En directo
    Política
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Estados Unidos en medio de la pandemia del coronavirus pretende presionar a algunos países que ejercen una política independiente, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

    "Tenemos que admitir que incluso en medio de la pandemia nuestros colegas estadounidenses y sus aliados no dejan de intentar atizar la confrontación, de aprovecharse de la situación actual para imponer su punto de vista, su visión del orden futuro, que ellos denominan como un 'orden basado en reglas'", dijo Lavrov.

    El canciller enfatizó que es precisamente EEUU el que inventa las reglas mencionadas.

    "Al mismo tiempo, aumenta la presión sobre los países que persiguen una política exterior independiente", apuntó.

    En este contexto Lavrov rechazó las acusaciones "gratuitas" de EEUU contra China y Rusia en medio de la crisis del COVID-19.

    "Hay acusaciones infundadas contra la República Popular de China y la Federación de Rusia", indicó el jefe de la diplomacia rusa al intervenir en la apertura de la videoconferencia de los ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de Cooperación de Shanghái.

    EEUU, según Lavrov, ignora los llamados a suspender las sanciones unilaterales que impiden el suministro de fármacos, equipos médicos y alimentos para luchar contra la pandemia.

    Asimismo el ministro de Exteriores ruso apuntó que las acusaciones de EEUU contra la Organización Mundial de la Salud no tienen fundamento.

    Cooperción de China y la OMS

    Además, el ministro ruso declaró que China está dispuesta a cooperar con la Organización Mundial de la Salud en la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2.

    "Por lo que sé, los funcionarios chinos expresaron su disposición a trabajar con la Organización Mundial de la Salud", dijo Lavrov.

    El canciller ruso señaló que es necesario establecer las causas del coronavirus y elaborar medidas que ayuden a controlar la enfermedad.

    Moscú, según Lavrov, condena la posible politización de ese enfoque científico y humanista que busca proteger a la humanidad en el futuro.

    Lavrov recordó que el 1 de abril se celebró una reunión de expertos médicos de los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) —China, la India, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán— que acordaron elaborar un documento que resuma la experiencia de la lucha contra la pandemia de los países de la unión.

    "No tengo dudas de que, en el marco de este trabajo, nuestros colegas chinos cooperarán de manera activa y proporcionarán la información que han acumulado como resultado de la superación del brote de coronavirus en su territorio", señaló Lavrov.

    En las últimas semanas Washington ha reforzado sus críticas contra Pekín, insistiendo en que China supuestamente no proporcionó la información completa a la comunidad internacional sobre el brote a tiempo, e insinuando que podría ser responsable de la creación del nuevo coronavirus.

    A la vez EEUU acusó a la OMS de mala gestión y encubrimiento de la crisis del COVID-19, por lo que decidió a mediados de abril suspender la financiación a la organización internacional.

    Tanto China como la OMS rechazaron todas las acusaciones.

    La cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái

    Lavrov declaró que se espera que la cumbre de los países miembros de la OCS se celebre entre el 22 y el 23 de julio en San Petersburgo, como estaba previsto.

    "Por causas objetivas surgió la necesidad de posponer muchas actividades, pero no descartamos la posibilidad de organizarlas. De momento quedan en vigor los acuerdos de celebrar el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores, en Moscú del 9 al 10 de junio, y la reunión de los jefes de Estado en San Petersburgo del 22 al 23 de julio", dijo el canciller durante la reunión.

    Al mismo tiempo agregó que se seguirá el desarrollo de la situación con la pandemia del COVID-19 y se tomarán las respectivas decisiones tras consultarlo entre todos los miembros de la OCS.

    Situación en Afganistán

    Asimismo, Serguéi Lavrov constató que la situación en Afganistán empeora.

    "El estado de cosas en Afganistán sigue siendo un serio reto para la estabilidad regional, pese a los esfuerzos que se desarrollan no hay cambios para mejor, más correcto sería constatar que la situación empeora", dijo.

    A juicio de Lavrov, la normalización política en Afganistán no puede lograrse sin la participación de los Estados de la región en la labor que se desarrolla en el marco de varios mecanismos inclusivos.

    "Es necesario estimular la cooperación [de los Estados regionales] con el Grupo OCS - Afganistán, en particular, creemos importante convocar una reunión de este Grupo en cuanto se presente tal posibilidad", señaló.

    El martes 12 de mayo, una bomba explotó en el funeral del jefe de Policía del distrito Khewa, en la provincia de Nanganhar, dejando sin vida a 32 personas e hiriendo a otras 103. Ese mismo día en Kabul varios hombres armados irrumpieron en un hospital del distrito Dasht-e-Barchi, provocando la muerte de 24 personas, otras 68 resultaron heridas.

    Según la agencia AFP, el ataque contra el funeral del jefe policial fue reivindicado por el grupo terrorista ISIS (autoproclamado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países).

    Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y ISIS pese a la fuerte presencia militar de EEUU y sus aliados.

    A finales de febrero pasado, EEUU y el movimiento Talibán firmaron en Catar un acuerdo de paz, el primero en más de 18 años, que estipula retirar en 14 meses las tropas extranjeras de Afganistán y entablar un diálogo entre los talibanes y el Gobierno de Kabul tras efectuar un canje de prisioneros.

    Etiquetas:
    acusaciones, EEUU, China, Rusia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook