En directo
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, confirmó, durante una conversación telefónica con su par de Australia, Marise Payne, la disposición de los expertos rusos a contribuir en la investigación del siniestro del vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que tuvo lugar en 2014 en la provincia de Donetsk.

    "Se confirmó que los expertos rusos están dispuestos a celebrar consultas con colegas australianos y holandeses para aclarar respuestas concretas a numerosas preguntas planteadas en el marco de la cooperación con el Equipo de Investigación Conjunto [JIT, por sus siglas en inglés]", dijo Lavrov citado por la Cancillería rusa.

    El canciller añadió que Rusia presentó en las Naciones Unidas un documento detallado que muestra serios problemas en el trabajo del JIT, cuyas actividades no cumplen con los altos requisitos de la Resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Los ministros examinaron también los temas de interés mutuo, así como debatieron sobre la cooperación internacional en la lucha contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

    El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, una zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

    Los 298 ocupantes de la aeronave murieron. El Ejército ucraniano y las milicias de Donbás se acusaron mutuamente de la catástrofe.

    El JIT, formado por expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania, afirma que el Boeing fue derribado por un sistema Buk, trasladado supuestamente a un área bajo control de las milicias de Donbás y perteneciente a la 53 brigada rusa de defensa antiaérea estacionada en Kursk.

    El Ministerio de Defensa ruso desmintió esa información, al asegurar que todos los misiles incluyendo el propulsor, que mostró la comisión holandesa, fueron destruidos en territorio ruso después de 2011. La Cancillería de Rusia tachó de infundadas las acusaciones del JIT sobre la implicación de la parte rusa en la catástrofe del MH17 y dijo lamentar que la investigación se efectúe de un modo tan unilateral y preconcebido.

    En febrero de este año el periodista holandés Max van der Werff, autor del documental sobre la catástrofe aérea, publicó unos documentos oficiales que revelan que la inteligencia militar holandesa no encontró ningún sistema de defensa aérea Buk que pudiera haber derribado el Boeing malasio en Ucrania en 2014.

    Etiquetas:
    siniestro del Boeing MH17, MH17, Rusia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook