07:39 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    Por
    2477
    Síguenos en

    El 20 de mayo marca el primer aniversario de la Presidencia de Volodímir Zelenski, el mandatario ucraniano que se ganó la confianza de la mayoría de la población. Durante su campaña prometió un gran número de cosas a sus votantes. Un año después, Sputnik cuenta cómo han sido sus 365 días al frente de Ucrania y qué promesas mantuvo.

    Cuando Zelenski fue elegido presidente de Ucrania en la segunda vuelta con el 73,2% de los votos, muchos en el país eslavo brindaban con la esperanza de que pronto hubiese cambios sin precedentes en la vida de la población. Esperaban que el bienestar social empezase a mejorar y que en cuestión de un año o incluso de varios meses vivirían en un nuevo país. 

    Las esperanzas de los ucranianos de a pie en gran medida estaban vinculadas a la actividad del actual presidente como actor. La causa del éxito de Zelenski en los comicios tiene que ver con el papel en la serie Servidor del pueblo. En ella interpreta a un ciudadano ordinario que gana en las elecciones presidenciales. El protagonista inexorablemente defiende los intereses del país tanto en las relaciones exteriores como dentro del país.

    Durante su campaña presidencial, Zelenski siguió encarnando los valores que defendía su personaje en la serie e hizo muchas promesas, asegurándose el voto popular. ¿Qué ha pasado con ellas durante el primer año de Presidencia? Los resultados no fueron los esperados. Pero al mismo tiempo Zelenski, siendo nuevo en la política, consiguió ciertos logros, aunque pocos.

    Hasta hoy Zelenski desempeña sus funciones como si estuviera en un plató: mantiene una postura dura en las conversaciones con los funcionarios que no desempeñan sus cargos debidamente. Puede hasta despedir a un político en plena reunión con él. Zelenski logra mantener la imagen de líder efectivo gracias a su equipo. Este publica los vídeos del trabajo del presidente en su propio canal de YouTube. En pocas palabras, el mandatario es un personaje mediático muy popular en el país eslavo.

    Sin embargo, pese a todo este trabajo el índice de aprobación de Zelenski casi se redujo a la mitad en cuestión de un año, según los datos del Instituto Internacional de Sociología de Kiev. En mayo de 2020 solo el 42,6% de los ucranianos votaría por él en las elecciones, mientras que el año pasado esta cifra fue del 73,2%. Así que cabe preguntarse qué ha hecho el mandatario ucraniano en su primer año al frente del país para decepcionar a una parte de la población.

    En busca de un nuevo toque para el problema en Donbás

    El tema que más preocupa a una mayoría considerable de la población de Ucrania es el fin de la guerra en el este del país, en la región comúnmente conocida como Donbás.

    El conflicto armado en esta región ya dura casi seis años, pero todavía está lejos de resolverse. Las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk se niegan a reintegrarse en el Estado ucraniano. Mientras tanto, el Gobierno y la Oficina del presidente buscan una solución que les sea más favorable.

    Por ejemplo, la Oficina de Zelenski ya llamó a reconsiderar los acuerdos de Minsk firmados en febrero de 2015 o incluso los tachó de "una derrota diplomática de Ucrania". Es decir, las autoridades ucranianas simplemente no quieren cumplir con el trato. Al mismo tiempo, la resolución definitiva de la guerra en Donbás fue una de las promesas clave del presidente actual durante su campaña electoral. 

    ¿Qué es lo que Kiev alcanzó al respecto en el último año? Zelenski tomó parte en la reunión del Cuarteto de Normandía —en el que participan Rusia, Ucrania, Alemania y Francia— en el Palacio del Elíseo, en París, el 9 de diciembre de 2019. Las partes llegaron a una serie de acuerdos para la resolución del conflicto en Donbás y se acordó mantener otra reunión de este tipo en varios meses, pero esta todavía no se ha celebrado.

    Durante el primer año de Presidencia Zelenski viajó en varias ocasiones a la línea de contacto en Donbás, donde conversó con los soldados, los integrantes de los batallones nacionalistas y los residentes de la zona. Estos viajes resultaron ser memorables por una acalorada disputa entre el mandatario y los miembros de dichos batallones —que no acatan las órdenes del Ejército ucraniano—, y por las promesas a los lugareños sobre el fin de un conflicto que sigue sin resolverse hasta hoy.

    Uno de los momentos importantes de la Presidencia de Zelenski también fue el intercambio de prisioneros con Rusia, que tuvo lugar el 7 de septiembre de 2019. Moscú y Kiev liberaron 35 encarcelados cada uno. El intercambio fue el resultado de las negociaciones entre el mandatario ucraniano y el presidente ruso, Vladímir Putin. 

    Como resultado de este intercambio el periodista de la agencia Rossiya Segondya —la empresa matriz de Sputnik—, Kiril Vishinski, que había sido ilegalmente privado de libertad en Ucrania, regresó a Rusia.

    El año de logros y fracasos

    En septiembre de 2019 el entonces recién elegido presidente de Ucrania se convirtió en el foco de la atención mundial al estar involucrado sin querer en un escándalo internacional. En ese entonces se acusó al dirigente norteamericano Donald Trump de haber tratado de persuadir a Zelenski de investigar a Hunter Biden, el hijo del candidato presidencial y exvicepresidente Joe Biden, por su presunta involucración en la corrupción en Ucrania.

    La situación sacudió el panorama político de Estados Unidos de tal manera que se abrió un proceso de impeachment contra Trump que al final no prosperó. Zelenski, por su parte, en reiteradas ocasiones negó que hubiera sido presionado por el presidente estadounidense. De todas formas, sacó cierta ventaja de este escándalo: el público occidental en general se enteró de la existencia del nuevo presidente de Ucrania. Se puede considerar que esta fue hasta una victoria mediática para él.

    Otro momento importante de su Presidencia fue la firma de la ley sobre la circulación de los terrenos agrarios en Ucrania que tuvo lugar el 28 de abril. Una parte de la población no estuvo de acuerdo con algunas cláusulas de la ley y salió a protestar. 

    El documento supone que a partir del 1 de julio de 2021 solo los ciudadanos ucranianos podrán adquirir terrenos con una superficie de hasta 100 hectáreas. A partir de 2024 las personas jurídicas cuyos propietarios sean ucranianos podrán adquirir hasta 10.000 hectáreas de terrenos agrarios. La ley prohíbe la venta de tierras que pertenecen al Estado. En la nueva ley hay varias cláusulas controvertidas, por ejemplo, la venta de las tierras a los extranjeros, por eso se someterá a referéndum.

    Durante su campaña presidencial Zelenski habló mucho de la necesidad de celebrar plebiscitos para tomar decisiones importantes. Sin embargo, la ley sobre las tierras agrarias es la primera que se someterá al voto popular.

    Seguramente el triunfo de Zelenski no solo fue marcado por su victoria en las presidenciales, sino también por la victoria de su partido Servidor del Pueblo —que tiene el mismo nombre que la serie— en los comicios parlamentarios que se celebraron en julio de 2019. Zelenski disolvió la Rada Suprema —el parlamento del país— durante su investidura y después de dos meses ya contó con 254 de los 450 escaños en la asamblea legislativa de la nación. 

    Otra promesa que atrajo muchos votos fue la determinación de Zelenski de combatir la corrupción en el país. Prometió encarcelar a todos los que roban dinero del presupuesto nacional y a quienes ofrecen y reciben sobornos, apuntando a que lo haría en la primavera de 2020. Incluso amenazó con juzgar a su predecesor, Petró Poroshenko. No obstante, la primavera llegó y pero hasta ahora han cambiado muy pocas cosas. 

    Por último, pero no menos importante, la economía. Con Zelenski en el poder el crecimiento económico se desaceleró: el PIB creció un 3,2% en 2019, que es un 0,2% menos que en 2018. Entretanto, Ucrania solicitó ayuda financiera al FMI. El Fondo se declaró dispuesto a entregar 8.000 millones de dólares si Ucrania cumplía con ciertos requisitos, entre ellos, la aprobación de la ley sobre las tierras agrarias, un paso muy arriesgado teniendo en cuenta el descontento de la población.

    En general, en los últimos 365 días de Presidencia Zelenski ha decepcionado a una parte de la población del país porque simplemente no ha logrado cumplir todas sus promesas. Para mejorar la situación el mandatario tiene al menos otros cuatro años, pero los resultados del primero a duras penas pueden considerarse satisfactorios.
    Etiquetas:
    Volodímir Zelenski, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook