En directo
    Política
    URL corto
    1531
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — El Gobierno chino analiza represalias contra los altos funcionarios de Estados Unidos que acusan sin pruebas al país asiático de propagar el coronavirus, informa el periódico Global Times.

    El 12 de mayo el senador estadounidense Lindsey Graham anunció la presentación de un proyecto de ley para imponer sanciones a China por la expansión de COVID-19, una enfermedad que el país norteamericano no ha podido frenar.

    "China adoptará contramedidas dolorosas para esos funcionarios", dijeron varias fuentes al diario.

    Según la edición, en la lista negra de Pekín serían incluidos al menos cuatro congresistas, dos instituciones y el fiscal general del estado de Misuri, Eric Schmitt, que presentó una demanda contra China acusándole de la pandemia.

    Desde el Gobierno chino no comentaron la publicación del diario.

    "Respecto a la posibilidad de que China sancione a algunos congresistas e instituciones estadounidenses, por ahora no tenemos más comentarios", dijo a la prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores del país asiático, Zhao Lijian.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, critica a China y busca castigar al país asiático por la pandemia. Su posición es rechazada por los demócratas que tienen mayoría en la Cámara baja del Congreso.

    China, por su parte, ha cuestionado las acusaciones estadounidenses.

    Las acusaciones del FBI

    El Gobierno chino, a su vez, expresó su repudio a las acusaciones del FBI estadounidense de un supuesto intento de piratear información sobre estudios relacionados con la infección COVID-19.

    El 13 de mayo el FBI afirmó que estaba analizando un supuesto espionaje de China a organizaciones estadounidenses que realizan investigaciones relacionadas con el nuevo coronavirus.

    "China expresa su firme protesta por esos actos de Estados Unidos que denigran al país. Estados Unidos es el que ha realizado operaciones de gran escala para robar información", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores del país asiático, Zhao Lijian.

    El funcionario subrayó que China logró resultados importantes en el tratamiento de COVID-19 y lidera las investigaciones para obtener una vacuna contra la enfermedad.

    "China tiene más motivos para preocuparse frente a un posible robo de información", remarcó el portavoz.

    Estados Unidos es actualmente la principal fuente de contagio en el mundo con más de 1,3 millones de infectados y más de 82.200 muertos por COVID-19, según cifras oficiales del Centro de Prevención y Control de Enfermedades.

    El conteo de la universidad privada Johns Hopkins eleva a más de 84.100 la cifra de fallecidos.

    El principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci, admitió el 12 de mayo ante el Senado que el número real de muertes posiblemente sea más alto que las estadísticas oficiales.

    Etiquetas:
    sanciones, coronavirus, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook