nacional de EEUU, Robert O'Brien, declaró el 24 de mayo en una entrevista al canal de televisión NBC que EEUU puede imponer sanciones contra China si Pekín "toma" Hong Kong a través de la legislación de seguridad nacional.

    La semana pasada, el secretario de Estado, Mike Pompeo, también calificó de "desastrosa" la iniciativa china de adoptar ese proyecto de ley en Hong Kong y llamó a Pekín a revisar sus planes y respetar la autonomía de esa región administrativa especial.

    "Hong Kong forma parte de China y los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China; es dentro de nuestra soberanía decidir qué leyes, cómo y cuándo promulgar en Hong Kong, EEUU no tiene ningún derecho a interferir", dijo el portavoz diplomático chino.

    Subrayó que "si Washington continúa insistiendo en socavar los intereses de China, Pekín definitivamente tomará las contramedidas necesarias".

    El 21 de mayo, un representante de la Asamblea Popular Nacional de China anunció que en la próxima sesión se debatirá un proyecto de ley sobre la seguridad nacional en Hong Kong.

    El proyecto de ley prohibiría toda manifestación de separatismo, así como cualquier tipo de instigación a derrocar al Gobierno central y la interferencia externa en los asuntos de Hong Kong.

    El 24 de mayo, miles de manifestantes salieron a las calles en Hong Kong para protestar contra aprobación del dicho documento, que, según la oposición, es contraria al principio de 'un país, dos sistemas'.

    Al menos 180 personas fueron detenidas durante las protestas, según la Policía que usó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que, entre otras cosas, bloqueaban el tráfico y destrozaban establecimientos comerciales.

    Etiquetas:
    robo, coronavirus, vacuna, acusaciones, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook